Connect with us

Variedades

22/11/2018 6:06 pm ET

La gaita que antes bailabas y que ahora te hará llorar hasta más no poder

El tema que antes representaba lo que había en abundancia en los hogares venezolanos, ahora es todo lo contrario

gaita

No hace falta leer indicadores ni escuchar analistas. En Venezuela el hambre camina por las calles, desnuda y sin pudor. La delatan los cuerpos demasiado flacos o demasiado gordos, las manos que escarban ansiosas en las bolsas de basura, la voz de los niños que piden en cada esquina “un pedazo de pan, señor, por favor”.

Por eso el tema que Guaco popularizó en 1985 y que se escuchó y bailó por todos los rincones de Venezuela, desde entonces,  podría sonar ahora un tanto irónica para los ruidosos estómagos de la población venezolana.

Lee también: Así es la caricatura que conmovió a venezolanos en las redes sociales

El tema “comer” rico en términos gastronómicos típicos de los venezolanos, es una acertada especie de “ensalada” musical de todos los platos que identifican a la comida criolla.

“De todos los placeres de la vida uno de los más importantes es el comer, y es que el comer es tan sabroso. Aceptarían ustedes que yo los invitara a comer algo divino, algo como:”, es el punto de despegue del tema musical que tanto fascinó a los habitantes de esta parte del planeta, acostumbrados en esos tiempos a que ninguno de los platillos apuntados en la canción, faltarán en su mesa.

Pero qué iba a saber Guaco que 33 años después de que popularizara uno de sus temas, Venezuela estaría en una situación tan crítica que escucharla o tararearla, podría convertirse en un “dolor de cabeza o de estómago”.

“El platanito con arrocito, una arepita con su quesito, una ensalada con aguacate, el picantico para el remate, las caraotas que estén refritas y una sabrosa carne mechada”, canta Guaco un tanto desentendido de la realidad actual del país.

“No se te olvides los espaguetis, un mondonguito bien calientito, ponme en la sartén esas dos chuletas, que sean de pollo esas croquetas, traje costillas para el sancocho, después de pegármelo hasta las ocho”, continúa especificando la letra.

Ahora el tema musical de Guaco que antes era una representación de lo que abundaba en la mesa de las familias venezolanas, ahora representa todo lo que está escaso. Y para colmo, la frase final es: “la nevera está full”.

Redacción: Marianella Vanci

Contexto Diario

Advertisement
Advertisement