Connect with us

Venezuela

12/12/2018 10:24 pm ET

El estudio que revela cómo se ha pulverizado el salario en Venezuela

El informe deja constancia del efecto devastador que ha tenido la hiperinflación

salario

Aunque en junio, el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES UCAB) estimó en su estudio semestral que la inflación de 2018 cerraría en 60.000% y la caída del Producto Interno Bruto rondaría 10%, las nuevas proyecciones hacen prever que la economía venezolana sigue en caída libre y nada parece detener su colapso, según se desprende del Informe de Coyuntura Venezuela correspondiente a diciembre, elaborado por los economistas Luis Zambrano Sequín y Santiago Sosa.

La investigación de la UCAB coloca en blanco y negro una realidad que los ciudadanos están padeciendo en carne viva hace más de un año: Venezuela atraviesa una de las hiperinflaciones “más elevadas conocidas por la humanidad en tiempos no bélicos, además de una de las más prolongadas”.

Lee también: Las denuncias que hará la Asamblea Nacional sobre el CNE

El informe deja constancia del efecto devastador que ha tenido la hiperinflación en el poder de compra del salario. Señala cómo en los últimos cinco años se destruyó el valor real del salario mínimo en Venezuela (es decir, su capacidad de compra), pese a los frecuentes aumentos nominales realizados por el gobierno, incluyendo el de 5.900% decretado en agosto y el de 150% de noviembre.

De acuerdo con el documento, al finalizar el año la economía cerrará con una disminución de 15% respecto a 2017 y acumulará cinco años consecutivos de decrecimiento. Además, para 2019 el PIB decrecerá otro 8%.

Los economistas señalan en su reporte que 2018 concluirá con una reducción de 18% en los ingresos por exportaciones respecto a 2017, los cuales se ubicarán en 26.500 millones de dólares, es decir, 73% menos que en 2012. “Nuestro estimado es que el año que viene el valor de las exportaciones podría reducirse unos $6.000 millones adicionales”.

En cuanto a las importaciones, los datos son igual de dramáticos y hacen prever una mayor escasez de bienes y servicios El documento estima que al finalizar el año, este ítem rondará los $11.200 millones, es decir, $8.000 millones menos que en 2017 y 84% por debajo de los $70.000 millones alcanzados en 2012.

Redacción Contexto Diario

Fuente: El Siglo

Advertisement
Advertisement