Connect with us

Internacional

15/05/2018 9:47 am ET

Venezuela condenó a Estados Unidos e Israel por muertes en Gaza

El Ejecutivo venezolano condenó este martes a los gobiernos de Estados Unidos e Israel por las muertes de 58 palestinos que se produjeron este lunes en Gaza, en medio de protestas contra el traslado de la embajada de EE.UU. a Jerusalén.

La cancillería venezolana emitió un comunicado para rechazar “las acciones de violencia cometidas contra el hermano Pueblo palestino, como reacción israelí a la multitudinaria marcha en Gaza en protesta por la acción unilateral y arbitraria del Gobierno estadounidense”.

Caracas “se une al dolor y al duelo que embarga en estos oscuros momentos a los familiares de las más de cuatro decenas de víctimas fatales y hace votos por la pronta recuperación de los miles de afectados”, prosigue el documento.

El Ejecutivo de Nicolás Maduro expresó también “su absoluto rechazo a las acciones que ha llevado el gobierno estadounidense en conjunto con la fuerza ocupante israelí” en Jerusalén.

Lee también: Países árabes solicitaron reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Gaza

Estas acciones, según la llamada revolución bolivariana, son “medidas sumidas en la ilegalidad y totalmente contrarias al Derecho Internacional, que trastocan todas las resoluciones al respecto de este conflicto y que socavan los esfuerzos por encontrar una solución pacífica y justa que regrese al heroico pueblo palestino a la tierra que le pertenece”.

Según el Ministerio de Salud palestino, en las protestas han muerto 58 personas, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años y al menos siete de ellos adolescentes.

Además, 2.771 personas han tenido que ser atendidas, 1.373 de ellas por heridas de bala o metralla, de las que 54 están en estado crítico, otras por golpes y contusiones (varias de ellas de las latas que contienen los gases lacrimógenos) y el resto por asfixia a causa de su inhalación.

A pesar de que el presidente estadounidense, Donald Trump, asegura que el traslado de su legación y el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí “servirá para avanzar hacia la paz”, la jornada de inauguración de la legación ha sido sangrienta, con el mayor número de muertos en un día desde 2014.

EFE

Advertisement
Advertisement