Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

27/10/2018 5:07 pm ET

Las nuevas imágenes de la extraña obsesión de Rafael Lacava por lo irreal

El gobernador de Carabobo le añadió un ingrediente a su ya acostumbrado show.

rafael lacava

Transdrácula, Dracujabón, el carro de Drácula, en fin, la lista es larga, se trata de la estrategia política de Rafael Lacava, gobernador del estado Carabobo, quien acostumbra lanzar sus inventos, como parte de su modelo de gestión, y que lejos de resolver los problemas existentes en la entidad, ponen en ridículo su gestión tras mostrar su obsesión con el personaje ficticio Drácula.

Para añadirle un ingrediente más a su ya acostumbrado show, Lacava presentó a través de su cuenta en la red social Instagram una de las nuevas unidades que formarán parte del patrullaje de las vías del Estado y que llevarán por nombre el “polidrácula”.

Lee también: Conozca los nuevos montos máximos para las transacciones con Pago Móvil

Y, como colofón, Lacava hizo la muestra oficial ataviado con una máscara que recuerda al famoso superhéroe enmascarado de Ciudada Gótica. “Estos son los nuevos PoliDraculas de carreteras con los que voy a combatir la irresponsabilidad de los conductores por exceso de velocidad y el irrespeto de las leyes de tránsito. A los gandoleros les digo que muy pronto se acabará la comiquita y no quiero excusas de ningún tipo. El que se coma la luz le vamos a dar hasta con el tobo. Ya saben guerra avisada no mata soldado y si lo mata es por descuidado”, escribió el gobernador.

Se vista de gobernador, de Drácula o de Batman, lo cierto es que Rafael Lacava parece no importarle gritarle al mundo su extraña obsesión por lo irreal, por lo que no existe.

Drácula, el mito creado por el escritor Bram Stoker, se inspiró en el príncipe medieval valaco Vlad Tepes III, que fue la figura histórica ideal para ser aderezada con vampirismo, necromancia y mágia. Todo un personaje oscuro y atormentado.

En su novela Stoker, a través del príncipe de las tinieblas, nos sumerge en la intimidad prohibida de la sangre, viola el tabú de la muerte e incorpora la homosexualidad masculina y femenina, así como todas las variedades de incesto.

En una carta dirigida a su hermana, Stoker reconoce que lo que pretendía con su novela,  era crear una obra “capaz de romper con la falsa tranquilidad de nuestros hogares mentales”. Sin duda, lo consiguió, pero queda la duda ¿qué oculta Lacava detrás de su extraña obsesión con Drácula y el mundo de lo ficticio? ¿qué tanto hay de Drácula en Rafael Lacava?

Redacción Contexto Diario

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement