Síguenos en nuestras redes sociales

Tecnología

31/12/2018 9:14 am ET

La sorprendente computadora que juega como un “super humano”

Se enseñó a sí misma a jugar ajedrez “a los niveles más altos que se hayan visto”

computadora

No es nuevo que una máquina supere a los humanos, pero sí es interesante que comiencen a hacerlo de manera más elegante. Eso es lo que parece estar logrando AlphaZero, una computadora que se enseñó a sí misma a jugar ajedrez “a los niveles más altos que se hayan visto”.

Hace tiempo que para las máquinas dejó de ser un reto superar a los humanos.

Ahora, su desafío es ser más elegantes, o por lo menos eso es lo que deja entrever la computadora AlphaZero, una de los desarrollos más recientes de DeepMind, la empresa de Google dedicada a la inteligencia artificial.

Lee también: 7 noticias tecnológicas que marcaron el 2018

Hace un año AlphaZero venció de manera contundente a otras máquinas entrenadas para jugar ajedrez; shogi, conocido como el ajedrez japónes; y go, uno de los juegos de tablero más complejos que existen.

Ahora, un año después los creadores de AlphaZero revelan las claves de cómo la máquina aplastó a sus contrincantes, jugando a un nivel “superhumano”, según sus creadores.

“AlphaZero aprendió a jugar tres juegos retadores a los niveles más altos que se hayan visto”, escribió en la revista Science Murray Campbell, investigador de IBM.

computadora

No es necesario mencionar que venció a los humanos, pues esa barrera se superó hace 20 años, cuando la computadora Deep Blue venció a Garry Kasparov, quizás el mejor ajedrecista de todos los tiempos.

Pero las máquinas, aunque más poderosas, hasta ahora no logran emular características humanas como el instinto o la imaginación.

“Así como los aviones no baten sus alas como los pájaros, las máquinas no generan movimientos de ajedrez como los humanos”, escribió Kasparov en un reciente artículo en Science.

Pero eso parece estar cambiando con la llegada de AlphaZero

Autodidacta

Al ajedrecista armenio Tigran Petrosian, quien fuera campeón del mundo, se le atribuye la frase: “el mejor entrenador de ajedrez es uno mismo”.

Y eso fue justo lo que hizo AlphaZero.

Hasta ahora, los programas de inteligencia artificial más poderosos se han basado en una combinación de técnicas de búsqueda, adaptación al entorno que se les presenta y funciones que les permiten evaluar las situaciones.

computadora

Todo ello, obviamente, proviene de seres humanos que las entrenan y las programan de acuerdo a lo que ellos consideran que es lo más óptimo.

Pero ese no fue el caso de AlphaZero, a quien simplemente se le indicaron las reglas del juego y a partir de ahí ella reforzó ese aprendizaje jugando contra ella misma.

En pocas horas, AlphaZero jugó más partidas contra ella misma que las que se han registrado en toda la historia del ajedrez.

En su artículo, Kasparov admite que se vio “complacido” de ver a AlphaZero jugar con un estilo “dinámico y abierto”, prefiriendo posiciones que para un humano como él parecerían “arriesgadas y agresivas”.

Según Kasparov, pudo observar que AlphaZero “reevalúa conceptos fundamentales como el valor de las piezas” y “prioriza la actividad de las piezas sobre lo material”.

Parte del éxito de AlphaZero es que no se apoya simplemente en su capacidad de analizar miles de posibilidades en un segundo, como una mera calculadora, sino que enfoca su búsqueda en aquellas jugadas que luzcan más ganadoras.

Advertisement
Advertisement
Advertisement