Connect with us

Tecnología

22/03/2018 12:26 pm ET

Así será la revolución del transporte aéreo

Después, con los motores turbohélice la producción de aviones se hizo más eficiente, se disminuyeron los costos y la aviación se hizo más accesible para las masas.

La tendencia siempre ha sido la democratización del aire. Aerolíneas de bajo costo como Ryanair, EasyJet, AirAsia y Southwest Airlines pusieron al alcance de casi todos destinos de corta distancia. Tomar un avión se convirtió en algo así como tomar un autobús y la cantidad de pasajeros se multiplicó por millones.

Lee también: Olvídate de las agujas ahora las vacunas son en pastilla

Pero si antes la prioridad era hacer los viajes en avión accesibles para todos, ahora preocupa el impacto que la aviación pueda tener en el cambio climático.

Es por eso que se están desarrollando tecnologías innovadoras muy que incluyen desde la propulsión eléctrica a la navegación no tripulada.

Como dice el profesor Iain Gray, director de industria aeroespacial de la Universidad Cranfield del Reino Unido: “Estamos viendo nuevos materiales y tecnologías en torno a la autonomía y la inteligencia artificial por primera vez aplicada en la industria aeroespacial”.

Taxis voladores

Observando el modelo a escala que la compañía Airbus ha diseñado de una especie de “taxi volador” cuesta imaginar que la transformación urbana que auguran sus promotores sea tan radical y esté tan cerca.

Pero Marius Bebesel, ingeniero jefe de este concepto CityAirbus, cree que las flotas de sus taxis aéreos sin piloto realizarán trayectos entre los aeropuertos y las grandes ciudades con hasta cuatro pasajeros abordo en menos de cinco años.

Los despegues serán además en vertical, perfecto para no demandar el limitado espacio que existe en los grandes centros urbanos.

Reservar uno será tan fácil como reservar un taxi en un teléfono inteligente, dice, y CityAirbus será solo un elemento de una red de transporte integrada y sin problemas.

Los beneficios que pueden aportar van desde una mayor comodidad a una menor contaminación y congestión.

¿Y la seguridad?

Los sistemas dedicados de gestión del tráfico aéreo garantizarán la seguridad y las personas pronto se sentirán cómodas con la idea de un avión autónomo.

“Al principio tendremos un piloto a bordo solo para aumentar la aceptación del público”, afirma Bebesel, “pero realmente no habrá mucho que hacer”. En una emergencia, el sistema central automatizado de gestión del tránsito aéreo se haría cargo, asegura.

El Profesor Iain Gray asegura que eliminar a los pilotos y la posibilidad de un error humano de hecho aumentará la seguridad.

“Sin un conductor el aparato puede volar más lejos, más rápido y de forma más económica”.

Modelo de Airbus.
Airbus está trabajando en un prototipo que permita transportar a pasajeros y que pueda ver la luz en este 2018.

La confianza vendrá, cree el profesor Gray, una vez que se haya demostrado un historial de seguridad.

El primer ejemplo de CityAirbus que sirva de prototipo se espera para finales de este mismo año.

Pero este no será el único modelo de taxi no tripulado.

El “volocopter” espera convertirse, según el director ejecutivo del proyecto Alexander Zosel en el “primer taxi aéreo del mundo totalmente eléctrico”.

Diseñado para vuelos urbanos de corto alcance, su batería tendrá una duración de entre 16 y 32 km, una vez el público tenga confianza no haya necesidad de piloto.

Lee también: ¿Cuán maquiavélico era realmente Maquiavelo?

 

Advertisement
Advertisement