Síguenos en nuestras redes sociales

Vida

15/01/2018 4:33 pm ET

¿Se pueden controlar y aprovechar las distracciones en el trabajo?

Las distracciones se han convertido en un tema relevante en nuestro mundo digital, muchos mencionan que vivimos abrumados en lo que hasta se asemeja a una epidemia en el trabajo: exceso de información a procesar por nuestros cerebros y extraordinarias tecnologías que también sirven para distraer. Estas distracciones ocupan una parte de la cantidad limitada de atención de la cual disponemos y nos hacen mucho menos efectivos cuándo necesitamos pensar en una forma más profunda. Es importante distinguir este fenómeno de la Distracción Natural con la cual muchos viven y que más bien puede ser algo positivo.

Naturalmente distraído

Una mente que parece vagar puede ser un símbolo de una inteligencia mayor y en las pruebas donde se miden intelecto, función ejecutiva y creatividad los soñadores obtienen notas más altas. Los escaneos IRM de los cerebros de los soñadores muestran que son más eficientes que las personas que tienen la tendencia a mantenerse focalizados. De hecho, hay personas brillantes, que viven en su propio mundo frecuentemente ignorando su entorno y además les resulta difícil evitar esa “desconcentración”. También es cierto que los soñadores obtienen peores resultados en pruebas académicas o de comprensión de escritura y asimismo pueden demostrar menor aptitud para el análisis de eventos externos.

Fácilmente distraído

La atención es un recurso limitado y en cada ocasión que se focaliza la atención se utiliza una cantidad mesurable de glucosa y otros recursos metabólicos. Los estudios muestran que a medida que se van haciendo tareas, cada tarea tiende a realizarse con menos eficiencia y particularmente aquellas de alta-energía como el auto-control o la toma de decisiones. De manera que las distracciones tienen sus efectos, no solamente son frustrantes sino también son extenuantes y agotadoras. Al regresar de la distracción al punto de origen de la interrupción, la habilidad para mantenerse focalizado es todavía menor, por cuanto hay menos glucosa disponible. Menos energía significa menor capacidad para entender, decidir, recordar, memorizar o inhibirse. El resultado puede terminar en errores cometidos en tareas importantes, olvidar buenas ideas o perder una perspectiva.

Algunas Estadísticas

Múltiples estudios realizados en ambientes de oficina han dado los siguientes resultados: (a) Las distracciones en el trabajo promedian 2,1 horas diarias, (b) Los empleados se distraen después de 11 minutos de comenzar un proyecto, (c) Regresar a la tarea original después de una interrupción puede tomar 25 minutos y (d) Las personas cambian de actividades cada 3 minutos, haciendo bien sea una llamada, hablando con alguien en su cubículo o trabajando en un documento.

Como desechar distracciones e incrementar productividad

El poder inhibir las distracciones es una habilidad clave para mantener el foco. Para bloquear las distracciones es necesario estar consciente del proceso mental interno y captar los impulsos equivocados antes que estos predominen, aa oportunidad (“timing”) es determinante para lograr esto. Una vez que se inicia una acción comienza un circuito energético que dificulta la detención de dicha acción. Algunas recomendaciones para frenar las distracciones incluyen: dejar espacios libres en el calendario de trabajo, apartar espacio de tiempo para el correo electrónico, silenciar el lugar de trabajo, establecer objetivos limitados y manejables, enfrentar una tarea a la vez, tomar pausas predeterminadas.

Aprovechando las distracciones

· No menospreciar las distracciones – La distracciones son oportunidades valiosas para poner a trabajar diferentes partes del cerebro. Esto prepara a la persona a regresar a la tarea original refrescado y con otra actitud.

· Tomar una pausa de distracción – Los aspectos que aparecen mientras se está distraído pueden proveer nuevos componentes con los cuales trabajar y una distracción puede ser programada. .

· Distraerse de la distracción – Las distracciones no deben ocurrir en lugar de lo que se debería estar haciendo, algunos crean una alarma o una recompensa cuándo se logra regresar a la tarea.

Advertisement

Vida

Si tienes estos síntomas entonces sufres de adicción al “cuchiplancheo”

Parte de las acciones que se manejan para erradicar el padecimiento es tener más relaciones íntimas

sexo oral

Aunque se crea que es un juego la adicción al cuchiplancheo, es decir al sexo, existe y es más común de lo que se cree. Entre el 9% y el 12% de los hombres del mundo tienen este padecimiento y las mujeres no se quedan atrás pues se reporta que el 6% de la población no pueden vivir sin relaciones íntimas.

Lee también: Nuevas cosas que debes hacer con la lengua cuando estás en aquello

Parte de las acciones que manejan para erradicar la adicción al cuchiplancheo es tener más relaciones íntimas.

Es necesario indicar que esta patología no es medida por una sustancia si no por una explosión de neurotransmisores (noradrenalina, oxitocina, dopamina, betaendorfinas). Es una adicción netamente comportamental.

Aquí los síntomas que indican que eres un adicto al cuchiplancheo:

1 – Estado de ánimo triste

2- irritabilidad

3.- Insomnio

4.-Apetito sexual desmedido

5.- Inquietud

6.-Ansiedad

7.-Sentimiento de culpa

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Vida

Nuevas cosas que debes hacer con la lengua cuando estás en aquello

Se debe tener la mente abierta

La lengua es uno de los órganos del cuerpo que más se le puede sacar provecho al momento de querer satisfacer a una persona, si estás buscando salir de la rutina cuando estás en aquello

Es importante mantener la mente abierta y reconocer que este musculo no solo sirve para hablar o saborear la comida, ya que el uso de la lengua en aquello puede ser muy placentero para ambas partes.

Lee también: Justin Bieber retó a Tom Cruise a darse unas manos

Añade estos nueve trucos a tu repertorio y siempre tendrás un as guardado bajo la manga.

  1. La oreja: Esta parte del cuerpo es muy sensible. Prueba lamiendo el lóbulo de tu pareja durante el juego previo.
  2. Los dedos: Lamer el dedo no solo es estimulante físicamente, ver cómo lo hacen también ayuda bastante a sentir placer.
  3. El cuello: El cuello es un lugar que no necesita mayor explicación, pero que muchas veces se olvida. No seas tan intenso, trata de no dejar morados.
  4. Los muslos: No lamas el clítoris o el pene de frente. Prueba lamiendo el interior de los muslos previamente, es más placentero, reseñó Wapa.
  5. La espalda: Aprovecha mientras tu pareja está volteada para lamer su espalda. Es una zona sensible.
  6. El piercing: El metal genera un mayor estímulo. Quizás parezca tonto, pero lo que aumenta el placer es la textura y el roce que un piercing genera al estar en contacto con las zonas erógenas.
  7. Los pezones: Lamer los pezones es tan necesario como el coito mismo. Esto no es exclusivo para mujeres, a muchos hombres también los estimula. Si tu pareja aún no lo ha probado, inténtenlo.
  8. Sexo oral: Muchas veces se deja la lengua quieta y el resto se le deja al movimiento de la cabeza. Muévela mientras está adentro. Recuerda usar preservativo durante el sexo oral.
  9. La lengua: Saca la lengua. Mostrar la lengua en los momentos precisos como en el sexo oral puede encender el momento de intimidad.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Vida

Curiosidades científicas, mentiras y mitos sobre el orgasmo

Desde el siglo pasado, las teorías sobre el orgasmo han cambiado drásticamente

Desde el siglo pasado, las teorías sobre el orgasmo y su naturaleza han cambiado drásticamente. Por ejemplo, los expertos en cuidado de la salud recientemente llegaron a la idea de que el orgasmo femenino existía, pues muchos doctores incluso en la década de 1970 alegaron que era normal que las mujeres no los experimentaran.

¿Qué es un orgasmo?

Los orgasmos se pueden definir de diferentes maneras con diferentes criterios. Los profesionales médicos han utilizado los cambios fisiológicos en el cuerpo como base para una definición, mientras que los psicólogos y los profesionales de la salud mental han utilizado los cambios emocionales y cognitivos. Ciertamente no existe una única explicación global del orgasmo,

Los informes de Alfred Kinsey sobre el comportamiento sexual en el hombre humano (1948) y el comportamiento sexual en la mujer humana (1953) buscaron construir “un cuerpo de hecho objetivamente determinado”, a través del uso de entrevistas en profundidad, desafiando las opiniones actuales sobre el sexo.

El espíritu de este trabajo dio un paso adelante gracias a William H. Masters y Virginia Johnson, en su trabajo, Human Sexual Response (1986), un estudio observacional en tiempo real de los efectos fisiológicos de diversos actos sexuales.

Esta investigación condujo al establecimiento de la sexología como una disciplina científica y sigue siendo una parte importante de las teorías actuales sobre los orgasmos.

Beneficios del orgasmo

Un estudio de cohorte publicado en 1997 sugirió que el riesgo de mortalidad era considerablemente más bajo en hombres con una alta frecuencia de orgasmo que en hombres con una baja frecuencia del mismo.

Esto es contrario a la visión en muchas culturas en todo el mundo en las que el placer del orgasmo se produce “a costa del vigor y el bienestar”.

Existe cierta evidencia de que la eyaculación frecuente puede reducir el riesgo de cáncer de próstata.

Lee también: Ubicaciones de videojuegos que existen en la realidad

Un equipo de investigadores descubrió que el riesgo de cáncer de próstata era un 20% ciento menor en los hombres que eyaculaban al menos 21 veces al mes en comparación con los hombres que eyaculaban entre 4 y 7 veces al mes.

Los orgasmos pueden inducir comportamientos inusuales e involuntarios

Los orgasmos no siempre están llenos de gemidos agradables o desagradables. Hay muchos fenómenos extraños que se han documentado durante el orgasmo.

Específicamente, en una revisión publicada en la revista Sexual Medicine Reviews, los investigadores encontraron documentación de individuos que lloraban, estornudaban, sufrían convulsiones, se reían y sufrían ataques de pánico y dolores de cabeza mientras experimentaban un orgasmo. Las razones de estas experiencias inusuales no se conocen actualmente y continúan siendo investigadas.

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement