Connect with us

Internacional

09/07/2019 10:52 am ET

Se suicidó maratonista acusado de hacer trampa

El cadáver fue encontrado en el río de Los Ángeles

Un médico retirado de 70 años, que recientemente rompió el récord del grupo de maratonistas de su edad en la pasada edición de la Maratón de Los Ángeles en marzo, con un tiempo de dos horas, 53 minutos y 10 segundos, y hace un mes fue descalificado por haber hecho supuestamente trampa, se quitó la vida el 4 de julio en medio de la polémica por sus resultados.

El cadáver de Frank Meza fue encontrado poco antes de las 10:00 a.m. en el río de Los Ángeles, en el área de Cypress Park, en el noreste de la ciudad. Su esposa, Faustina Nevarez, le dijo al canal CNN que esa mañana su esposo le prometió que saldrían a almorzar cuando regresara de correr. Unas horas después su cuerpo fue hallado en aguas poco profundas del río por policías que respondieron a una llamada al 911.

Lee también: La niñera Jessie homenajeó a Cameron Boyce con un video

La oficina del Médico Forense de este condado informó este lunes que su muerte se debió a “lesiones traumáticas” y determinó que se trató de un suicidio.

El caso de Meza acaparó la atención de la prensa tras revelarse su descalificación por irregularidades halladas en su resultado al paticipar en la Maratón de Los Ángeles que se realizó el 24 de marzo, así como de otras carreras en 2014 y 2016.

El doctor retirado residente de South Pasadena logró un tan buen tiempo en su última carrera de 26.2 millas que sobrepasó el récord entre los corredores de 70 a 74 años. Quien obtuvo el segundo lugar de ese grupo cruzó la meta más de una hora después.

Lee también: El maquillaje esconde peligros que no imaginas

Su rendimiento físico no solo impresionó a los organizadores de la maratón, sino que dio pie para comentarios de sospecha en blogs que se dedican a buscar a los que hacen trampa en este tipo de competencias. Entonces los encargados del evento deportivo decidieron revisar los videos de seguridad de las calles por donde iba el recorrido oficial y confirmaron que Meza se salió del camino estipulado y entró de nuevo más adelante.

Los críticos señalaron que el competidor pudo haberse salido y hasta usar algún tipo de transporte para avanzar más rápido, pero esto no pudo ser confirmado. Lo único que pudieron probar fue que salió por un costado y entró por otro, algo que él asegura se trató de una salida ‘técnica’ para buscar un baño.

Pero con esta evidencia lo descalificaron el 28 de junio al determinar que “Meza violó un número de reglas de la carrera, incluyendo volver a entrar en rumbo desde una posición diferente desde donde lo dejó”, informaron los organizadores en un comunicado.

“Hubiera sido una hazaña imposible durante una maratón”, agregaron. De haber sido posible, Meza habría tenido que hacer un tiempo récord en al menos un segmento de 5 kilómetros, que sería lo más rápido que alguien de su edad (70- 74) haya corrido esa distancia en el mundo.

Fue por eso que se le otorgó el primer lugar a la persona de su edad que llegó a la meta después, un maratonista que registró un tiempo de 4 horas 10 minutos y siete segundos.

“Frank Meza aparentemente ha desafiado el reloj. A los 70 años corre maratones en tiempos récord”, criticaba MarathonInvestigation.com, una web que se dedica a investigar a sospechosos de cometer fraude en estas carreras y la que terminó poniendo las luces sobre el sorprendente resultado de Meza.

La página publicó esta foto el 28 de mayo en la que se observa al competidor en tela de juicio reincorporándose a la maratón en el famoso bulevar Hollywood, frente al Teatro Chino. Ya ahí había avanzado varias millas (no se sabe en qué medio), según esa acusación.

En esta foto se ve supuestamente a Frank Meza al reingresar al curso de la maratón en Hollywood.

“Hay evidencia de que Frank entró por la acera”, aseguró quien maneja la web, Derek Murphy.

Pero Meza no aceptó que hubiera hecho algo incorrecto para llegar tan rápido. Unos días antes de quitarse la vida le explicó al diario Los Angeles Times, al igual que a Murphy, que se salió del camino porque estaba buscando un baño y que siguió corriendo por la acera hasta que encontró uno en un hotel. También aseguró que tenía una envidiable condición física por su entrenamiento y que había ido mejorando para reducir su tiempo.

“No tomé un atajo (…) Yo mejoré porque empecé a correr casi el doble de lo que estaba acostumbrado”, dijo el competidor al mismo periódico. Una semana después de esa vergonzosa desacreditación, Meza apareció muerto en el río.

Advertisement
Advertisement
Advertisement