Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

16/04/2018 9:29 am ET

Escasez de comida ha generado el aumento de malos tratos en el hogar

Los niños que han tomado sin permiso comida de la nevera, por ejemplo, han sido víctimas de malos tratos, como quemaduras en las manos y bocas, porque sus padres alegan que no tienen más nada que darle al resto de la familia. En 2017 una sola Fiscalía de las nueve con competencia de niños y adolescentes recibió 112 denuncias por tratos crueles.

Comer un arroz frío que quedaba en la nevera les costó quemaduras en las manos, en la boca y en parte de la cara a dos hermanitos. Los pequeños, de ocho y cinco años, tenían mucha hambre y como sus padres no habían llegado a la casa decidieron buscar con qué alimentarse.

Cuando llegaron y se enteraron de que habían gastado lo poco que había en la casa para saciar el hambre de la familia, fueron castigados. Prendieron la hornilla de la cocina y los quemaron.

-¿Y les gustó el arroz? -preguntó quien tomó la denuncia, para iniciar la conversación y romper el hielo con los niños maltratados.

-Sí nos gustó, señora, aunque estaba frío, pero es que teníamos mucha hambre.

Algo semejante pasó con otros dos hermanitos, quienes bebieron leche con azúcar porque tampoco aguantaban tener el estómago vacío mientras llegaban los adultos a la casa y recibieron una golpiza por parte de uno de sus padres con un cable.

Según las investigaciones del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) se incrementó la violencia dentro de los hogares por comida, en el 2017, ya que la hiperinflación y la escasez impide a los padres surtir la nevera y alimentar debidamente a todos los niños de la casa.

Esta situación desencadenó que las familias crearan estrictas normas en la vivienda con respecto a los alimentos. Gloria Perdomo, coordinadora del OVV, explicó que hay casas donde se come una sola vez al día y por eso los adultos deciden dejarle el alimento al más pequeño de sus hijos. Pero cuando esto no sucede ocurren los maltratos severos.

Recordó el caso de una niña a quien le quemaron la boca con una cucharilla caliente porque se tomó el tetero de la hermanita y el de otro pequeño a quien le quemaron las manos porque agarró la comida que quedaba en la despensa. Ambos hechos fueron registrados en Petare el año pasado.

“Esto demuestra la angustia por no poder conseguir comida, por no tener dinero para comprarla o por la escasez. En estos casos, la angustia de los padres los llevó a cometer estos actos de violencia extrema, al pensar que no tendrían cómo reponer la comida o que los hijos menores se quedarían sin comer”, detalló.

Según fuentes extraoficiales del Ministerio Público, en 2016 se recibieron 53 denuncias por trato cruel mientras que en 2017 la cifra se elevó a 112, es decir, un alza de más de 110 % solo en una de las Fiscalías con competencia en materia de niños y adolescentes.

En 2016 se abrieron 522 denuncias, donde las víctimas eran menores de edad, que abarcan distintos tipos penales como averiguación, muerte, tratos crueles, abuso sexual y robo. Mientras que en 2017 fueron 480.

La violencia dentro de los hogares venezolanos es una respuesta a una serie de factores que generan que la familia se descompense emocionalmente y no se genera únicamente porque no haya comida en el hogar, esta es una de las causas. Dayany Sánchez, directora Sociolegal de Hogar Bambi, explicó que los niños son los más vulnerables de la casa y por tanto son quienes pagan las consecuencias porque no tienen la capacidad de responder ni defenderse.

“La situación económica afecta mucho y la pérdida de un empleo. Además hay familias desestructuradas y los niños quedan al cuidado de los abuelos, o de algún miembro que tiene problemas de salud y se suman a estos factores causantes de la violencia”, detalló.

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de 2017, la pobreza por ingresos pasó de 81,8 % en 2016 a 87 % el año pasado.

Fernando Pereira, coordinador de Cecodap —organización no gubernamental que vela y defiende los derechos humanos del niño y adolescente— explicó que hay muchos factores que se conjugan en medio de la crisis para que los instintos más primitivos del ser humano los lleven a cometer cosas impensables en un momento, como daños irreversibles en la vida de los niños.

“La comida ha sido un detonante de grandes conflictos, en casa sucede con las peleas entre hermanos y con hechos de violencia de los padres hacia los niños. La salud mental del cuidador del niño también influye mucho, una persona que esté abrumada porque no ve salida a esta crisis al contrario se siente cada vez más hundido y reaccionan violentamente ante un hecho en el cual en otra oportunidad se hubieran podido contener”, dijo.

Además hay casos donde hay presencia de alcohol o drogas que incrementan la violencia. Y otro factor es la edad de los padres, generalmente muchos son adolescentes o jóvenes que no están preparados emocionalmente para afrontar esta crisis.

“Nadie tiene la madurez para enfrentar esta crisis que atravesamos, pero si el padre es joven o adolescente hay más riesgos de que pierda el control y sean reacciones desmedidas”.

Pereira aclaró que estos casos de agresiones no solo se presentan en sectores humildes, sin embargo, son donde más se reportan. “Difícilmente sea primera vez –en casos de violencia por comida– que los padres agredan a los niños, es posible que hayan tenido una vida de agresiones”.

Familias disgregadas por la crisis

En casa de Yris Marcano –nombre ficticio por medidas de protección– las peleas entre hermanos porque uno se comió la cena del otro empeoraron cada vez más. Por eso tuvo que pedirle a su hija que se fuera de la casa, junto con su pareja.

“Hace un año la relación de mi familia empeoró, eso me ponía muy mal porque yo no crié a mis hijos así, éramos una familia unida. Todo empeoró porque no teníamos suficiente comida”.

Una noche dos de sus cuatro hijos pelearon porque mientras uno de ellos hacía la cena el otro metió la mano para quitarle un poco. La discusión llevó a una golpiza que terminó cuando uno le lanzó un cuchillo al otro. “Ahí tomé la decisión de pedirle que se fuera”.

Pero los problemas en casa de Yris no terminaron aunque separó a su familia. Quedó viviendo con un varón de 20 años, con quien tuvo varias discusiones porque se comía la merienda de su hermanita, de 12 años. Una mañana no pudo llevarla a clases porque el varón se había comido lo que preparó para el desayuno de la niña y no tenía más nada que darle.

“Tuve que hablar con él y pedirle que saliera a trabajar porque yo no podía mantenerlos a todos sola. Ahora trabaja y por lo menos me ayuda, ya él sabe que no se puede comer lo que es del colegio de la niña”.

Yris es viuda y trabaja como costurera desde su casa. Semanalmente, cuando tiene días buenos, puede cobrar 800.000 bolívares que no le alcanzan para nada. Ya no compra carne, su hija menor come mortadela, queso, yuca y plátano porque es lo más barato.

De almuerzo le doy plátano frito con mortadela. Ya no comemos ensaladas ni arroz, si llegara a comprar con una taza comemos los tres. La harina pan en mi casa es un lujo. Yo como una o dos veces al día, dependiendo, con tal de que la niña tenga para ir al colegio y almorzar”, detalló.

Según la Encovi, en 2017, ocho de cada 10 venezolanos declararon haber comido menos por no tener suficiente comida en su hogar o por la escasez. Otro dato alarmante, según la investigación, es que 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día y las que consumen son principalmente tubérculos, pues las proteínas están desapareciendo de sus dietas.

Investigaciones del OVV también señalaron que la crisis ha generado que boten de la casa a algún miembro de la familia porque está desempleado y no aporta para comprar alimentos.

“Son una carga y los miembros deciden pedirle que se vaya porque no tienen cómo mantenerlo”, soltó Perdomo.

Rescatar a la familia de la violencia

Ante los casos de trato cruel en niños y adolescentes intervienen los consejos de protección de cada municipio –donde se reciben las denuncias– quienes remiten los casos a la Fiscalía. Dependiendo de la gravedad el menor es separado de sus padres, si son los agresores, se lo entregan a un familiar o a casas de protección, como por ejemplo, Hogar Bambi.

Hasta 2017 se incrementó la solicitud de cupos para ingresar a niños con medidas de protección con respecto a 2016, principalmente por la pobreza, pues ha sido motivo para que se vulneren sus derechos y están en situación de riesgo.

Fernando Pereira sostuvo que aunque la mayoría de los casos de violencia provienen de sectores populares, ocurre en todos los niveles sociales

Adanis Aponte, abogada y asesora legal de Hogar Bambi, comentó que la prevención debe trabajarse en todos los aspectos para evitar la violencia dentro de casa.

“Las Escuelas para Padres, que antes existían, ya no se da regularmente y ahí daban recursos para trabajar la prevención con esos papás que habían cometido hechos violentos y si había una alarma por ahí encendida se podía evitar que eso pasara a mayores. Debe existir un sistema de protección”, explicó.

Agregó que hay que rescatar los programas de protección en comunidades, pues aunque la Defensoría debería trabajar la prevención en estos lugares los programas no funcionan.

“Por muchas herramientas que tenga un padre la situación se sale de control. ¿Cómo se le pide a una madre que tiene cinco hijos que no salga a pedir comida a la calle si solo tiene agua en su nevera? Por eso no se puede vetar a un padre cuando cae en maltrato, hay que tratar de rehabilitarlos porque en algunos de los casos se pueden equivocar”.

Yohana Marra/  Crónica Uno

Lee también:

Advertisement

Venezuela

Las cifras que muestran el nivel del descontento de los venezolanos en tiempos de Maduro

El país se ha unido en protestas para defender sus derechos laborales y reclamar salud, alimentación y educación

descontento

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) presentó recientemente su informe en el cual presentó las cifras que se han registrado en el país en los últimos ocho años, seis de los cuales transcurrieron bajo el mandato de Nicolás Maduro.

En el documento, el Observatorio de Conflictividad apunta que en ocho años hubo más de 59 mil manifestaciones en todo el país de lo que se extrae, que en tiempos de Maduro se registraron 48.966 correspondiente al período 2013 a 2018.

Lee también: El chavismo ahora también quiere controlar el internet

El 2018 con 12.715 protestas,  fue el año récord para Venezuela en cuanto al incremento de las manifestaciones de al menos 30% en comparación al año anterior, cuando la cifra se situó en 9.787.

En el 2018 en el territorio nacional diariamente al menos se produjeron 35 protestas. Según detalla en su informe anual el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), 89 % de las protestas ocurrieron por la exigencia de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, algo que, explican, desplaza las protestas políticas.

89% de las protestas de 2018 fueron por derechos económicos, sociales, culturales y ambientales 

“Ante la falta de políticas públicas efectivas que atiendan los problemas urgentes relacionados con la calidad de servicios públicos, respeto a contrataciones colectivas de los trabajadores, salud, alimentación y educación, los ciudadanos protestan a diario y estas son las motivaciones que destacan por encima de las protestas políticas”, se lee en el informe presentado.

La carencia de servicios también tomó un rol protagónico como uno de los motivos que dispararon las protestas en el 2018. De hecho, 3716 acciones fueron por ese motivo: 1731 por falta de gas doméstico, 1138 por falta de acceso a agua y 847 por carencia de servicio eléctrico.

Las exigencias vienen en combo

En 3.541 protestas se exigieron distintos derechos simultáneamente, lo que se denomina protestas combinadas. Esto representó el 28% del universo registrado durante 2018.

descontento

descontento

 

Derechos más demandados

descontento

Seguir leyendo

Venezuela

El chavismo ahora también quiere controlar el internet

La información que viaja por las redes y su expansión estarán vigiladas y controladas por el régimen

internet

El acceso libre y privado a Internet en Venezuela tiene los días contados, un anteproyecto denominado “Ley Constitucional del Ciberespacio de la República Bolivariana de Venezuela”, o Ley del Ciberespacio, como ya se conoce en el país , pretende controlarlo tanto a nivel personal como empresarial.

La propuesta, con 47 artículos, será presentada próximamente ante la Asamblea Nacional Constituyente (creada al margen de la Constitución para favorecer al chavismo).

Lee también: 7 claves para entender el momento histórico que vive Venezuela para librarse del régimen

El artículo 5, según reporta el portal noticierodigital.com, que tuvo acceso al anteproyecto, convierte el uso del ciberespacio en “una actividad de interés público y estratégico para la defensa integral de la nación”. Es decir, somete su actividad a las políticas que el Estado emane en su beneficio.

Con esto, al igual que la infraestructura en telecomunicaciones, la información que viaja por las redes y su expansión estarán vigiladas y controladas por el régimen de Nicolás Maduro.

Internet

Noticiero digital también destaca el artículo 8, el cual señala que las infraestructuras tecnológicas, así como de servicios, los usuarios y los datos, además de toda la información que pase por las redes y que estén o no en el país, quedarán sometidas a la regulación.

“La seguridad de contenidos comprende el conjunto de herramientas, políticas, normas o procedimientos, acciones técnicas y jurídicas especializadas, que deberá el órgano competente en materia de Ciberespacio establecer mediante reglamento para garantizar el respeto, la paz, tolerancia y convivencia pacífica del país”, contempla, en tanto, el artículo 10.

La citada ley contempla multas de entre 50 mil 200 mil unidades tributarias a los propietarios y operadores de infraestructura crítica, mientras que los titulares de datos, proveedores de servicios y usuarios, también tendrán que pagar multas de entre 50 mil y 200 mil unidades tributarias si violan las normas.

internet

ONG condenan anteproyecto de Ley Constitucional del Ciberespacio

Más de 30 organizaciones y especialistas de la comunicación social suscribieron un comunicado difundido este viernes, 18 de enero, en rechazo al anteproyecto de Ley Constitucional del Ciberespacio, discutido por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y que podría estar próximo a ser aprobado.

El pronunciamiento advierte que el anteproyecto “justifica y expande aún más los poderes del gobierno para controlar y vigilar el uso de internet sin contrapesos institucionales, lo cual representa una grave amenaza a los derechos humanos de los venezolanos”.

Afirmaron que bajo la doctrina de “defensa integral de la Nación” el Gobierno pretende limitar a los ciudadanos a una “red controlada, aislada y fragmentada”. El anteproyecto, a juicio de las organizaciones, utiliza además las naciones de soberanía, seguridad nacional y control ciudadano para “justificar la adopción de medidas que violan derechos fundamentales”, como la libertad de expresión y la protección de datos personales.

Lea aquí el comunicado

Seguir leyendo

Venezuela

7 claves para entender el momento histórico que vive Venezuela para librarse del régimen

Guaidó se apega a un plan: terminar con la usurpación, lograr un gobierno de transición y dar paso a elecciones libres

Juan Guaidó admite llevar una carga histórica sobre sus hombros. Él está en el centro de la atención de la parte de Venezuela que lo ve como la esperanza, el hombre liberador que puede romper las cadenas del chavismo. Se trata de un joven impetuoso que hasta hace unos días ocupaba un segundo puesto en el liderazgo de su partido y que ahora encabeza el único poder estatal reconocido como legítimo por la comunidad internacional, los sectores empresariales y otros actores de la sociedad no controlados por el PSUV.

Lee también: El drama de los niños de Venezuela cuyos padres huyen en busca de trabajo

Los 7 datos que debes saber

1.-Por un lado a Juan Guaidó le reclaman que de una vez reclame la presidencia, pero por el otro muchos insisten que debe adoptar un enfoque  más comedido y estratégico. Ese es el que ha elegido, por ahora.

Venezuela

2.-Guaidó se apega a un plan: debemos terminar con la usurpación de Miraflores, lograr un gobierno de transición y dar paso a elecciones libres. “El elemento más importante es reunir la fuerza necesaria para poner fin a la usurpación. “Nuestro rol, nuestro desafío, es reunir a todos los sectores de la sociedad, incluidas las Fuerzas Armadas, para lograr eso”, explica.

Venezuela

3.-Guaidó anunció su plan el 5 de enero y desde entonces ha ido ganando terreno a medida que pasan las horas. Por eso habló de “hacerse cargo”. Paso a paso, se está acercando. Por supuesto, él sabe que tiene que llegar a diferentes audiencias. “Vivimos en una dictadura, y para la transición necesitamos a todos, incluido el chavismo, los desertores y los que permanecen, por temor a hablar abiertamente porque no tienen a dónde ir”.

Venezuela

4.-Él dice que quiere darles una salida a los que están atados por el régimen. Ese es el objetivo de la amnistía aprobada por el Parlamento. El artículo 3 de ese texto dice: “Todas las garantías constitucionales se otorgarán a favor de cualquier funcionario civil y militar que, en cumplimiento de los artículos 333 y 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, coopere en el restablecimiento de la democracia y la constitucionalidad. Orden en Venezuela, violada por el régimen de facto que ahora está usurpando la Presidencia de la República ”. La amnistía también borraría cualquier mancha desde 1999. Un nuevo comienzo.

Venezuela

5.-Como se habla de nuevas elecciones, libres y transparentes, ya hay en escena muchos que quieren competir, es así como ha salido Rafael Ramírez, el conocido “Zar del petróleo”, quien cree que puede ganar la presidencia con la marca del chavismo y un montón de acusaciones de corrupción, incluido el haber permitido a su primo enriquecerse con los contratos de PDVSA. Por otro lado, Juan Guaidó luce limpio. Tiene una ventaja en su frescura: es tá nuevo, tan inaudito, que nadie realmente ha descubierto una historia sobre él.

Venezuela

6.- La agencia de sondeo Delphos confirma que el impacto que está teniendo Guaidó en la opinión pública está creciendo, como un efecto de bola de nieve, que crece y crece. Después de todo, Venezuela es un país sometido a la hegemonía comunicacional del régimen, sin medios de comunicación masivos ni estaciones de televisión listas para emitir su ceremonia de juramento en el Parlamento, con páginas de noticias digitales bloqueadas (El Pitazo, La Patilla, Caraota Digital, El Nacional y un montón más censurados por CANTV) y una importante disminución de usuarios en redes sociales, producto de la pérdida de equipos tecnológicos producto de una capacidad reducida para reemplazar equipos robados o rotos.

Venezuela

7.- En sus discursos públicos, Guaidó ha pedido a todos que corran la voz, que repliquen el mensaje. Una de sus aspiraciones es que esto le permita alcanzar una masa crítica y generar impulso para el 23 de enero, cuando la movilización popular podría inundar las calles nuevamente. Ese será el comienzo del segundo capítulo.

Redacción Contexto Diario

 

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement