Connect with us

Venezuela

05/04/2019 11:47 am ET

Las medidas “mientras tanto” del chavismo que se han vuelto eternas

En los 20 años de Revolución, cada vez que el régimen anunció alguna medida especial sus períodos de tiempo se volvieron un deja vú sin final

chavismo

El control de cambio era temporal pero duró 16 años, el racionamiento de agua era mientras no llovía y aún nadie sabe cuándo tendrá servicio. Y como va la tendencia, el aumento de la gasolina puede cumplir su primer año solo como un anuncio, publica TalCual.

En los 20 años de Revolución, cada vez que el régimen tanto de Hugo Chávez como el de Nicolás Maduro anunció alguna medida especial o de carácter extraordinario, sus períodos de tiempo y aplicación se volvieron un deja vú sin final.

No importa si la legislación, los decretos o la Constitución lo impiden o si en los mismos anuncios el Gobierno establece períodos de tiempo que tienen como objetivo limitar las continuas prórrogas o largas extensiones que implica toda medida extraordinaria: en los tiempos del chavismo, los “mientras tanto” se hacen eternos.

El billete de 100 inmortal

Aún queda en la memoria colectiva la decisión de Nicolás Maduro de sacar de circulación el billete de BsF. 100, en diciembre de 2016, al que llamaron “el inmortal” porque su salida del mercado monetario se prorrogó 14 veces.

Ilimitado Decreto de emergencia económica

19 prórrogas suma el Decreto de emergencia económica y estado de excepción, a pesar de que la medida solo permitía una única prórroga de extensión por 60 días, pero en la práctica esta “excepción” se ha convertido en un largo período de poderes ilimitados al Ejecutivo Nacional que disimuladamente lleva tres años y dos meses.

Zulia en la oscuridad eterna

En julio de 2018 el chavismo anunció un plan de racionamiento eléctrico para el estado Zulia que solo se cumpliría por dos meses para estabilizar los 825 megavatios en el sistema eléctrico de la entidad, como informó en ese momento el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Luis Reverol.

El funcionario atribuyó esas fallas de electricidad a sabotajes ejecutados por “agentes desestabilizadores”.

Ocho meses después de este anuncio, nada se ha estabilizado en el estado Zulia, por el contrario, el problema se ha agudizado y los ciudadanos viven en un perenne padecer por las fallas en el servicio eléctrico que afecta a toda la entidad.

Aumento fantasma de la gasolina

Maduro anunció un aumento de la gasolina el cual comenzaría a regir a partir del 20 de septiembre de 2018, incluso manifestó que debido a las mafias “lacras” que roban el combustible venezolano y lo venden en Colombia, se crearía un nuevo sistema de subsidio directo al usuario.

Seis meses después de estos anuncios, no ha llegado el anunciado aumento de la gasolina, ni mucho menos el sistema de subsidio directo que en ese momento puso a correr a los venezolanos para sacar el “carnet de la patria” que era el requisito que el chavismo solicitó para obtener el subsidio directo, de cual hasta ahora, nadie sabe nada.

Racionamiento de agua extendido

En mayo de 2014 el chavismo anunció un Plan de Abastecimiento que pretendía regular el suministro de agua en Caracas, los Valles del Tuy y los Altos Mirandinos. La medida se implementó por los bajos niveles de lluvias que produjo un  déficit del embalse de Lagartijo  de 2.500 litros por segundo.

Cinco años después el racionamiento de agua se ha mantenido, e incluso se ha agudizado en Caracas, Valles del Tuy y los Altos Mirandinos y hasta en toda Venezuela.

Control de cambio insignia

El control de cambio se convirtió en una de las principales señas de identidad de la economía de Venezuela bajo el yugo del régimen chavista.

Lo que en principio era una medida temporal tras un largo paro petrolero que dañó la economía venezolana —dependiente casi en exclusiva del petróleo—, se convirtió en un pilar de la política económica durante los últimos 16 años de gobierno socialista, primero con Chávez y más tarde con Nicolás Maduro.

Control de precios sempiterno

Con ocasión de la crisis económica derivada de la huelga general de empresarios y trabajadores de diciembre de 2002 y enero de 2003, en febrero de 2003 el chavismo decidió establecer controles de cambios y de precios. Si bien se suponía que tales controles serían temporales, a partir de ese momento, y hasta ahora, la libertad económica y el derecho de propiedad en Venezuela se encuentran severamente restringidos. No hay libertad de cambio y tampoco libertad de fijación del precio en la comercialización de bienes y servicios. Ya van 16 años de este tipo de medida que en principio fue anunciada como temporal.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement