Connect with us

Venezuela

23/07/2018 12:49 pm ET

Venta de dólares en redes sociales, modalidad para estafar a los venezolanos

Los delincuentes aportan cuentas jurídicas para la transacción.

Ante la dolarización de los precios (no oficial) y la necesidad de otras monedas para emigrar, el mercado paralelo de venta y compra en divisas extranjeras se ha extendido en Venezuela y con esto, nuevas mafias que se dedican a la estafa, por medio de las redes sociales.

Según reseña el portal web El Cooperante, las mafias utilizan un nuevo modus operandi para poder cometer fechorías. Lo primero es que hackean cuentas de Instagram que tengan una gran cantidad de seguidores, ya que habrá más probabilidades de que alguien caía en el fraude.

Lee también: Estudio reveló las consecuencias de la migración forzada de los venezolanos

Según una usuaria de Instagram, quien fue hackeada, se percató (cuando un amigo le preguntó por la venta de dólares, que ella desconocía), que alguien se había apoderado de su cuenta y que además, había publicado una historia donde supuestamente vendía 1.000 dólares.

Cuando intentó ingresar no pudo, ya que le habían cambiado la clave; sin embargo, pudo ingresar por vinculación de cuentas a través de Facebook. Ya en su cuenta, advirtió que el estafador se contactó por mensajes privados en la red social y luego intercambió números telefónicos con sus potenciales víctimas. Inmediatamente hizo una historia donde desmentía todo y afortunadamente, nadie fue estafado.

Lee también: El mercado de la compra de billetes en Venezuela

La usuaria hackeada señaló que el número que proporcionaba el estafador era de Estados Unidos, pero la cuenta bancaria era de una entidad venezolana. Con un poco de investigación el delincuente responde al nombre de José Gregorio Acosta González, un connacional radicado en el sector Guerito, municipio Santiago Mariño del estado Aragua.

Otro caso

La periodista y escritora venezolana Xiomary Urbáez, también fue víctima de hackeo de su Instagram. Cuando Urbáez quiso ingresar a la cuenta, el sistema la remitía a una “nueva cuenta” y al igual que la anterior víctima, la periodista empezó a recibir mensajes a través de su WhatsApp, donde le preguntaban por el precio de los 1.900 dólares que estaba vendiendo por la red social antes referida.

Lee también:Diario Primicia del estado Bolívar circulará con 16 páginas

Los estafadores abrieron una nueva cuenta de Instagram con un usuario similar al que Urbáez utilizaba, y lo sustituyeron por la anterior, desvinculándola así de otras redes sociales. Por lo que su viejo usuario fue bloqueado en al red social, motivo por el cual sistema la redirigía a la nueva cuenta.

“El engaño era perfecto, porque se podían seguir viendo las publicaciones hechas por mí. Para la publicación de los dólares, utilizaron las historias”, relató a El Cooperante la escritora.

Hasta el usuario afiliado al número telefónico de WhatsApp que los delincuentes dieron a sus potenciales víctimas, tenía la foto de Xiomary. Gracias a la cooperación de amigos y seguidores pudo dar con el nombre de quien se hacia pasar por ella: Luis Salín Salazar Machado, con residencia en Nueva Esparta.

Lee también: Se registró más 6.000 homicidios en Venezuela durante el primer semestre del año

Tras seguir con la investigación también dieron con otros integrantes de la banda, entre ellos: Reinaldo Joey Narvaez Moreno, Luis Enrique Oliveros Jiménez y José Luis Laguna Castellanos, todos oriundos del Zulia, residenciados en Cabimas; y un cuarto hombre de nombre Jesús Alberto Díaz Blanco, residenciado en La Pastora, municipio Libertador de Caracas.

Según los datos recogidos en ambos casos se determina que: Los delincuentes aportaron cuentas jurídicas para la transacción. La mayoría tienen números de cédulas ubicados en los 20 millones, es decir, que son personas jóvenes entre los 20 años y 30 años.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement