Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

25/07/2019 2:18 pm ET

Diputados opositores intentan mantener viva la Asamblea Nacional

Nicolás Maduro busca cerrar el único espacio institucional con el que cuenta la oposición

Legisladores opositores de Venezuela aseguran que el creciente cerco del gobierno de Nicolás Maduro busca cerrar el único espacio institucional con el que cuenta la oposición: La Asamblea Nacional que encabeza Juan Guaidó.

Desde que Guaidó invocó la Constitución para asumir la presidencia interina, agresiones a las afueras de la sede del Palacio Legislativo por parte de grupos progubernamentales y fallos judiciales con acusaciones de conspiración son parte del asedio reciente que enfrentan los diputados opositores.

“Estamos vulnerables”, afirmó Nora Bracho, una legisladora golpeada hace un mes a la entrada del parlamento mientras defendía a periodistas que no podían ingresar al complejo, porque seguidores del oficialismo bloqueaban el acceso.

Lee también: EE. UU. sancionó a hijos de Cilia Flores por recibir sobornos de Alex Saab

El impulso de Guaidó ha disminuido luego del infructuoso llamado a los militares para que desconocieran a Maduro. Pero la Asamblea Nacional mantiene su plan de buscar la salida del presidente, con la aprobación -entre otras- de medidas para impedir que el gobierno acceda a los activos externos.

En febrero, el Parlamento nombró juntas para la petrolera estatal PDVSA y su filial en Estados Unidos, y en julio designó un directorio para el Banco Central a fin de proteger las reservas internacionales, que en parte están en lingotes de oro.

Lee también: Ricardo Rosselló renunció como gobernador de Puerto Rico

El martes, el Congreso aprobó volver a un tratado de defensa regional, aunque Guaidó advirtió que no se trata de una solución “mágica” a la crisis.

Decenas de países han reconocido a Guaidó, pero Maduro tiene el control de las fuerzas armadas. El jefe del Congreso argumenta que Maduro fue reelegido en elecciones fraudulentas, mientras el mandatario dice que el opositor intenta derrocarlo.

“Hemos sido amenazados con que nos van a encarcelar. Hemos hecho una labor titánica, al tener la espada de Damocles encima”, agregó Bracho, de 47 años, que en abril fue detenida unas horas durante una protesta por la crisis eléctrica que padece la entidad que representa, el petrolero estado Zulia.

El Congreso tiene 167 legisladores y para aprobar las decisiones se requiere que la mitad esté presente. Pero desde el año pasado y con mayor fuerza en 2019, unos 21 parlamentarios están ausentes de sus escaños porque han sido detenidos, salieron al exilio por medidas judiciales o están refugiados en embajadas en Caracas.

Esta situación obliga al parlamento opositor a efectuar maniobras para alcanzar el quórum mínimo.

Para leer la nota completa visita la página web de Reuters.

Advertisement
Advertisement
Advertisement