Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

20/07/2018 10:53 am ET

Éxodo venezolano pone a prueba la hospitalidad de América

Los ciudadanos se van principalmente a Colombia, Ecuador y Perú.

Desde el año 2014, la migración venezolana se ha vuelto más evidente, el desplazamiento de personas que cruzan las fronteras a causa de la profundización de la crisis política, económica y humanitaria en Venezuela a consecuencia de las erradas políticas implementadas por el gobierno de Nicolás Maduro, ha obligado a los ciudadanos residenciarse principalmente a Colombia, Ecuador y Perú.

Las estimaciones de los venezolanos en movimiento son imprecisas, pero oscilan entre 1,6 millones y 4 millones de personas en el extranjero a principios de 2018. Cientos de miles más se han ido en la primera mitad del año  las cifras siguen subiendo superando los flujos humanitarios anteriores de América Central, Colombia y Cuba. Algunos expertos predicen que el desplazamiento podría superar a los 5,6 millones de sirios que huyeron de la guerra civil de ese país.

Lee también: Exhortan al nuevo liderazgo político opositor actuar con responsabilidad

Una inflación galopante y a la escasez de productos básicos en lo que alguna vez fue un país próspero, ha sumergido a muchas personas a la pobreza. Alrededor del 80% de la población vivía en pobreza extrema a partir de abril del año 2018 y cientos de miles estaban en riesgo de morir de inanición.

Según una la encuestadora Consultores (mes de diciembre del año 2017), aproximadamente la mitad de los jóvenes entre 18 y 24 años, el 55% de clase media alta, dijeron que esperaban partir, hacia los países de América Latina. El número de venezolanos que ingresan a Perú casi se cuadruplicó en un período de cuatro meses: de 100.000 en marzo de 2018 a casi 350.000 a principios de junio.

Estas salidas representan un desafío importante para los gobiernos regionales y han llevado a un mosaico de diferentes reacciones políticas. Debido a la magnitud del fenómeno, los gobiernos de toda la región que han afirmado su solidaridad con los venezolanos y se han mostrado receptivos a las llegadas.

Lee también: Falcón afirmó que se reconstruye la oposición, más allá de las diferencias

El artículo publicado en el portal web ReliefWeb examinó las características de los migrantes venezolanos sobre la base de los últimos datos disponibles, antes de discutir cómo los gobiernos de la región han respondido a la afluencia y qué significa la crisis en el contexto de las cambiantes leyes de inmigración de América Latina.

Migrantes venezolanos: ¿quiénes son?

De acuerdo con los datos demográficos disponibles, la mayoría de los migrantes venezolanos encuestados están en edad de trabajar, con un una representación más fuerte de adultos jóvenes en algunos países (Perú y Costa Rica).

En todos los casos, la mayoría de los migrantes son hombres, aunque la división de género es casi uniforme en Colombia. Mientras que las razones para esto no han sido estudiadas extensamente, se puede especular que los jóvenes venezolanos en general migran primero, echando raíces en preparación para la llegada de sus familias. Los inmigrantes venezolanos son cada vez más trayendo a sus hijos, y familias enteras a menudo se van juntos.

A medida que la crisis en Venezuela se profundiza, los emigrantes enfrentan condiciones cada vez más graves. En un informe presentado durante el mes de enero del año 2018, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, Julio Roberto Meier, describió que un creciente número de venezolanos que llegan a las regiones fronterizas colombianas, tienen “necesidades humanitarias”. Una situación similar se informó en Brasil, donde el gobierno del estado de Roraima declaró un estado de emergencia social a fines de 2017 como resultado de un “flujo intenso, ilimitado y desordenado de venezolanos sin medios o condiciones para sustentarse a sí mismos”.

Lee también:EEUU prepara toma de Citgo, si Pdvsa 2020 no cumple con el pago

Estas observaciones reflejan el cambiante perfil socioeconómico y educativo de los venezolanos que se van del hogar. Históricamente, los emigrantes venezolanos tendían a ser altamente educados y calificados. Entre 1990 y 2000, los venezolanos en los Estados Unidos se encontraban entre los grupos de inmigrantes con la mayor cantidad de individuos ocupando posiciones gerenciales, por ejemplo. Mientras que la mitad de los venezolanos que salen de casa en 2017 informaron tener un título universitario, el perfil migratorio se está diversificando rápidamente. El logro educativo es menor en promedio en países vecinos y aumenta con la distancia recorrida al país de destino.

¿Migrantes o refugiados?

La escala de las salidas ha llevado a un debate significativo en la región sobre si los venezolanos deberían ser considerados migrantes económicos o refugiados. Aunque este movimiento es indudablemente motivado por lo económico, la velocidad e intensidad de la implosión económica, política y social del país, en gran parte causada por las políticas gubernamentales, han dejado pocos sectores o áreas de la vida sin daños. Muchos venezolanos deben emigrar para poder para sobrevivir, debido a la grave falta de alimentos, medicinas y servicios sociales básicos, así como a la violencia generalizada, corrupción y extorsión.

Con una tasa de homicidios de 89 por cada 100.000 habitantes a fines de 2017, según el Observatorio Venezolano de Violencia, el país es el más violento de América Latina y uno de los más asesinos del mundo.

Para leer más información visiten la nota original en ReliefWeb 

Advertisement
Advertisement
Advertisement