Connect with us

Venezuela

30/11/2018 9:29 pm ET

¿Qué pueden comprar los venezolanos con el nuevo salario?

Venezuela, el país con el sueldo más bajo de la región

Nicolás Maduro volvió a anunciar un ajuste salarial del 150 %  que ubica el nuevo salario mínimo en 9 dólares, el más bajo de la región en medio de la inflación más alta del mundo.

El nuevo salario mínimo de 4.500 bolívares representa  9,4 dólares, de acuerdo con estimaciones de la cuenta @MonitorDolarVe, usada con frecuencia para operaciones en moneda extranjera.

Lee también: Oposición pide a banco británico que no le entregue el oro a Maduro

En términos prácticos, el nuevo ingreso mínimo cubre apenas dos días y medio de alimentación de una familia venezolana, considerando que solo en octubre se necesitaban 1.744,07 bolívares por día. Además el nuevo ingreso mínimo mensual solo alcanza, por ejemplo, para la compra de un pan de jamón  o un pollo.

Venezuela, el país con el salario más bajo de la región y una crisis humanitaria sin precedentes, rompió el récord de la inflación más alta de América.

Diferentes estudios del Fondo Monetario Internacional (FMI) demuestran que la hiperinflación venezolana alcanzará en 2018 el 1.370.000% anual, y se disparará al 10.000.000 % en 2019. La situación es tan grave que Venezuela fue excluida del promedio regional y de la lista de los mercados emergentes para no deformar las cifras.

Según los últimos pronósticos de esta organización, el PIB de Venezuela registrará este año una contracción del 18 %, ampliando a cinco años su caída; mientras que el próximo año la recesión podría ser del 5 % como consecuencia del desplome de la producción de petróleo y la inestabilidad política y social.

Por otro lado, calcula que la riqueza por habitante de Venezuela ha caído “más de un 35 %” entre 2013 y 2017, y pronostica la pérdida de alrededor del 60 % del PIB per cápita entre 2013 y 2023, cifra que situaría el empobrecimiento previsto para Venezuela en niveles semejantes al registrado por países en guerra como los casos de Irán entre 1976 y 1981, Irak entre 1999 y 2003, Azerbaiyán entre 1990 y 1995 o Libia entre 2010 y 2011.

La economía en Venezuela se asemeja a la de un país en guerra, con una escasez de alimentos y medicamentos única en su historia. Además, con una variación diaria de precios que se traduce en la inflación más alta de la región y se convirtió en uno de los diez significativos casos hiperinflacionarios en el mundo.

Hace una década, cuando esta situación se advertía, muchos economistas decían que en Venezuela no podía haber hiperinflación gracias al petróleo; no obstante, gracias al socialismo se logró destruir no solo la economía, sino la producción de crudo.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement