Connect with us

Venezuela

14/05/2020 2:27 pm ET

Torre Solano sigue invadida por Nitu Pérez Osuna y su familia

Sobre los cuatro y medio millones de dólares estaría avaluado el edificio

Angela Petrizzo, hija del constructor de la Torre Solano, salió al paso a las declaraciones de la periodista Nitu Pérez Osuna, en las que nuevo aseguró que no se “robó” ningún edificio, y condenó la estafa continuada de quienes sin pagar, hacen uso comercial de sus instalaciones.

Enfatizó que Jesús Petit Da Costa y su hijo Vladimir Petit Medina, esposo de la periodista Nitu Pérez Osuna, insisten en arrebatarles la obra de su vida. Sobre los cuatro y medio millones de dólares estaría avaluado el edificio que construyó Michelle Petrizzo, y del que la familia Petit busca apoderarse.

La historia

El caso lleva años en litigio. Escaló de manera particular en junio de 2019, cuando la familia publicó un oficio donde pide la intervención de las autoridades nacionales ante lo que consideran un “hurto” descarado.
En el escrito, Celia Miguez viuda de Petrizzo, Angela Petrizzo y Juan Carlos Petrizzo, hablan en su condición de propietarios legítimos de la Torre Solano, ubicada en la avenida Francisco Solano López de Sabana Grande, en Caracas.

Decisión legal en la que se suspende la subasta

Denuncian a Jesús Petit da Costa, Vladimir Petit Medina, esposo de la periodista Nitu Pérez Osuna, y a Vladimir Lancianese, como “autores materiales e intelectuales del despojo que pretenden del inmueble”.

Recuerdan que el edificio fue construido sobre unos terrenos adquiridos en el año 1986 a través de una compañía denominada Promociones 86 C.A. cuyo accionista mayoritario era Michelle Petrizzo.

La torre de 10 pisos se construyó con un préstamo del entonces Banco Construcción C.A. y se concluyó en 1991. Por diferencias con la Dirección de Ingeniería Municipal del Municipio Libertador, relacionadas con el porcentaje de ubicación y construcción permitido por la Ordenanza de Zonificación Urbana, le fue otorgada solamente una ‘habitabilidad parcial’, quedando el resto a ser determinado.

No obstante, recuerdan, con base en jurisprudencia nacional y extranjera, que el hecho que sobre un inmueble no se haya emitido la cédula de habitabilidad correspondiente no significa que el inmueble no sea habitable”, simplemente, no puede ser registrado, enajenado o vendido.

Este es el documento de alquiler que, según denuncian los constructores de Torre Solano, nunca pagaron Jesús Petit Da Costa y Vladimir Petit Medina, esposo de Nitu Pérez Osuna

Arrendado por Pdvsa

En 1992, el edificio completo fue arrendado a Petróleos de Venezuela C.A. (Pdvsa) para que funcionara allí su Centro Internacional de Educación y Desarrollo. El contrato de arrendamiento se renovaba todos los años.

En 1999, se rescindieron los contratos de los inmuebles alquilados. Una vez desalojado, se puso el edificio en alquiler.

Se presentó Jesús Petit Da Costa para alquilarlo e instalar una universidad a través de una compañía denominada LIDERAZGO TERCER MILENIO C.A..

Torre Solano

“Al tercer mes de haber sido suscrito el contrato de arrendamiento con Petit Da Costa, representante de la sociedad mercantil LIDERAZGO TERCER MILENIO C.A., este dejó de pagar”. Se le solicitó el desalojo, pero Petit Da Acosta se negó. Comenzaron las triquiñuelas y marramuncias legales y jurídicas urdidas por el abogado Jesús Petit Da Costa, su hijo Vladimir Petit Medina y el otro accionista de la compañía arrendataria de nombre Vladimir Lancianese con el objetivo de quedarse dentro del inmueble sin pagar”, precisó la hija del constructor que murió el 17 de febrero de 2013.

“A nuestro padre lo humillaron haciéndole desplantes, impidiéndole el acceso a las oficinas que tenía para él en el inmueble, amenazándolo y diciéndole que tenían a su servicio a funcionarios del Cicpc. El proceso judicial ha llevado años con centenares de incidencias todas urdidas por Petit Da Costa con el fin mediato de usufructuar el inmueble sin ninguna contraprestación por su uso comercial”; dijo Angela Petrizzo.

Vladimir Petit Medina y su esposa

“Han pasado 20 años sin que esos señores nos hayan pagado alquiler, ni a nuestro padre, ni a nosotros después de su fallecimiento. Un verdadero fraude”, denunció la hija del dueño de la torre.

“Los representantes de Liderazgo Tercer Milenio invadieron una parte del edificio que no estaba alquilado a ellos una vez que los inquilinos anteriores decidieron no renovar el contrato. Rompieron las cerradura y tomaron por asalto nuestra propiedad”, detalló.

“Continuaron los procesos judiciales cuyos resultados todos fueron favorables a Petit Da Costa y a su grupo, incluyendo a la periodista Nitu Perez Osuna. Nuestro padre falleció viendo desde la ventana del edificio donde vivía, adyacente a la Torre Solano, cómo unos desalmados de cuello blanco le arrebataban su obra”, agregó Petrizzo.

A mediados del año pasado, un recurso de amparo detuvo una orden judicial de remate de la Torre Solano, que le daría la oportunidad a los Petit para comprarla.

En esa ocasión, el abogado José Francisco Contreras, representante legal de la familia Petrizzo, consideró que: “se está comenzando a hacer justicia con la memoria de un inmigrante italiano que llegó al país muy joven y pobre, y lo que hizo a lo largo de toda su vida fue trabajar por Venezuela”.

“Con esta sentencia comienza la liberación de una familia que fue secuestrada en su patrimonio hace 20 años, y uno de cuyos miembros, Michelle Petrizzo, murió en cautiverio en 2013”, agregó el experto en leyes.

Advertisement
Advertisement