Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

07/08/2018 8:39 am ET

Murió militar venezolano por mina antipersona en frontera con Colombia

Cumplía labores de patrullaje en el Catatumbo.

murió militar venezolano

Tres oficiales venezolanos que patrullaban en la localidad de Catatumbo, Venezuela, resultaron heridos luego de que la camioneta en la que se transportaban activara accidentalmente una mina antipersona. Tras la explosión, el sargento Bryan Acosta sufrió la amputación de ambas piernas y murió mientras era atendido en el Hospital Militar de San Cristóbal. Los otros dos militares que también fueron evacuados al mismo recinto sufrieron traumas múltiples y ya se encuentran estables.

El hecho se registró en la tarde del domingo en el municipio de Catatumbo, en el estado Zulia. Los oficiales realizaban un “patrullaje de reconocimiento y escudriñamiento en busca de elementos pertenecientes a los grupos generadores de violencia”, señala el documento de la Región Estratégica de Defensa Integral Occidental, sin detallar cuáles son esas organizaciones.

Lee también: Chile pidió a Maduro pruebas de acusaciones sobre atentado

A finales de julio pasado, nueve personas fueron asesinadas en un poblado del lado colombiano del Catatumbo por un grupo armado que irrumpió a sangre y fuego en un billar. Colombia es el principal productor de cocaína y cultivador de hoja de coca del mundo, según la ONU.

Este incidente ocurre cuando las relaciones son particularmente tensas entre ambos Estados.  Nicolás Maduro, acusó el sábado al gobierno de Juan Manuel Santos, de estar implicado en el presunto atentado que sufrió durante un acto castrense. Santos calificó de “absurda” esta acusación.

La zona en la cual murió el militar venezolano, es particularmente sensible por la producción de cocaína y con presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) colombiano.

El ELN, que combate el Estado desde 1964, cuenta con unos 1.500 combatientes.

El presidente colombiano saliente, Juan Manuel Santos, anunció recientemente que su gobierno y el ELN no habían logrado concluir un alto el fuego, lo que le impidió conseguir una paz total en el país.

Santos deja este `dossier` delicado a su sucesor, Ivan Duque, que tomó posesión el martes, y quien defiende una línea dura con los guerrilleros.

En Colombia impera un conflicto armado que a lo largo de 50 años mezcló guerrillas con grupos paramilitares, fuerzas del Estado y traficantes de droga.

A pesar de las décadas de lucha antidroga, Colombia sigue siendo el primer productor mundial de cocaína.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement
Advertisement