Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

19/09/2019 3:46 pm ET

Marco Torres y Carlos Osorio metidos en más de 20 casos de corrupción

Utilizan compañías panameñas como fachadas espejo

La Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, presidida por el diputado Freddy Superlano, ha contabilizado más de 20 casos de investigación sobre presuntos hechos de corrupción donde se encuentran involucrados el mayor general Carlos Osorio y el actual gobernador del estado Aragua, Rodolfo Marco Torres.

El 20 de abril de 2016, la AN declaró la responsabilidad política al exministro Osorio, por supuestos ilícitos durante su gestión en el despacho de la cartera ministerial de Alimentación. El 28 de abril de ese año, el legislativo también procedió contra el ministro en ejercicio para ese momento, Rodolfo Marco Torres y le fue aprobado un voto de censura, en medio de una creciente escasez de productos alimenticios y acusaciones por corrupción.

Nicolás Maduro reaccionó en esa oportunidad dictando un decreto mediante el cuál impidió al Poder Legislativo ejercer su función de control político a través del mecanismo constitucional del voto de censura; esto en el marco de la vigencia del Estado de emergencia económica.

Lee también: Los casos de corrupción que no investiga PanAm Post

Actualmente, el presidente de la Comisión Permanente de Contraloría, diputado Freddy Superlano indicó que: “Gracias a las evidencias con las que contamos, logramos iniciar contactos con las autoridades de diferentes jurisdicciones donde se identifican pagos de comisiones a familiares y otras personas por la importación con sobreprecios y de forma ilícita de alimentos así como de productos para la corporación CASA, Mercal y Pdval, en las que Osorio y Torres se desempeñaron como responsables”.

Superlano detalló que el gobierno usurpador, amparándose en el estado de emergencia económica, no puede eliminar una potestad constitucional del Parlamento.

Explicó que: “En Venezuela, con el gobierno usurpador y su camarilla de generales que lo defienden, en vez de perseguir la corrupción, lo que hacen es fomentar el delito. Esto revela que en nuestro país el derecho y la justicia son usados al revés, no para sancionar al corrupto sino para castigar al que lo denuncia; no para dar derechos a los ciudadanos y castigar al que se los quita, sino para premiar a este último y darle más poder. Ese es el caso del M/G Osorio, uno de los grandes responsables de nuestra actual escasez de alimentos y de los grandes robos como el trágico caso de la comida podrida en contenedores en puertos de Venezuela, importada de Brasil y Argentina en su momento”.

Lee también: Alek Boyd usurpa funciones periodísticas con el apoyo de PanAm Post

Fue enfático en señalar que: “Desde la Comisión que me corresponde representar, aun cuando me encuentro en el exterior, llevaré a cabo todas las diligencias pertinentes a fin que esta medida política adoptada en la Asamblea Nacional desde el 2016, tenga consecuencia judiciales en los países miembros del Grupo de Lima, quienes han demostrado interés en cooperar para combatir la corrupción”.

Actualmente, a propósito de las investigaciones desarrolladas por medios de comunicación especializados en la investigación, donde han señalado datos importantes de esta trama de corrupción, se ha logrado identificar el posible pago de comisiones por parte de compañías panameñas que utilizan fachadas espejo, donde estarían vinculados los cuñados de este Mayor General que actualmente es responsable del ZODI Central en Venezuela.

Las compañías son Corp Doux Frangosul Agro Avícola Industrial SA , Shanghai Trade Development, Alimentos Universal Trading Inc., Atlas Systems International Inc, M & V Trading International Inc, All Food Universal Corp., Frigorífico Concepción SA, Frigomerc SA, Frigorífico Agrofrio SA, JA Comercio de Géneros Alimenticios LTDA, Michi Foods – Producao, Comercio, Distribuicao, Importacao e Expotacao de Alimentos LTDA, Perdigao Agroindustrial Group Inc, Shanghai Trade Development, donde participan un ciudadano origen sirio de nombre de Niman Wakil, así como los venezolanos Wladimir Herrera y José Vicente Martins, quienes se hicieron con más de 500 millones de dólares por medio estas irregularidades y habrían pagado sobornos a funcionarios públicos en el extranjero, lo que permite solicitar una investigación por legitimación de capitales, delincuencia organizada transnacional y soborno de funcionario público extranjero en las diversas jurisdicciones involucradas, para impedir que por falta de justicia en Venezuela los reponsables queden impunes”.

Advertisement
Advertisement
Advertisement