Síguenos en nuestras redes sociales

Venezuela

11/03/2019 11:03 pm ET

Ataque electromagnético o la película en la que se inspiró Maduro para explicar el megapagón de Venezuela

Luego de un ataque de EMP, la ofensiva tendría consecuencias tecnológicas irreparables en aparatos electrónicos y electrodoméstico

electromagnético

 Según el líder del régimen venezolano, el apagón que dejó a Venezuela sin energía eléctrica durante 4 días, se produjo por un ataque “cibernético y electromagnético” de Estados Unidos contra la principal fuente de generación.

Maduro dijo que detrás de esa “agresión” se esconde una estrategia para “desesperar” a la gente y reactivar el ingreso de “ayuda humanitaria”, y así justificar una invasión norteamericana.

Lee también: Anarquía: Saqueos en medio del fallo eléctrico más grande de la historia de Venezuela

También reportó la captura de dos personas que tramaban otro “sabotaje” en la hidroeléctrica Guri (sur), donde se originó el problema, y sostuvo que ya hay un “alto porcentaje del país incorporado al sistema eléctrico nacional”.

¿Es posible un ataque electromagnético a un país?

“El arma invisible” es el nombre de un documental que comienza  con el supuesto de que una gran ciudad es atacada por un arma que no genera explosiones ni destrucción visible, pero que hace que todos los aparatos electrónicos dejen de funcionar, devolviendo a sus habitantes al siglo XIX y generando un caos monumental.

El tipo de armas que podrían crear este tipo de situaciones, son las conocidas como armas de microondas, cuyo desarrollo hace ya muchos años que se lleva a cabo aunque se ha intentado mantener en secreto durante mucho tiempo.

Un caso paradigmático de los efectos de este tipo de armamento, o por lo menos es lo que la mayoría cree, es lo que sucedió el domingo 2 de abril de 1978 en Bell Island, Terranova, al este de EEUU: cayó una especie de rayo del cielo que arrasó con gran parte de la tranquila isla.

La explosión generó un ruido ensordecedor que se escuchó a más de 20 Km. de distancia e incluso allí hizo temblar todo. Los televisores explotaron, los fusibles saltaron, bolas de fuego demolieron las casas del pueblo y murieron animales. Incluso la dueña de la casa donde cayó  ese “rayo” murió 4 meses después por un fallo cardíaco, lo cual no se sabe si sucedió por mera coincidencia, algo casual, o estaba directamente relacionado con el rayo que puso a la isla en el punto de vista mundial, algo causal.

Ese día los satélites registraron emisiones de luz equivalentes a la explosión de una bomba de 10 megatones, muchísimo más potente que la generada por la bomba lanzada sobre Hiroshima, y también los escáneres militares registraron tamaña explosión.

Con todo lo dicho, la rama de inteligencia de la policía militar de Canadá decidió abrir una investigación por su cuenta aunque los informes oficiales acabaron diciendo que la explosión había sido debida a la caída de un rayo, algo que los habitantes de la zona no creyeron; se preguntaban si lo que sucedió no habría sido un experimento militar fallido.

¿Qué son los pulsos electromagnéticos y cómo se forman?

Los pulsos electromagnéticos son emisiones de radiación electromagnética muy breve pero de una altísima intensidad.

Pueden formarse o bien debido a campos magnéticos que varían muy intensamente o bien a causa de una explosión nuclear. Cuando una bomba nuclear explota libera una gran cantidad de radiación gamma que por Efecto Compton puede provocar una lluvia de electrones. Estos electrones al moverse provocarían un campo magnético variable, el EMP.

Los efectos de un ataque electromagnético que no concuerdan con lo ocurrido en Venezuela

El efecto de los pulsos electromagnéticos fue descubierto accidentalmente durante las primeras pruebas nucleares, cuando en las primeras explosiones los equipos de medición y aparatos eléctricos se estropearon y quedaron inservibles, lo cual llevó a que se descubriera que este hecho era debido a que las explosiones nucleares generaban (generan) enormes pulsos electromagnéticos que afectan a todo aparato electrónico.

En Venezuela ningún aparato electrónico ni electrodoméstico quedó inservible, irrecuperable. Todos continuaron funcionando con normalidad, una vez que se ha ido restituyendo el servicio eléctrico.

El alcance real de un EMP entra, en parte, en el campo de la especulación, pues nunca se ha lanzado un ataque de este tipo sobre un país: podría ‘simplemente’ causar gravísimos daños o devolver en pocos minutos parte de un continente a la Edad de Piedra, no se sabe.

Luego de un ataque de EMP, la ofensiva tendría consecuencias tecnológicas en numerosos equipos y circuitos de computadoras, fallaría la energía eléctrica durante “largo tiempo”, y serían requeridos al menos 18 meses para sustituir los elementos clave de la red o sistema lastimado. El pulso electromagnético no mata ni hiere, por sí mismo, a nadie. Su notable capacidad destructiva deriva, por tanto, de su poder para interrumpir el suministro eléctrico y dañar, en general, cualquier dispositivo preparado para funcionar con electricidad, de tal manera que en unos segundos una bomba PEM podría dejar sin luz a todo un país, al tiempo que su red de comunicación móvil y los sistemas GPS dejarían de funcionar, se inutilizarían los cables y todos los aparatos electrónicos quedan inservibles.

¿Terranova es igual que Venezuela?

Terra Nova es una serie que trata de un grupo de «peregrinos» que viajan a la época de los dinosaurios, huyendo de un futuro devastado. El título de la serie es el nombre de la colonia que establecen allí.

 En uno de los episodios (el sexto), un meteorito explota en el aire, muy cerca de la colonia, produciendo un pulso electromagnético que fríe todos los microchips de Terra Nova. Ordenadores, circuitos, iluminación, incluso las armas (que funcionan con un chip) dejan de funcionar.

Redacción Contexto Diario


Advertisement
Advertisement
Advertisement