Connect with us

Venezuela

06/11/2018 9:15 pm ET

5 claves del petro que Maduro no quiere que sepas

Es uno de los mayores enigmas del mundo cripto, envuelto en un misterio, dentro de un enigma socialista.

Desde el momento en que Venezuela anunció su propia moneda digital respaldada por el estado, el petro se ha mantenido como uno de los mayores enigmas del mundo cripto, envuelto en un misterio, dentro de un enigma socialista. Y mientras el gobierno jura que “el petro es una realidad”, los eventos recientes demuestran todo lo contrario.

El lunes el gobierno anunció  la activación del Plan de Ahorro en Petro, inscrito en el Plan Nacional Integral de Criptoactivos, al menos en lo que representa un nuevo intento por activar la criptomoneda.

Lee también: Economistas lanzan potente alerta con respecto a la hiperinflación venezolana

Pero a pesar del desfile de funcionarios gubernamentales que tienen certificados de “prueba de compra” ante las cámaras de los medios estatales, la cartera del petro desapareció de la tienda de aplicaciones de Google durante el fin de semana, lo que llevó a los escépticos observadores a preguntarse, una vez más, qué tan real es el petro.

“No existe”, dice Steve Hanke, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Johns Hopkins y uno de los principales expertos mundiales en hiperinflación.

Hanke, quien además fue asesor del presidente Rafael Caldera, en 1995-96, está convencido de que el petro es una “estafa” y lo ha sido todo el tiempo. “Trataron de lanzar esta criptomoneda en febrero, y luego intentaron lanzarla de nuevo a principios de octubre”, dice. Pero “nunca se ha comercializado” en ningún intercambio de cifrado, “ninguna tienda lo acepta” y “desapareció de la plataforma Android”, es una “moneda ficticia”, concluye Hanke.

Acá las claves que aporta Hanke:

1.-En agosto, Reuters publicó un informe mordaz que determinaba que el petro “no se encontraba en ninguna parte”, a pesar de las afirmaciones del gobierno de que había vendido entre $ 3 mil millones (en abril) y $ 5 mil millones (en marzo) de la criptomoneda. A principios de ese mismo mes, el gobierno venezolano también había declarado que el petro pronto se fijaría en los salarios, las pensiones y el tipo de cambio del bolívar. Pero “si algo no existe, es muy difícil exigir su uso”, dice Hanke.

2.-Más evidencia de las “inconsistencias y contradicciones internas” que Hanke describe surgieron esta semana cuando el gobierno finalmente reveló la lista de intercambios de criptografía con los que el petro (supuestamente) comerciará. El 1 de octubre, Maduro anunció  que el petro pronto figuraría en “seis de los intercambios internacionales más importantes del mundo”. Pero en lugar de nombres como Binance o Huobi, los pocos elegidos se dieron a conocer como Cave Blockchain, Cryptia, Bancar, Amberes Coin, AFX Trade y Criptolago: seis intercambios poco conocidos y poco alentadores con un volumen casi nulo entre ellos.

3.-También parece haber confusión con respecto a los tipos de pago que el gobierno de Maduro aceptaría para el petro si realmente se vendiera. Si bien el feed oficial de Twitter “Petro Divisa” cita a Bitcoin, Litecoin, Ethereum y Dash como formas aceptables de pago, el sitio web del gobierno indica que las compras están limitadas a fiat (como el dólar estadounidense), Bitcoin y Litecoin. La elección de Dash como forma de pago es curiosa, dada la creciente posición de la criptomoneda en el mercado venezolano como una alternativa viable al bolívar o incluso al petro.

4.-Hanke,  es escéptico de que cualquier criptomoneda finalmente resuelva los problemas económicos de Venezuela. “La criptografía  toca la batería muy fuerte, pero pensar que la criptografía puede salvar a los venezolanos y detener la hiperinflación,  es un completo disparate”, dice.

5.-“Los criptos son cacahuetes en Venezuela”, dice Hanke. “Venezuela está dolarizada. “La unidad de cuenta en Venezuela es el dólar estadounidense, y esa es la moneda preferida para el ahorro, para las transacciones, para hacer cálculos financieros de cualquier tipo; el dólar estadounidense es la unidad de cuenta”.  “[Los venezolanos] no quieren criptos. Y ellos no quieren al petro, obviamente. Esa cosa ha tenido tres nacimientos muertos por lo que puedo decir. Quieren poder intercambiar bolívares y obtener dólares ”.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement