Síguenos en nuestras redes sociales

Vida

17/05/2019 8:00 am ET

Cuatro juguetes de nuestra infancia con un lado perturbador

A continuación los dejamos con las teorías más perturbadores sobre algunos juguetes.

En nuestra infancia creíamos que nuestros juguetes preferidos eran lo mejor del mundo y que no había nada de malo con ellos. De hecho, pasamos horas y horas de juego sin saber que detrás había una presunta historia que, de haber sido conocida por nuestros padres, seguramente nos hubiesen prohibido usarlos.

Barbie y Ken son hermanos

Por años y años creíamos que Barbie y Ken eran la pareja perfecta, pero lo que no sabíamos es que los nombres de los muñecos son los nombres de los hijos de la creadora de la Barbie, Ruth Handler, quien le puso el nombre a Ken por uno de sus hijos.

Furby era un espía

Durante los 90, Furby era prácticamente un miembro más de la familia, debido a que era la solución perfecta para los padres que no querían que sus hijos tuvieran una mascota.

El problema fue cuando agencias de inteligencia comenzaron a tener sospechas de que Furby era utilizado para labores de espionaje, debido a la capacidad de su sistema como para poder comunicarse con sus dueños.

Los hornos especiales no eran del todo indefensos

Sin importar la marca, muchas niñas en su infancia deseaban tener un honor especial para poder hacer sus galletas y pequeños pasteles.

El detalle sucedió cuando en el 2006, un modelo creado por Hasbro fue el responsable de quemaduras en varias niñas en el estado de la Florida, por lo que tuvieron que ser retirados del mercado.

¿Gak/Slime o droga?

La famosa pasta maleable y que hace sonidos cuando la aprietas es una de las cosas con la que los niños disfrutan al extremo, pero lo que muchos padres quizás no saben es que Gak es un término para referirse a la heroína, en el bajo mundo de los estupefacientes.

Advertisement
Advertisement
Advertisement