Connect with us

Venezuela

06/04/2019 5:58 pm ET

La nueva amenaza de Maduro: “Haré de Venezuela la Siria de América del Sur”

El viaje del canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, a Siria es un chantaje del régimen a la comunidad democrática internacional y a los venezolanos

Siria


El viaje del canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, a Siria es un chantaje del régimen a la comunidad democrática internacional y a los venezolanos: Si intentan sacarme haré de Venezuela la Siria de América del Sur. ¿Pero puede cumplir esa amenaza?

Cada día queda más claro en qué campo se ubica Nicolás Maduro, y es claramente en el de los dictadores. Estos son sus mejores amigos. En ese sentido el viaje de su canciller, Jorge Arreaza, a Siria es revelador de la naturaleza del régimen.

Este, por medio de su cuenta de Twitter, ha alabado las supuestas virtudes de Bashar Al-Assad, el presidente sirio bajo cuyo mandato su país ha sido destruido con el solo propósito de mantenerse en el poder. El mismo gobernante que en 2011 (origen de esa guerra civil) no dudó en aplastar una ola de protestas de la población civil siria demandando el fin de su dictadura familiar.

Lee también: Investigan avioneta que salió desde Venezuela y aterrizó de manera irregular en República Dominicana

“Inmenso honor haber sido recibidos por el hermano Presidente de la República Árabe Siria, Bashar Al-Assad. Cuánta experiencia, sabiduría y consejos para la resistencia, la victoria y la Paz. Le transmitimos el abrazo solidario del Presidente Nicolás Maduro. ¡Que viva Siria!”, escribió Arreaza en Twitter.

Pero este también es un mensaje. Un mensaje que envía al mundo y los venezolanos. Repetir entre las orillas del mar Caribe y la selva del Amazonas el mismo tipo de atroz guerra civil que ha asolado a Siria con todas las secuelas que puede provocar en Suramérica.

Los destinarios de este mensaje son principalmente Colombia (el país que aparte de Venezuela más ha perdido y puede seguir perdiendo por la situación venezolana) y el propio Ejército venezolano.

¿Pero esta amenaza es real? ¿Puede Venezuela sumergirse en un escenario como el sirio?

La respuesta rápida es que sí. Esa posibilidad siempre existe. Sin embargo, al hacer las comparaciones entre Siria y Venezuela las diferencias son bien reveladoras.

Según recientes estudios de opinión el apoyo a Maduro (que dispone del control de la televisora y de las emisoras de radio con mayor penetración) apenas ronda el 14% de la población. Pero ese no es el peor dato para el actual ocupante de la oficina presidencial de Miraflores. El peor es que se acercan al 80% los venezolanos no emigrados que lo quieren fuera del poder.

Hay razones para concluir que ese mismo descontento existe dentro de la institución militar, cuyos oficiales y sus familias padecen las mismas carencias que el resto de los venezolanos y no reciben los beneficios económicos que el régimen chavista ha dado a los altos mandos.

Luego de un mes de masivos apagones eléctricos y la consiguiente crisis de agua potable, con unos salarios ya pulverizados por la hiperinflación, el descontento contra Maduro en Venezuela es masivo. Entre civiles y militares. Lo único que aún lo sostiene en el poder es el miedo a su aparato de represión policial y parapolicial.

Si ese país descontento lograra superar la barrera del miedo el régimen no tendría cómo defenderse. No habría una guerra civil. Habría un derrumbe de todo el tinglado autoritario. Ese es el riesgo que corren Maduro y su grupo. Cabalgan todos los días sobre un tigre.

Es lógico que Maduro piense que si logra sobrevivir suficiente tiempo en el poder puede revertir ese descontento recuperando la economía. Pero es difícil que ahora logre o haga lo que no hizo desde 2013.No obstante lo anterior, sí hay un factor que une lo ocurrido en la lejana Siria con Venezuela: las ansias imperiales del actual señor del KremlinVladimir Putin.

Redacción Contexto Diario

(Con información de AlNavio)

Advertisement
Advertisement