Connect with us

Venezuela

03/03/2019 9:21 pm ET

Los militares venezolanos que desertan también huyen del hambre y la corrupción

Más de 500 policías y militares venezolanos han huido en la última semana de Venezuela para abandonar el régimen y ponerse al servicio de Juan Guaidó

militares

El fin de semana pasado, el teniente Pérez (nombre ficticio para proteger su identidad) vigilaba un puente fronterizo con Colombia junto con cientos de sus compañeros para asegurarse de que por ahí no entraran los camiones de ayuda humanitaria que la oposición venezolana trataba de ingresar al país. Pero alrededor del mediodía, el teniente, quien por motivos de seguridad prefiere que no se difunda su verdadero nombre, dejó su fusil y marchó apresuradamente por una trocha hacia Cúcuta, cruzando un rio angosto que divide a ambos países.

“Ya tenía varios compañeros que me estaban enviando mensajes por WhatsApp para que cruzara”, recuerda este teniente del ejército, quien ahora se refugia en un hotel de la ciudad colombiana de Cúcuta. “En la mañana nos enteramos que un compañero de la Guardia (Nacional) había cruzado. Y eso también nos animó”, publicó Univisión.

Lee también: 18 fotos de la lujosa vida de los herederos del chavismo

El sábado 23 de febrero, junto con 15 compañeros de su pelotón, asentado cerca del Puente Internacional Tienditas, cruzó hacia Colombia para abandonar al régimen de Nicolás Maduro,caminando por trochas aledañas al cruce en grupos de a dos.

Pérez asegura que él y sus compañeros están dejando una fuerza armada “politiquera” cuya moral ha sido diezmada por la corrupción de sus líderes. Pero también se han visto forzados a abandonar su país para escapar de sueldos pírricos de unos $20 al mes, que tienen a muchos soldados al borde de la miseria.“La situación de los militares, de capitán para abajo es crítica”, afirma el teniente, cuya esposa e hija de tres años aún están en Venezuela. “Hay hambre, hay desespero y a uno le preocupa su familia”, afirma.

Según las autoridades migratorias de Colombia, más de 500 militares y policías venezolanos han ingresado a este país desde el sábado pasado, solicitando refugio. Las deserciones reflejan un creciente descontento en la tropa venezolana con el liderazgo de Nicolas Maduro y con la situación económica del país. Pero no han sido suficientes para forzar un cambio político en Venezuela, donde Maduro se niega a celebrar nuevas elecciones y sigue contando con el apoyo de la cúpula militar.

Por su parte, el teniente Pérez dice que en Venezuela se les obligaba a él y otros soldados a asistir manifestaciones oficialistas vestido de civil para “hacer relleno” y dar la impresión ante las cámaras de que las marchas oficialistas estaban repletas de gente. “Yo no estudie para ser el guardian de una cúpula o de una ideología”, dice Pérez, de 23 años.

El teniente reconoce que su futuro ahora es incierto y está esperando orientación de los líderes de oposición venezolanos y de las entidades que le están ayudando a conseguir asilo en Colombia. Estima que muchos mas compañeros suyos vendrán a Colombia a medida de que encuentren la forma de evadir controles fronterizos y sacar a sus familias del país.

Pero, en su opinión, no habrá un cambio en Venezuela hasta que aparezca un líder capaz de organizar a las tropas en contra de Maduro y los altos mandos que aun están de su lado. “Se necesita un levantamiento militar encaminado por un líder” dice. “Muchos de los compañeros estamos esperando eso”.

Redacción Contexto Diario

Fuente: Univisión

Advertisement
Advertisement