Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

04/04/2018 8:23 am ET

Cartón de huevos en Zulia llegó a los 800.000 bolívares

Los trabajadores formales cobran sus cestaticket con el nuevo aumento que comenzó a regir el 1 de marzo, pero el mismo apenas alcanza para comprar un cartón de huevos. La presentación del rubro de 30 unidades comenzó a venderse en las panaderías y charcuterías en 850.000 bolívares en el estado Zulia.

Un cartón de huevos se vende 65.000 bolívares menos que el pago de cestaticket que el presidente Nicolás Maduro aumentó a 915.000 bolívares.

Si se compara el precio con el salario mínimo mensual, decretado en 392.646 bolívares, los consumidores apenas comprarán medio cartón de posturas de aves. Para comprar las 30 unidades debe reunir el salario de al menos dos meses.

En los mercados populares como Altos de Jalisco, ubicado al norte de Maracaibo, la proteína se consigue en 600.000 bolívares. Por unidad el precio aumenta en las pequeñas bodegas, donde un huevo se vende entre 15.000 y 20.000 bolívares si el pago es en efectivo, y en 25.000 y 30.000 bolívares si es por transacciones bancarias (punto o transferencia).

Venezuela está sumida en un proceso hiperinflaciones desde noviembre de 2017, cuando la inflación mensual llegó a 50 por ciento. Desde entonces, su promedio es de 85 por ciento. El Fondo Monetario Internacional estimó para finales de año el índice inflacionaria en el país alcance 13 mil por ciento, seis veces más de lo que cerró en 2017 (2.616 %, según estimaciones de la Asamblea Nacional).

El economista Jesús Casique, director de la firma Capital Market Finance, calculó que en el periodo inflacionario que registra el país los precios aumentan cada 32 días.

No solo los huevo registraron un incremento de su precio en la última semana; el kilo de carne saltó de 580.000 a 800.000 bolívares y el queso semiduro, la presentación más económica, ya ronda en las panaderías en 1.200.000 mil bolívares.

Lee también: 

Advertisement

Venezuela

Metro de Caracas comenzó a vender tickets “chucutos”

El proceso inicio pedaleando en el mismo error. Es decir, con boletos regulados como la fallida primera vez

El lunes 17 de junio arrancó la reanudación en la venta de pasajes en la compañía Metro de Caracas, sin embargo, en esta oportunidad la presentación del boleto cambió por completo.

Es que los usuarios que adquirieron sus boletos en el primer día de ventas notaron que la presentación era diferente. Sí, aunque parece insólito, los boletos improvisados no portan la franja magnética en el centro, y están marcados a lápiz en los bordes con las guías que fueron usadas para cortarlos a mano.

Lee también: Juan Guaidó afirmó que acusados de corrupción serán investigados

Los boletos son irregulares, con bordes hechos como de cartulina escolar, aunque por detrás tienen la marca oficial del subterráneo.

Aunque en días anteriores la empresa había anunciado que este lunes arrancaba la venta de boletos y tarjetas para el uso del sistema de transporte, no había claridad cómo sería el proceso.

En estaciones como Caricuao y Zoológico, a tempranas horas de la mañana las taquillas permanecían cerradas, sin ningún personal que explicara sobre la venta de boletos.

Aunque el sistema cuenta con 46 estaciones, solo la mitad estará vendiendo boletos, tal es el caso de la Línea 2, donde solo estarán habilitadas cuatro estaciones para adquirir los tickets para viajar en el sistema, así lo informó la estatal a través de su cuenta de Twitter.

También anunciaron que el ticket tendría un nuevo costo de Bs.S 40, mientras que las tarjetas inteligentes de tipo A que son de cartón, solo se les pueden recargar 10 viajes lo equivalente a 400 bolívares, mientras que las tarjetas tipo B, pasarán a tener un costo de Bs.S 1.000 y aceptarán recargas de 10, 20 o 30 viajes.

Reiteraron que sí ya posees tú tarjeta adquirida en oportunidades anteriores, solo debes recargarla con una nueva cantidad de viajes.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Venezuela

Juan Guaidó afirmó que acusados de corrupción serán investigados

El llamado que Guaidó hace al pueblo de Venezuela es a exigir la contraloría

Juan Guaido

El presidente encargad, Juan Guaidó, aseguró que no permitirá que los esfuerzos que han sumado para ayudar a las familias venezolanas que han sido flageladas por la crisis que vive el país, sean empañados por acciones de mal manejo de recursos.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), aseveró que cualquier denuncia sobre mal manejo será investigada porque “no toleraremos corrupción, no lo vamos a permitir”. Sus señalamientos surgen luego de las acusaciones contra los militantes de Voluntad Popular (VP) Rossana Barrera y Kevin Rojas, de malversar fondos pertenecientes a la ayuda humanitaria.

Lee también: El escape de Richard Blanco fue tan misterioso como el de Ledezma

“Para nosotros lo importante es diferenciar claramente lo que hace el régimen. Es fundamental para nosotros la rendición de cuentas y deberán responder sobre el destino los fondos que se consiguieron para atender a los militares”, agregó.

Ante las acusaciones que funcionarios del chavismo pusieron sobre sus hombros también, Juan Guaidó, enfatizó que el gobierno de transición no maneja los recursos de atención, sino las organizaciones implementadoras.

Explicó, que una cosa es la ayuda humanitaria que se ha logrado recaudar y otro elemento es la ayuda para la atención de los militares que se encuentran en Cúcuta. Ante esto, “nosotros atendimos esa contingencia de la mano de Acnur y el gobierno de Colombia”.

Cuando se le preguntó por las razones por las que designó  a Rossana Barrera y Kevin Rojas, para atender la contingencia en Colombia, explicó que se hizo por la cercanía que ambos tenían con el hermano país y que estas personas estaban bajo la figura de enviados operativos, con la misión de coordinar junto a las agencias y el gobierno de Colombia la atención a estos militares, reseñó TalCual.

“La investigación no solamente será con Fiscalía Colombia, también se pidió el apoyo de transparencia internacional”, agregó. Al tiempo, puntualizó que estas personas fueron separadas del cargo y tendrán que responder a estas acusaciones con la rendición de cuentas que demostrará si tienen responsabilidad o no y del mismo modo, evitará que se sigan cometiendo los errores que arrojaron a Venezuela a la crisis en la que se encuentra sumergida.

El llamado que Guaidó hace al pueblo de Venezuela es a exigir la contraloría. En este sentido, destacó que ese elemento será diferenciador con el régimen pues “para nosotros una simple investigación, una simple denuncia es suficiente para salir a dar la cara y buscar respuestas porque lo que quiere el régimen es empastelarlo todo”.

“Tanto los embajadores como estas personas se han mantenido fuera ad honorem, con lo que han recaudado durante su vida, como hacen los diputados que no cobran desde 2016”, resaltó. Sobre esto destacó que los fondos por los que estas personas están siendo investigadas son fondos privados y no tienen que ver con la ayuda humanitaria que se ha recaudado.

Se habla de 90.000 dólares de donaciones de particulares para la asistencia de militares que sería presuntamente malversado por estas personas (Kevin Rojas y Rosana Barrera). Para nosotros es sagrado que se debe marcar una diferencia profunda con esto”, dijo.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Venezuela

El escape de Richard Blanco fue tan misterioso como el de Ledezma

Viajó desde Caracas a la frontera sin que nadie lo viera

El diputado Richard Blanco informó a través de su cuenta en Twitter que llegó a Colombia el 17 de junio, luego de cruzar por una trocha.

Antes de la publicación del parlamentario, el exalcalde Antonio Ledezma dio a conocer la noticia desde España.

Lee también:La verdad sobre el misterioso escape de Antonio Ledezma

Lee también:Salvatore Lucchese, el violento compañero de celda que Leolpoldo López no aguantó

Richard Blanco había estado bajo protección de la Embajada de Argentina en Caracas desde el 7 de mayo.

Tal como ocurrió con Antonio Ledezma, líder del partido político Alianza Bravo Pueblo (ABP), donde Blanco milita, llegó a Colombia sin que nadie lo viera.

Las embajadas donde hay opositores a Maduro están vigiladas por cuerpos de seguridad. Tal es el caso de la Embajada de Chile, donde está Roberto Enríquez y Freddy Guevara.

El diputado Richard Blanco salió de la embajada argentina e hizo el recorrido por tierra hasta la frontera sin problemas. No fue detenido en ninguna de las no menos de 15 alcabalas que hay entre Caracas y Táchira.

Lee también: Patricia Poleo, la periodista que pudo ser primera dama de Chávez

Escape de Ledezma

Antonio Ledezma es suegro de Andrés Izarra y padrastro de Isabel González Capriles de Izarra, afortunada dueña de cuentas bancarias en euros y dólares en Andorra y Alemania, producto de la corrupción de su marido.

El 17 de noviembre de 2017 se informó que Ledezma huyó de su casa, donde cumplía arresto domiciliario, y apareció en Cúcuta. Bañado y afeitado tomó un avión privado del expresidente colombiano, Andrés Pastrana, que lo llevó a Bogotá y desde allí viajó a Madrid en un vuelo de primera clase de Iberia.

Todo muy bien preparado. El régimen de Nicolás Maduro no dijo nada, ni sancionó, interrogó o aprehendió a los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) que montaban guardia afuera de la casa de Ledezma. Ni siquiera sobre el día y hora exacta de la huida.

FS | Contexto Diario

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement