Connect with us

Venezuela

11/04/2018 8:48 am ET

A Iván Simonovis le corresponde la libertad condicional desde 2012

Este miércoles se cumplen 16 años de los hechos violenteos que se registraron en el centro de Caracas el 11 de abril de 2002, mejor conocida como la masacre en Puente Llaguno. Iván Antonio Simonovis Aranguren, considerado el “prisionero rojo”, en noviembre de este año cumplirá 14 años de prisión.

Fue sentenciado en 2009 a 30 años de cárcel, por la muerte de dos personas de las 19 que fallecieron en los hechos registrados ese día, tras el fallido golpe de Estado contra el presidente Chávez en 2002. También se le negó la posibilidad de libertad condicional que podía ser concedida desde abril de 2012.

“El caso ha sido un tema de diálogo y nunca lo han incluido en las medidas de liberación”, aseguró María del Pilar Pertiñez de Simonovis al recordar el caso de su esposo  cuando cumplió 12 años de su condena en noviembre de 2016.

El exjefe de seguridad ciudadana del Área Metropolitana de Caracas fue condenado el 3 de abril de 2009 a 30 años de cárcel por los delitos de complicidad necesaria en la ejecución del delito de homicidio calificado, consumado, frustrado, y lesiones graves, gravísimas, menos graves y leves. La decisión luego fue confirmada por la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia. El fallo fue suscrito por su entonces presidente, el exmagistrado Eladio Aponte Aponte, quien desde el exilio admitió que el caso fue una “trama que le obligaron a montar”.

Aponte Aponte expresó en una carta notariada y apostillada por la Cancillería de Costa Rica, que “es un deber inaplazable, confesar ante ustedes, y ante todos, que he cometido el pecado de haber transmitido a los jueces que los juzgaron la orden de condenarles a 30 años de prisión a como diera lugar“. Agregó al final: “Yo estaba cumpliendo instrucciones directas del presidente Hugo Chávez Frías, quien así me lo ordenó”.

Una retrospectiva al pasado

En abril de 2002 Simonovis era asesor de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Mayor durante la administración de Alfredo Peña. A pesar de no tener pruebas contundentes en su contra y mantener su presunta inocencia, una sentencia en su contra se ha convertido en una tortura, por la injusticia y por las consecuencia de los problemas de salud.

En el 2006 inició el juicio en su contra, así como de los comisarios Lázaro Forero y Henry Vivas, así como ocho exfuncionarios de la Policía Metropolitana. Un año después, la juez del Tribunal 4° de Juicio de Aragua, Maryorie Calderón anunció el inicio de la fase de evacuación de pruebas, luego que la defensa denunciara que existía retardo en el juicio, tras haber cumplido un año de iniciado.

Foto: El Universal

Empezaron los problemas de salud en el 2008, cuando se realizaron evaluaciones médicas que arrojaron como resultado osteoporosis moderada, hernias discales, cuello y lumbar y síndrome del túnel carpiano bilateral. Se acercarían así las conclusiones del caso a casi tres años de haber comenzado el juicio. La juez declaró cerrado el debate oral y público, y estableció en este sentido el inicio de la etapa de conclusiones, paso previo a la sentencia. El 3 de abril de 2009, luego de 14 horas de deliberación fue condenado a la pena máxima.

Intensificación de enfermedades

Ese mismo año, el Ministerio Público solicitó que Simonovis fuera trasladado al Hospital de Clínicas Caracas para someterlo a una evaluación médica. En el momento, se corroboró el diagnóstico de osteoporosis de cabeza y cuello de fémur, con riesgo de moderado a elevado de fractura de cadera.

Su esposa María del Pilar Pertiñez consignó en el Tribunal Primero de Ejecución del Circuito Judicial del estado Aragua, los informes médicos que avalaban las distintas patologías y a partir de ese momento, solicitó cuatro ayudas humanitarias en diferentes instancias nacionales e internacionales.

“Lo que le han hecho a Ivàn le pasa a militares, a políticos, a tuiteros y a cualquier persona que se atreve a pensar distinto. Simonovis está preso no por lo que hizo sino por lo que representó. Más allá de una situación de venganza personal esto se convirtió en una política de criminalización contra los que se atrevieron a pensar diferente”, dijo la popular Bony.

En el 2013 se concretó su traslado y fue recluido en el Hospital Militar Doctor Carlos Arvelo e intervenido quirúrgicamente de emergencia. Su diagnóstico post-operatorio fue: Colecistitis aguda perforada, piocolecisto, gangrena vesicular, hidronefrosis derecha, hipertensión arterial y sacroileitis. Su caso fue presentado en el proceso de diálogo entre Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática del año 2014. Entre los asuntos que se trataron en las reuniones se propuso lograr la medida humanitaria a favor de Iván Simonovis y una Ley de Amnistía.

Cansado de esperar respuesta de la titular del Juzgado de Ejecución, Ada Marina de Armas, y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre una medida  humanitaria a su favor, el excomisario inició una huelga de hambre. Finalmente, la noche del 19 de septiembre de 2014 recibió el beneficio de casa por cárcel, dónde aún continua cumpliendo su sentencia.

Siempre recordado

Jesús “Chúo” Torrealba, siempre ha asegurado que Simonovis fue un chivo expiatorio del régimen y lamentó que durante todo este tiempo que ha pasado sus hijos no lo han podido ver libre.

“Iván Simonovis es un rehén político y un rehén histórico. El 11 abril de 2002 se perpetró  un crimen de lesa humanidad, donde se activó el Plan Ávila para masacrar a una población”, e Iván Somonovis lo que hizo fue actuar en resguardo de la ciudadanía, manifestó Torrealba, agregando que fue escogido como la cuota que necesitaba el gobierno de “culpables oficiales” que validaran su versión.

Explicó que allí no se permitió una investigación a fondo, “se criminalizó y lo sentenciaron a la pena máxima de 30 años de prisión, porque casa porque cárcel sigue siendo cárcel”, aseveró.

Indicó Torrealba que con esa injusticia hoy se priva a la gente de un buen policía, mientras que el crimen hace de las suyas en el país. “Cuanta falta hace Iván Simonivis”, reflexionó.

Cronología del caso:

22 de noviembre de 2004.– Dos años después de los sucesos del 11 de abril, Iván Simonovis es detenido en el Aeropuerto Internacional de La Chinita en Maracaibo por funcionarios de la Dirección de los Servicios de inteligencia y Prevención (Disip), sin orden de aprehensión en su contra.

20 de febrero de 2006.- Inicia el juicio en contra del ex inspector de la otrora PTJ, Iván Simonovis, los comisarios de la Policía Metropolitana, Lázaro Forero y Henry Vivas y 8 ex funcionarios de la PM.

21 de marzo de 2007.- La juez del Tribunal 4 de Juicio de Aragua, Maryorie Calderón, anuncia el inicio de la fase de evacuación de pruebas, luego que la defensa denunciara que existía retardo en el juicio, ya que se había cumplido un año del inicio del proceso.

Febrero de 2008.- Se realiza evaluaciones médicas a Iván Simonovis que arrojaron como resultado, osteoporosis moderada, hernias discales, cuello y lumbar y síndrome del túnel carpiano bilateral.

23 de marzo de 2009.- A casi tres años de haber comenzado el juicio contra los comisarios Henry Vivas, Lázaro Forero e Iván Simonovis así como a ocho policías metropolitanos, la juez 4 de Juicio de Aragua, Maryorí Calderón, declaró cerrado el debate oral y público y estableció el inicio de la etapa de conclusiones, paso previo a la sentencia.

3 de abril de 2009.- Tras 14 horas de deliberación fueron dictados 30 años de prisión a Forero, Vivas y Simonovis y los funcionarios de la PM, Marcos Hurtado, Erasmo Bolívar, Luis Enrique Molina, José Arube Salazar; 17 años de prisión y dejaron en libertad a Rafael Neazoa López y Alfonzo Zapata.

Abril de 2009.- El Ministerio Público solicitó que el ex secretario de Seguridad de la Alcaldía Mayor fuera trasladado para el Hospital de Clínicas Caracas para someterlo a una evaluación médica.

Se corroboró el diagnóstico de osteoporosis de cabeza y cuello de fémur, con riesgo de moderado a elevado de fractura de cadera. Insuficiencia de Vitamina D. Cambios osteodegenerativos de columna cervical, específicamente C4-C5, C5-C6, C6-C7; con protrusión concéntrica de los discos. Síndrome del túnel carpiano bilateral. Fractura vertebral a nivel de L2, de probable origen traumático. Discopatía lumbar L4- L5, L5-S1, presentando como consecuencia denervación radicular a nivel de L4 del lado derecho. Ileítis severa. Hipertrofia de Ventrículo izquierdo. Esofagitis de reflujo Grado C con Hernia hiatal.
8 de diciembre de 2011.- Su esposa María del Pilar Pertiñez consignó en el Tribunal Primero de Ejecución del Circuito Judicial del Estado Aragua, los informes médicos que avalan las distintas patologías que presenta Iván Simonovis y solicita por primera vez la medida humanitaria, la cual fue negada.

6 de junio de 2012.- El abogado y médico Igor Hernández, intenta nuevamente solicitar la medida humanitaria a favor de Simonovis por su delicado estado de salud y le fue negada el 27 de junio por supuestas “insuficiencias” en los exámenes presentados por médicos forenses.

26 de octubre de 2012.- La defensa solicitó ante el Tribunal Primero de Ejecución del estado Aragua que se materialice el traslado del comisario a un centro asistencial privado a fin de practicarle nuevos exámenes médicos dado su crítico estado de salud. Con estos estudios reintentaron la solicitud de medida humanitaria.

4 de diciembre de 2012.- Luego de más de un año de gestiones en Tribunales por parte de la defensa, se logró que Iván Simonovis fuera trasladado al Hospital de Clínicas Caracas donde estuvo recluido por tres días para realizarle estudios médicos y así determinar su condición de salud.

Febrero de 2013.- Bony de Simonovis solicita por tercera vez la medida humanitaria. La juez de Ejecución la negó y cambio el sitio de reclusión de los calabozos del Sebin al Centro de Procesados Militares en Ramo Verde, Los Teques.

Jueves 1 de agosto de 2013.– El abogado de Simonovis, José Luis Tamayo, solicitó ante el Tribunal de Ejecución, por cuarta vez, una medida humanitaria para el ex Secretario de Seguridad de la Alcaldía Metropolitana, quien fue sometido a una operación de emergencia por presentar peritonitis biliar.

26 de julio de 2013.- Bony Pertiñez de Simonovis solicitó a la Directora de Derechos Fundamentales de la Fiscalía General de la República que realizara las gestiones necesarias para que se le otorgue una medida humanitaria a su esposo, Iván Simonovis, y exigió el traslado urgente al Hospital de Clínicas Caracas por presentar un supuesto cuadro gripal severo, complicado con una esofaguitis (inflamación del esófago por reflujo) y gastritis, Fue llevado al Hospital Victorino Santaella, se le aplicó tratamiento y se regresó al centro de reclusión.

27 de julio de 2013.- Simonovis fue recluido en el Hospital Militar doctor Carlos Arvelo e intervenido quirúrgicamente de emergencia. La operación duro tres horas. Se le extrajeron 300 mililitros de infección abdominal y pasó 11 días hospitalizado. El diagnóstico al egreso fue: Colecistitis aguda perforada, piocolecisto, gangrena vesicular, hidronefrosis derecha, hipertensión arterial y sacroileitis.

7 de noviembre de 2013.- María del Pilar de Simonovis viajó a Roma con el líder opositor, Henrique Capriles Radonski, para reunirse con el Papa Francisco, donde se le planteó la crisis que vive Venezuela y se le pidió que exhortara al Gobierno nacional a otorgar la libertad condicional a Simonovis.

21 de noviembre de 2013.- La juez de Ejecución, Ada Marina de Armas, solicitó se conformara una Junta Militar Médica para evaluar a Simonovis, quien fue trasladado y sometido a exámenes médicos y psiquiátricos para un nuevo informe que será el definitivo para tomar la decisión de otorgar o no la libertad condicional.

22 de noviembre de 2013.- Familiares presentan el libro “El Prisionero Rojo”, una autobiografía escrita por Iván Simonovis, donde narra la tortura y la represión a la que ha sido sometido durante nueve años de prisión.

28 de enero de 2014.- Iván Simonovis es ingresado nuevamente al Hospital Doctor Carlos Arvelo por presentar Enterecolitis aguda (inflamación crónica en el intestino delgado y colón), abdomen agudo (dolor), deshidratación severa y enfermedad hemorroidal complicada con sangrado, debido a la falta de atención médica luego de varios meses de haber sido operado de peritonitis.

10 de abril de 2014.- El Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática inician un proceso de diálogo para resolver la crisis política, social y económica que atraviesa Venezuela y que ha generado protestas desde el 4 de febrero de 2012. Entre los asuntos que se tratan en las reuniones está lograr la medida humanitaria a favor de Iván Simonovis y una Ley de Amnistía.

19 de abril de 2014.- Jueza de ejecución otorga casa por cárcel al comisario para que atienda su precario estado de salud, donde permanece hasta la fecha.

Lee también:

Advertisement
Advertisement