Connect with us

Venezuela

03/08/2018 11:09 am ET

Detalles del estricto funcionamiento del control cambiario en Venezuela

La derogación de la ley de ilícitos cambiarios permitirá a las personas operar con sus dólares a través de casas de cambio.

Bolívares - dólares. Control cambiario.

Este jueves 2 de agostó la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), aprobó el decreto derogatorio de la ley de ilícitos cambiarios elevada por el Ejecutivo, para promover las inversiones y frenar la actividad de operadores que fijan un precio irreal de las divisas.

Según el presidente de la ANC, Diosdado Cabello el propósito de la derogación es otorgar a los particulares personas naturales y jurídicas, las garantías para el desempeño de su participación en el modelo económico. En concreto, se deroga la ley de ilícitos cambiarios y se elimina un artículo de la ley del Banco Central de Venezuela que impide transar divisas libremente.

Lee también: ANC derogó por decreto la ley de ilícitos cambiarios

“Ni un dólar para los golpistas”, dijo Hugo Chávez en febrero de 2003 antes de aprobar un estricto sistema de control cambiario, una de las principales señas de identidad de la economía de Venezuela.

Lo que en principio era una medida temporal tras un largo paro petrolero que dañó la economía venezolana, se convirtió en un pilar de la política económica durante los últimos 15 años de gobierno socialista, primero con Chávez y más tarde con Nicolás Maduro.

Un artículo publicado en el portal web de la BBC Mundo, reseña que el Estado venezolano ha visto caer sus ingresos, mayoritariamente provenientes del sector petrolero. La actividad económica se ha reducido drásticamente y Venezuela sufre la mayor inflación del mundo, que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) cerrará para finales del año 2018 en 1.000.000%.

Lee también: Documental DW: Venezuela, la huida de un Estado fallido

La devaluación en los últimos años de la moneda, el bolívar, ha provocado que los venezolanos buscaran protegerse sobre todo con dólares, cuya oferta oficial está controlada por el Estado. Eso generó un mercado paralelo, ilegal, pero que en realidad es el de referencia, el más usado. Y refleja un tipo de cambio muy superior al oficial y en continuo crecimiento.

Mientras que el cambio oficial, llamado ahora Dicom, indica que un dólar cuesta 172.800 bolívares, el paralelo, el que mejor refleja la oferta y demanda de dólares (y en el que los usuarios se guían por varias páginas web con métodos opacos de cálculo) señala que un dólar cuesta más de 3,5 millones de bolívares.

Hace dos años, un dólar costaba 1.000 bolívares, de acuerdo a esas páginas. Su precio ha aumentado al crecer la demanda de dólares y escasear la oferta. El gobierno, por su parte, acusa a esas páginas web de ser especuladores con el fin de dañar la economía del país. Este complejo esquema hace que quien tenga dólares prefiera cambiarlos en el mercado paralelo, mucho más lucrativo.

Por su parte, el sector privado se queja de que ya no tiene acceso a divisas para la compra de insumos porque el Estado los obliga acudir a ese mercado paralelo, mucho más costoso, lo que tiene una incidencia en la constante subida de precios.

Lee también: Almagro respaldó alerta de captura internacional contra Maduro

Por su parte el economista Luis Vicente León, reiteró que luego de la derogación de la ley de ilícitos cambiarios, en el país se mantendrá un sistema dual, en el que la diferencia entre ambos sea menor que la actual, pero cree que seguirá el cambio paralelo. “Nadie en su sano juicio va a vender por debajo del mercado negro, por lo tanto, esto podría ser más de lo mismo”, indicó.

Para el próximo lunes 20 de agosto, está prevista la entrada en vigor de una reconversión monetaria con nuevos billetes y la eliminación de cinco ceros a la moneda venezolana.

 

 

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement