Connect with us

Venezuela

21/10/2018 5:21 pm ET

Embargaron 130 inmuebles a red de blanqueo vinculada al yerno de Ledezma y exministro de Chávez

La operación Carabela contó con la colaboración del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Un hotel, dos edificios de apartamentos, una urbanización de lujo con más de 60 villas situadas en Marbella y varios inmuebles ubicados en el madrileño barrio de Salamanca son las propiedades inmobiliarias embargadas en la operación policial que se realizó el pasado miércoles contra ciudadanos venezolanos por un presunto delito de blanqueo de capitales.

En total, 130 inmuebles valorados en más de 72 millones de euros, según los datos facilitados por la Dirección General de la Policía. En el operativo, que llevó a cabo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de este cuerpo policial -a instancias de la Fiscalía Anticorrupción y por orden del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid-, se registraron domicilios personales y despachos profesionales. En total, siete registros, según una publicación de El Mundo de España.

Lee también: María Corina Machado reveló que ha estado en contacto con oficialistas

La operación, que fue bautizada con el nombre de Carabela y contó con la colaboración del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, supuso también el bloqueo de cuentas bancarias, cuyos titulares son los miembros de esta presunta trama de blanqueo, y la intervención de cinco vehículos de alta gama.

Los agentes de la Policía detuvieron en total a cuatro personas en Madrid. Entre ellas al que fuera viceministro de Energía Eléctrica de Venezuela entre 2001 y 2006, Nervis Villalobos Cárdenas.

Entre los detenidos se encuentra también el ciudadano argentino Luis Fernando Vuttef, esposo de Antonietta Ledezma Capriles, hija del opositor venezolano Antonio Ledezma. El juez encargado de la investigación emitió también tres órdenes internacionales de detención contra otras personas presuntamente implicadas.

Ramificaciones en Suiza, Malta e Italia

La operación Carabela se produce después de que los investigadores hayan hallado nuevas pruebas para acreditar el delito de blanqueo que la Fiscalía Anticorrupción atribuye a los presuntos implicados en la trama.

En concreto, y según los datos facilitados por la Policía, los investigadores han descubierto una sociedad de gestión de patrimonios domiciliada en España que proveía de servicios de blanqueo de capitales a políticos venezolanos y directivos de PDVSA. Se trata de la firma Columbus, como adelantó este diario, domiciliada en la calle Orellana de Madrid y fundadora de la sociedad gestora Swiss Invest, a través de la cual se hacían, presuntamente, las inversiones inmobiliarias.

Según los investigadores, Columbus ayudaba a ocultar las ganancias obtenidas por los venezolanos mediante la inversión de los fondos en activos inmobiliarios situados en España. Para ello se valían de una estructura societaria con ramificaciones en Suiza, Malta e Italia.

Esta investigación arrancó hace un año, tras detectar transferencias de dinero procedentes del extranjero y realizadas por un ciudadano portugués, llamado Hugo Gois, según confirmaron fuentes conocedoras de la investigación. Las transferencias tenían como destino cuentas bancarias de personas vinculadas a ex políticos venezolanos y a directivos de Columbus.

Casualmente, y gracias a la cooperación policial internacional, los investigadores descubrieron que Gois estaba siendo investigado en Estados Unidos en un caso conocido con el nombre de Money Flight. Los datos que obran en poder de las autoridades estadounidenses señalan que este ciudadano portugués ayudó a venezolanos, presuntamente, a blanquear más de 1.200 millones de dólares obtenidos mediante sobornos.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement