Connect with us

Internacional

11/02/2019 11:42 pm ET

La razón por la que el mundo está a punto de sufrir consecuencias catastróficas

Desde hace un par de años, los científicos advirtieron que el planeta enfrenta una fase denominada “sexta extinción masiva”

consecuencias catastróficas

Nadie los quiere y si llegan a entrar a nuestras casas sufren de una muerte a causa de un zapatazo, sin embargo, son uno de los organismos vivientes más importantes del planeta y ahora, de acuerdo a un estudio científico, están al borde de iniciar su proceso de extinción.

Los insectos, esos seres que para muchos son espantosos, se encuentran bajo una fuerte amenaza y con la posibilidad de generar un  “colapso catastrófico de los ecosistemas de la naturaleza”. 

Lee también: Las maniobras militares con las que EEUU generaría incontinencia urinaria en el régimen Madurista

De acuerdo con el resultado del primer estudio mundial sobre el estado de los insectos -publicado en la última edición de la revista Biological Conservation–  más del 40% de las especies de insectos están disminuyendo y un tercio está en peligro de extinción.

Este dato no es menor si se considera que la tasa de extinción es ocho veces más rápida que la de los mamíferos, aves y reptiles.

consecuencias catastróficas

Es decir, la masa total de insectos disminuye en un 2,5% cada año, lo que sugiere, en un pronóstico esperanzador, que en menos de un siglo ya no existirán los insectos sobre la Tierra.

La sexta extinción masiva

Desde hace un par de años, los científicos advirtieron que el planeta enfrenta una fase denominada “sexta extinción masiva” con enormes pérdidas de animales más grandes, las que son más fáciles de analizar por los investigadores. 

consecuencias catastróficas

En el caso de los insectos, su tamaño y modo de vida los hace más difíciles de estudiar. No obstante, ellos son “esenciales” para el buen funcionamiento de todos los ecosistemas, dicen los investigadores, como alimento para otras criaturas, polinizadores y recicladores de nutrientes.

Los casos que han levantado la alerta entre la comunidad científica son los registrados en Alermania y puerto Rico, donde ya se produjo un colapso de la población de insectos, lo que da indicios de que la crisis es global.

“Las tendencias -de los insectos- confirman que el sexto evento de extinción importante está impactando profundamente -en- las formas de vida en nuestro planeta”, dice el análisis internacional. 

consecuencias catastróficas

“A menos que cambiemos nuestras formas de producir alimentos, los insectos en su conjunto irán por el camino de la extinción en unas pocas décadas”, dicen las conclusiones.

Al tiempo que advierten que “las repercusiones que esto tendrá para los ecosistemas del planeta son catastróficas por decir lo menos”.

¿POR QUÉ ESTÁN MURIENDO?

Sobre los factores del colapso de las poblaciones de insectos los investigadores señalan el cambio climático, el uso de pesticidas y el avance de la urbanización cono causas principales.

“Si las pérdidas de especies de insectos no pueden detenerse, esto tendrá consecuencias catastróficas tanto para los ecosistemas del planeta como para la supervivencia de la humanidad”, fue la sentencia de Francisco Sánchez-Bayo, de la Universidad de Sydney, Australia, quien escribió el artículo junto con Kris Wyckhuys en el Academia China de Ciencias Agrícolas en Beijing.

consecuencias catastróficas

Para los científicos, la tasa de pérdida anual del 2,5% en los últimos 25 a 30 años es “impactante”.

“Es muy rápido. En 10 años tendrás un cuarto menos, en 50 años solo quedará la mitad y en 100 años no tendrás ninguno “, dijo Sánchez-Bayo al diario inglés The Guardian.

Uno de los principales efectos de esta catástrofe es las muchas aves, reptiles, anfibios y peces que los ingieren como alimento y quedarán desprotegidos.

“Si se quita esta fuente de alimento, todos estos animales mueren de hambre”, dijo.

Cabe mencionar que de acuerdo con el análisis  estos efectos en cascada ya se han visto en Puerto Rico, donde un estudio reciente reveló una caída del 98% en insectos terrestres durante 35 años.

Advertisement
Advertisement