Connect with us

Internacional

24/07/2018 6:34 pm ET

Prostitutas marcharon en Ámsterdam para exigir derechos y respeto

“Las putas unidas jamás serán vencidas” era uno de sus cánticos,

Trabajadoras sexuales de más de 36 países marcharon este martes en el corazón de Ámsterdam para exigir la eliminación de las leyes que “ponen en peligro” la vida de las prostitutas que ejercen en las calles de todo el mundo y para pedir el fin de los “estigmas” que rodean su trabajo.

“No importa de qué país se trate, todas las prostitutas a las que se les pregunte por su situación dirán que quien mejores leyes. Queremos más protección para nosotros, para proteger a nuestros hijos y para eliminar todos los estigmas que nos rodean para poder hablar con libertad de nuestra profesión”, dijo hoy a la agencia de noticias EFE Yvette Luhrs, de la organización de prostitutas en Holanda Proud.

El español fue uno de los idiomas que más ha sonado durante la marcha debido a la presencia de prostitutas de España, Colombia, Venezuela, México y Panamá, entre otros países latinoamericanos, que denunciaban la persecución de la prostitución en sus países a gritos de “Mi cuerpo es mío y no del Estado” o “Las putas unidas jamás serán vencidas”.

Lee también: Mataron a golpes a una abuela de 93 años para robarle su pensión

“Estamos protestando por nuestros derechos. Los países tienen distintos modelos, desde los prohibicionistas como pasa en EEUU, abolicionistas como pasa en Suecia o Francia, y otros reglamentaristas como aquí en Holanda. Lo que queremos es que nos dejen trabajar porque el trabajo sexual es trabajo”, dijo Juan Florian, trabajadora sexual de Colombia.

Por su parte, el joven Enrique Gavila, de Brasil, denunció que en su país se vive en una “onda de conservadurismo de los gobiernos que están criminalizando y buscando las maneras de penalizar a los trabajadores sexuales, en especial las mujeres jóvenes y los transexuales”, lo cual es una situación “terrible”, añadió.

La convocatoria coincidió con la Conferencia Internacional del Sida que se está celebrando esta semana en Ámsterdam para llamar la atención sobre los peligros existentes por la falta de financiación de la investigación y la prevención de este virus, así como la discriminación que sufren sus portadores.

La marcha, bajo sombrillas rojas, comenzó en el centro de conferencias RAI, en el sur de Ámsterdam, y terminó en el Barrio Rojo, reuniendo a cientos de prostitutas y activistas de 36 países, que unieron su voz en lo que llamaron “un movimiento global” para mostrarse “unidas” contra la discriminación y los estereotipos que afectan su día a día como trabajadoras del sexo.

Luhrs, de 32 años y trabajadora sexual, denunció las leyes de diferentes países que “están haciendo la vida imposible a las prostitutas, lo que complica su trabajo, sus cuidados, su salud” y aseguró que ningún país escapa a la discriminación de la prostitución, incluido su país de nacionalidad, Holanda, donde esta profesión es legal desde 2000.

Considera que el tipo de “violencia” que sufren las prostitutas holandesas es “principalmente verbal y discriminatoria, como no tener acceso al sistema legal, no tener una cuenta de banco, no poder comprar una casa o contratar un seguro de salud”.

Esto es, no obstante, “incomparable” con lo que sufren las mujeres en países como Sudáfrica “donde son violadas por la policía, encarceladas u obligadas a ejercer en las calles” como en EEUU, añadió.

Con información de Caraota Digital

Advertisement
Advertisement