Connect with us

Tecnología

20/05/2020 2:39 pm ET

Apple y Google liberaron primera versión de su sistema contra COVID-19

Las instituciones públicas pueden usar estas API

Apple y Google han comenzado a liberar el acceso de su sistema de rastreo mediante teléfonos iOS y Android, una tecnología que podrá ser usada por las entidades de salud pública en todo el mundo que deseen añadirla a sus aplicaciones existentes para combatir el COVID-19. Hasta el momento, 22 países han solicitado las API de manera oficial.

Este desarrollo les permite a los pacientes recibir alertas en segundo plano si han estado cerca de un infectado con COVID-19.

Lee también: Pixar enseña a preparar comida inspirada en sus películas

A diferencia de una aplicación única, Apple y Google han gestionado una API (Interfaz de programación de aplicaciones), una serie de funciones que se producen en el equipo ante ciertas acciones. Estas API no funcionan como una app, sino como un recurso dentro de un desarrollo de apps. Las instituciones públicas pueden usar estas API en una aplicación oficial desarrollada por cada gobierno.

Al incluir esto, los teléfonos de una zona determinada serán capaces de recibir notificaciones si han estado expuestos a un positivo por COVID-19. Además, les permitirá a los casos positivos compartir su diagnóstico para alertar a otros usuarios, manteniendo la privacidad de cada persona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado la creación de un sistema similar, aunque no hay confirmación sobre la adaptación de estas API en su proyecto o si será desarrollado de manera independiente. Esta solución anunciada por ambas firmas tecnológicas ya está siendo incluida en las últimas versiones de iOS y desde Android 6 Marhsmallow.

¿Cómo funciona?

El tipo de alerta y la manera en que notifica será analizada por cada país en función de sus propios protocolos. Debido a estos esfuerzos, hay situaciones identificadas que esta innovación podría mejorar:

La falta de un sistema intensivo de recursos es vital porque el control de pandemias requiere mucha información generada constantemente.

La lentitud con la que los procesos de indagación se llevan a cabo, pues requieren contacto permanente con personas.

La capacidad de retención de datos de las personas consultadas no es perfecta, y puede haber olvidos involuntarios que sean claves para un mejor control.

Ambas empresas determinaron que el teléfono es uno de los recursos más importantes para el monitoreo de esta pandemia.

Los equipos deberán mantener el bluetooth encendido y cada uno de ellos tendrá una “llave” asociada a su estado de salud reportado en el sistema. Si no has pasado por un despistaje, el equipo aparecerá como “no infectado”.

El usuario infectado recoge sus resultados en una app y lo comparte en la plataforma
El usuario infectado recoge sus resultados en una app y lo comparte en la plataforma | Fuente: Apple + Google

Las personas que soliciten una prueba de COVID-19 en entidades estatales recibirán el resultado a través de una aplicación desarrollada por las entidades estatales de cada país. En la aplicación el usuario comparte, con su consentimiento, el resultado con la plataforma.

En ese momento, el equipo genera una “llave” asociada al bluetooth. Cuando esta información esté disponible, los teléfonos que estuvieron cerca de ese equipo emitirán una alerta, pues cada cierto tiempo el terminal se conecta a servidores para una actualización de casos.

Si en algún momento compartiste el mismo espacio con un equipo reportado como “infectado” te llegará una alarma al equipo, en función de estas llaves intercambiadas con cada contacto.

las personas que hayan estado cerca de ese dispsoitivo recibirán una alerta
las personas que hayan estado cerca de ese dispsoitivo recibirán una alerta | Fuente: Apple + Google
Advertisement
Advertisement