Connect with us

Venezuela

27/08/2018 10:25 am ET

Las catastróficas consecuencias que deja el “plan de recuperación económica”

Lejos de mejorar la economía, las medidas tienden a profundizar la crisis.

En Venezuela la inflación sobrepasa el 10.000%, según informó este mes de agosto la Asamblea Nacional. Paralelo, pese a ello la administración de Nicolás Maduro lanzó un conjunto de medidas que, según los especialistas son impositivas e inflacionarias.

El politólogo venezolano Luisa Salamanca piensa que las medidas frente al caos social que ya está en pleno desarrollo y las decisiones que continúa lanzando Maduro, “son un disparo, llevan esta situación a un nivel nunca visto”.

Lee también: Los siete anuncios económicos que el Ejecutivo lanzó este domingo

Salamanca se preguntó si las medidas son tomadas a propósito para propiciar mayor descontento social, algo que pareciera ser contradictorio. “Maduro ya no tiene margen de maniobra, desde el punto de vista económico, no quiere abrirse al mercado completamente, toma estas medidas fiscalistas, populistas, estatistas, que no van a arreglar nada, son medidas negadas porque terminarán en lo mismo, son medidas para pasar el tiempo”.

Indicó que de seguir en el gobierno, vamos a seguir viendo por parte de Maduro, este tipo de medidas al verse imposibilitado de conseguir dinero en el exterior. Esta fecha marca un antes y un después en materia económica, así como el 20 de mayo marcó un antes y un después en materia política porque se acabó la democracia.

Las consecuencias de las medidas económicas tras una semana:

Cierre de comercios: Muchos locales no han abierto sus santamarías debido a la incertidumbre del margen de ganancias en los productos para cubrir gastos, sobre todo el pago del nuevo aumento salarial.

Desabastecimiento: Ya se empieza a notar la ausencia de productos regulados, como por ejemplo, los huevos, los cuales se conseguían hasta la semana pasada en cualquier local de mercados municipales, supermercados y buhoneros.

El presidente de Anauco, Roberto León Parilli, consideró en una entrevista con Efe que la medida del Gobierno de regular los precios de 25 productos solo aumentará el ya notable desabastecimiento en los anaqueles.

Explicó que en un proceso hiperinflacionario como el que vive Venezuela “cualquier regulación que permanezca estática en el tiempo (…) en muy corto plazo se desajusta”, por lo que continuar con esta práctica es “ilógico” e “inaplicable”.

Señaló que una solución real pasa por “apuntar a controlar primero la inflación”, que desvanece los ingresos de los venezolanos “por mucho aumento (salarial) que se ha decretado”.

Desbarajuste social: A través de las redes sociales se han observado vídeos de personas alborotando alrededores de comercios por exigir que se respeten los precios impuestos en la lista de precios acordados. El Vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, hizo un llamado a esto en su último programa de “Con el Mazo Dando”.

Despido de trabajadores: Algunos comercios pequeños ya han despedido algunos trabajadores por no poder pagarles el nuevo aumento salarial.

Detenciones: Funcionarios de la seguridad del estado han detenido gerentes y encargados de supermercados porque el abasto no cumple con el ajuste.

Compras nerviosas: Muchos han aprovechado el ajuste y el pago del nuevo bono de reconversión monetaria para comprar todo lo que puedan, otros han salido a adquirir productos desesperadamente por miedo a que esto genere un nuevo desabastecimiento, lo que ha causado largas colas en comercios, supermercados y otros locales comerciales.

Aumento de precio del dólar paralelo: Antes de la reconversión se cotizaba en aproximadamente Bs.F 6 millones (60 bs.S), hoy según referentes como DolarToday, AirTM, está en 9 millones de bolívares fuertes (90 soberanos).

Hiperinflación: Los precios han continuado con su galopante ritmo de ascenso. Antes del cono monetario el precio de las verduras, hortalizas, legumbres y frutas el más barato a través de puntos de venta era de 600 mil bolívares fuerte y el más caro 1.300.000  bolívares fuerte, y después del cono monetario en el mismo punto de venta el precio más barato era de 10 y el más caro de 25, representando un aumento de 66,66 % para los más baratos y de un 100 % para los más costosos, solo poniendo como ejemplo las hortalizas, legumbres y frutas.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement