Connect with us

Venezuela

08/10/2018 9:54 am ET

La hiperinflación también se devora los presupuestos en dólares

En el mes de agosto la inflación se ubicó en 223,1% lo que generó un aumento significativo en productos alimenticios.

Presupuestar el consumo de una semana se vuelve una odisea para los venezolanos, que deben enfrentar la galopante hiperinflación con un Bolívar Soberano que se devalúa cada 24 horas. Sin embargo, la tragedia no llega sólo al momento de evaluar la compra en la moneda nacional, incluso quien percibe divisas ve con dificultad poder cubrir la canasta básica, el pago de servicios y pasaje.

Según Luis Vicente León, presidente Datanáli­sis, esto tiene que ver con que la inflación a diario sube entre 3% y 4% generando que el dinero que el venezolano hoy tenga a la mano, ya mañana no tenga ningún valor. Y es que solo en el mes de agosto la inflación se ubicó en 223,1% lo que generó un aumento significativo en productos alimenticios y de aseo personal, que se han vuelto el único consumo posible de cubrir por algunos “quien hace un mes tenía 100 dólares podía comprar más que ahora, mientras no se detenga este proceso hiperinflacionario que se devora a las familias venezolanas, ni el dólar podrá garantizar una estabilidad permanente”, según publicó “La Prensa de Lara”.

Lee también: Jefe de Ubch tuvo que enterrar a su madre en el patio de la casa

El analista aclara que en el país hay un 26% de la población que consigue sobrevivir con dólares; un 9% de los venezolanos recibe la moneda extranjera por medio de remesas, un 11% que rapatria los ahorros, es decir, que cuentan con bienes o propiedades en el exterior; y un 6% que lograr adquirir divisas a través de la venta en cripto activos.

Sin embargo, esos ingresos no garantizan la estabilidad total de las familias que mensualmente necesitan un ingreso mínimo de 150 dólares para la canasta básica. “la gente no recibe dólares en sí, sino bolívares a cambio de dólar lo que hace que presupuestar siga siendo una dificultad para el venezolano” dijo León.

Pero la situación más crítica llega en el 74% restante de la población que solo cuenta con la moneda nacional para cubrir sus gastos, pues la pérdida del valor es constante. Según el Cendas, la canasta básica para finales del mes de agosto tenía un valor de Bs. S 7.362,29 (es decir 736 millones 229 mil 500 bolívares 27 céntimos del cono anterior), lo que equivale a cinco salarios mínimos (Bs S 1800), pero el ciudadano común percibe en su mayoría 1.5 salarios mínimo como máximo, es decir, que ni siquiera el costo de alimentación logra cubrir.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement