Connect with us

Internacional

19/01/2019 6:26 pm ET

Las terribles historias de los migrantes venezolanos en Trinidad

Se unieron para denunciar los abusos de los que son víctima en la isla

venezolanos en trinidad

Angela Espinoza, como toda venezolana con aspiraciones, emigró con la idea de procurarse una vida mejor, por lo que junto con una amiga llegó a Trinidad y Tobago, donde presuntamente fueron secuestradas y agredidas por un hombre de la localidad de Río Claro.

La venezolana relató su historia a los medios de comunicación de Trinidad y Tobago durante una conferencia de prensa el pasado viernes 18 de enero de 2019. La historia fue inicialmente publicada por Loop News en diciembre de 2018.

Lee también: La mujer que ayuda a los venezolanos en Colombia que no tienen donde caer muertos

Casi llorando, Angela Espinoza, una estudiante de medicina de Tucupita en Venezuela, dijo que llegó a Trinidad de manera ilegal con la idea de pronto poder enviar ayuda a su padre, quien es diabético, y a su hermano que se quedaron en su país natal. Sin embargo, un “amigo” las traicionó invitándolos a visitar Río Claro, donde fueron secuestradas.

Espinoza dijo que logró conectarse a una conexión WiFi en la casa donde estaba atrapada y solicitar ayuda. Sin embargo, tras ser rescatadas, sus atacantes supuestamente fueron dejados en libertad sin ninguna explicación.

La venezolana dijo que las personas que la secuestraron son parte de una red de trata de personas y que al parecer tienen vínculos dentro de la policía.

El historia de Espinosa es una de las muchas que se leen en los medios de comunicación y que están relacionadas con venezolanos maltratados en la Isla y que no son escuchados por las autoridades.

 

Venezolanos en Trinidad

Espinoza formuló sus denuncias ante los medios de comunicación de Trinidad

“No tuvimos agua ni comida durante cuatro días. No se nos permitió hablar con nadie. Nos trataron como animales ”, dijo.

La sesión informativa se llevó a cabo para abordar los abusos a los que están siendo sometidos los refugiados a manos de las autoridades.

El grupo de venezolanos que acompañó a Espinoza   dijo que presentarán una petición al Primer Ministro, Dr. Keith Rowley, y al Ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, en la próxima sesión del Parlamento para abordar estos abusos y la falta de leyes sobre refugiados en Trinidad y Tobago.

Más historias horribles

Otros venezolanos que acudieron al encuentro con los medios de comunicación de Trinidad, también hicieron sus denuncias.  Un hombre con su certificado de solicitante de asilo junto con su compañero, dijo que la policía rompió su puerta y los detuvo sin explicación, simplemente diciendo que había una “investigación”.

Una mujer que optó por no ser identificada dijo que a su padre, que es diabético, se le está negando medicamentos o incluso suficiente agua mientras se encuentra detenido en el Centro de Detención de Inmigrantes (IDC). Sus padres, que están enfermos y son ancianos, fueron detenidos durante los últimos cinco meses.

“Nos dijeron que somos menos que perros. Traté de enviarle cosas para mantener su nivel de azúcar en la sangre, y me dijeron “no”. “No sé cuánto tiempo van a retenerlos allí, morirán si se quedan aquí”, dijo.

venezolanos en Trinidad

Todos los venezolanos contaron sus terribles historias y piden la intervención de las autoridades

Otro dijo que al menos un niño estaba siendo retenido en el IDC con sus padres, sin protecciones para ellos ni evaluaciones por parte de los Servicios de Protección Infantil.

Los refugiados dijeron que a menudo  son detenidos por las autoridades, que luego son llevados ante un magistrado y obligados a pagar una fianza, algunos han pagado hasta 10,000 dólares. No se les permite trabajar y muchos no pueden pagar la fianza.

Aún más horrorosas son las afirmaciones de que mujeres y hombres venezolanos han sido violados en el IDC. Una mujer que estuvo detenida allí dijo que habló con mujeres que fueron violadas. Una de las mujeres supuestamente quedó embarazada.

Young, quien se encontraba en Londres liderando una visita de la Delegación de Seguridad de Trinidad y Tobago al momento de esta historia, dijo que estas acusaciones son muy serias y serán investigadas a su regreso.

“Estas son acusaciones muy serias e inquietantes. Me gustaría que se investigaran estas acusaciones “, dijo.

Redacción Contexto Diario

 

Advertisement
Advertisement