Connect with us

Venezuela

17/07/2018 1:15 pm ET

Pocos venezolanos logran comer dos veces al día

Según un informe develado por el equipo de Vente Venezuela en Anzoátegui.

Si una persona en edad madura come tres veces al día, más un postre o merienda, sumaría 120 ocasiones que ingiere alimentos al mes. Este promedio, de acuerdo con un informe develado por el equipo de Vente Venezuela en Anzoátegui, ha caído a menos de 45 veces cada 30 días, así lo informó el coordinador político de la tolda en la entidad, Williams Caballero.

“La imposibilidad ciudadana para conseguir víveres es alarmante. Por un lado está la inflación y los bajos salarios, y por el otro la escasez de rubros que aparecen en pocos anaqueles y cuando lo hacen sus precios son inaccesibles para la inmensa mayoría de los venezolanos”, aseguró.

Según el trabajo de campo realizado por Vente Venezuela, de cuatro comidas al día que una persona puede hacer, los venezolanos a duras penas hacen 1,5.

Lee también: 30% de los comercios en el estado Zulia utilizan energía eléctrica

Agregó que de esas 1,5 comidas al día que consume una familia venezolana se carecen de nutrientes, proteínas y carbohidratos necesarios para una adecuada alimentación.

Williams Caballero indicó que está realidad permea con mayor intensidad las estructuras del Estado, donde cada vez más trabajadores públicos salen a manifestar por reivindicaciones o, peor aún, deciden abandonar sus puestos de trabajos.

“Hace unos días cerca de 500 funcionarios de Corpoelec salieron a manifestar en Anzoátegui. ¿La razón? Sueldos insuficientes que no les permiten sobrevivir a la inflación y crisis económica que atraviesa la nación”.

Lee también: Deserción escolar alcanza el 58% en todo el país

Caballero precisó que el número de trabajadores que han renunciado a sus puestos en Pdvsa es cada vez mayor, debido que ni siquiera en la principal industria del país los trabajadores pueden obtener por sus servicios salarios dignos y estables.

Indicó que la inflación “dejará las instituciones públicas vacías”, ya que nadie seguirá trabajando en malas condiciones y devengando salarios de hambre.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement