Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

14/02/2019 3:30 am ET

La curiosa historia del lugar que no existía pero salía en los mapas

Un método artesanal para evitar el plágio, dio un giro, convirtiéndose en una gran historia

mapa

Antes de la invención de internet y el sistema de navegación y localización GPS, era común que aquellos conductores que necesitaban realizar algún viaje por carretera adquiriesen un mapa en algún punto de venta, siendo habitual encontrarlos incluso gratuitamente en numerosas estaciones de servicio.

Esos mapas a disposición del conductor, que había llegado hasta la gasolinera para repostar, eran realizados por diferentes empresas. Por ejemplo en Europa la más vendida eran los editados por la compañía Michelin, actualmente más famosas sus guías por las recomendaciones de restaurantes que por los planos de carreteras.

Lee también: ¡Insólito!: Un piercing en la nariz, la dejó parapléjica

En Estados Unidos tres fueron las empresas que, a inicios del siglo XX, con la popularización de los automóviles a motor, se disputaban ser quienes coparan el negocio de los planos de carreteras: H.M. Gousha Company, Rand McNally y General Drafting.

Fue precisamente General Drafting una de las que más fama adquirió y protagonista de la curiosa anécdota que hoy os traigo al ‘Cuaderno de Historias’.

Un joven inmigrante finlandés llamado Otto G. Lindberg llegó a Nueva York con 500 dólares en el bolsillos (prestados por su progenitor) y con el deseo de labrarse un futuro en su nuevo país de acogida. Tenía muy claro que quería dedicarse a la elaboración de mapas y en 1909 fundaba la pequeña compañía cartográfica General Drafting, realizando planos de todas las carreteras del Estado.

La precisión de dichos mapas hicieron que alcanzase una importante fama y muchas fueran las estaciones de servicio que los ofrecieran a los clientes que por allí pasaban, pero dos décadas después Otto G. Lindberg se encontró con un pequeño problema (que para él era enorme): otras empresas que se dedicaban al mismo negocio realizaban sus planos de carreteras copando sus mapas, pero cada vez que lo denunciaba el caso era desestimado por el tribunal.

mapa

Por tal motivo Otto ingenió un método con el que detectar y, sobre todo, poder demostrar el plagio que otras compañías hacían de sus mapas.

Se le ocurrió colocar en medio de la nada, en una zona en el que se cruzaban dos carreteras en pleno Estado de Nueva York, el nombre de una población ficticia inventado por él mismo y su asistente Ernest Alpers: ‘Agloe’.

Varios años después (en la década de 1950) la compañía competidora, Rand McNally, actualizaba su mapa de carreteras del Estado de Nueva York y la sorpresa estaba en que había incluido la ficticia población de Agloe en la misma intersección que Otto G. Lindberg y Ernest Alpers habían colocado astutamente tiempo atrás.

Por tal motivo la compañía General Drafting demandó a su competidora Rand McNally acusándola de plagio y acompañando como prueba principal que la mencionada población de Agloe no existía y había sido colocada inicialmente por Lindberg y Alpers en su mapa como cebo.

La sorpresa fue cuando los peritos e investigadores que debían realizar el informe sobre el caso se personaron hasta el punto que indicaba los planos que se encontraba la falsa población de Agloe y se encontraron que aquel lugar sí existía.

mapa

En dicha intersección había un almacén con un gran cartel que indicaba Agloe General Store’ donde se vendía todo tipo de productos para los conductores que iban de paso por la zona. Por tal motivo, el tribunal desestimó la demanda presentada por la empresa de mapas de Otto G. Lindberg.

La casualidad había hecho que un emprendedor que tenía uno de los mapas vio que aparecía el nombre de una población (Agloe) en un lugar por donde pasó y en el que realmente no había nada, motivo por el que decidió comprar ese terreno y montar una pequeña tienda, aprovechando que el nombre de la misma saldría gratuitamente en todos los planos y sería una forma genial de hacer publicidad del negocio a coste cero.

mapa

Otto G. Lindberg vio frustrada su demanda y tuvo que asumir que nada podía hacer contra quienes plagiaban sus planos; Rand McNally, a pesar de haber copiado descaradamente los mapas de su competidor, se salió con la suya y no recibió castigo alguno por su mala praxis; y, por último, el negocio Agloe General Store acabó cerrando años después, no habiendo a día de hoy nada allí.

Eso sí, en la inmensa mayoría de los mapas hasta no hace demasiado tiempo estuvo apareciendo la ficticia población de Agloe (incluido en Google Maps, aunque actualmente ya no sale).

Cabe destacar que el hecho de colocar una población falsa o una calle que no existe ha sido muy común por los cartógrafos de todos los tiempos, como una eficaz manera de detectar a quienes copiaban sus mapas.

Tomado de: Cuaderno de Historias

Advertisement

Internacional

Asesinan a puñaladas a joven venezolano en Perú

Dos personas se habrían enfrentado en contra de otras tres en disputa por un puesto de venta

venezolano

Un joven venezolano de 25 años murió la noche del sábado en el centro industrial Gamarra, ubicado en el distrito La Victoria en Lima, Perú.  Al momento del reporte, se desconocía el nombre de la víctima, según informó el portal La República de Perú.

Las autoridades policiales afirmaron que el joven fue asesinado con un arma blanca. Se cree que se trató de una disputa por el espacio para vender en la calle. La víctima vendía gaseosas de forma informal.

Lee también: El tweet viral que deja en evidencia un poderoso detalle de la migración venezolana

También informaron  que dos personas se enfrentaron en contra de otras tres, la pelea culminó con la muerte de uno de ellos. La víctima de nacionalidad venezolana fue acuchillada en la espalda.

Los agentes de la Policía Nacional de Perú se encuentran en la búsqueda de los otros cuatro individuos. Es por ello que analizarán las cámaras de seguridad de la zona para dar con la identidad de los sujetos.

La División de Homicidios de ese país está a cargo de las investigaciones de este crimen.

Redacción Contexto Diario

Fuente: La República

Seguir leyendo

Internacional

El tweet viral que deja en evidencia un poderoso detalle de la migración venezolana

Mensajes emotivos cargados de optimismo proyectan el orgullo de haber nacido en Venezuela

venezolana

Hoy iba en un autobús vía al trabajo. A medio camino se subió una señora mayor, así que le di el asiento; y antes que pudiera levantarme, preguntó: ¿Eres venezolana? Le dije que sí. Ella me respondió: Se nota, ustedes son así, tan amables, tan decentes. ¡Qué orgullosa me sentí!”.

Así deciá el tweet que escribió el 9 de febrero la periodista Dayana Cherubini, quien trabaja como mesonera, y afirma que cada vez que le toca atender una mesa le preguntan lo mismo. “Cuando les digo que soy de Venezuela recibo comentarios muy buenos y cargados de mucho cariño”.

Lee también: Bolton reveló que la cúpula del régimen está negociando la salida de Maduro

Tras hacerse viral, el post de la usuaria @DayanaCherubini ha sumado un total de 26 mil likes, 8.700 retuits y 516 comentarios. El mensaje, que sigue causando sensación, despertó una amplia serie de reacciones e historias, cada una más sorprendente y simpática que la otra:

“Trabajo como camarera en un restaurant aquí en el norte de España. Y siempre me preguntan de dónde soy, y al decir: venezolana, me responden: Ustedes los venezolanos siempre así, alegres, sonrientes y educados. ¡Me sonrojo! Y doy las gracias llena de orgullo. Siento que dejo bien a mí país”, tuiteó @CarelGalileo.

“¡Qué casualidad! Hoy me pasó lo mismo. Ayudé a una señora a pasar un coche de niño por un desnivel. Me preguntó si era venezolano y le dije que sí, me dijo: “Con razón, ustedes son siempre tan amables”. La verdad, yo no me siento más ni menos amable que un panameño”, escribió @aviloso1963.

Debemos cultivar buenos valores

Por su parte, la usuaria @MarciaD69729452 considera que “es una tarea ardua la que nos toca ahora” de “inculcar esos valores: educación a nuestros hijos, nietos, sobrinos, ahijados y todo nuestro entorno”.

Las historias se repiten en diversos países y coinciden en elevar el ánimo de una diáspora cada vez mayor: “En un paseo por Cundinamarca (Colombia), un anciano arrastraba su bici con un bulto de papa que se le cayó. Sin dudar, bajé del carro y lo ayudé a subirlo de nuevo: 50 kg. Preguntó si era venezolano, le dije que sí. Su respuesta fue: Los venezolanos son buena gente, no lo que dicen por allí”, trinó @Mccgraff.

“Una vez estando en Aruba, una mesonera ya mayor llevaba su carrito de bebidas y se le volteó… Yo dejé de cenar y me paré a ayudarla y hasta barrí los vidrios con ella. Todos se me quedaron viendo donde estaba y me dijeron: Acá nadie hace eso”, agregó el oficial mercante @jlrondon807.

“Soy colombiano y tenía muchos años en Caracas, Venezuela. Debido a la situación que atraviesa el país, me tocó volver a mi amada Colombia. Y hoy hablando con mi hermana, le decía que extrañaba la generosidad de la gente venezolana. Tuve jefes exigentes, pero que valoraban el esfuerzo”, compartió @OCHOA634.

“Estaba en una cadena de comida rápida en Brasil. Al terminar de comer, mi hija y yo recogimos las bandejas y botamos los desperdicios. La señora de la limpieza se sorprendió y muchos de los que comían también. Le dije: somos venezolanos; en mi país lo hacemos así, disculpen”, escribió @wlenin1967.

Cuando caiga el dictador, tramito la nacionalidad venezolana

No todas las respuestas fueron de venezolanos, aunque sí la mayoría: “Son la gente más genial y educada que conocí. Los quiero tanto que terminé enamorándome de una venezolana, con la que hace dos años convivo. Los adoro, a ustedes y a su país. Ah, yo soy uruguayo” dijo @LordMaldoror.

“Cuando caiga el dictador hasta voy a tramitar la nacionalidad, jajaja. Estoy enamorado de Venezuela”, agregó.

Positivismo a granel

“Este es el hilo más positivo que he leído en mucho tiempo. Es así, los buenos somos más y podemos dejar huella”, escribió @Adriana_o0o.

Los mensajes continúan y quien lo lee se va contagiando, es una especie de ola positiva de lo que va proyectando el gentilicio venezolano donde quiera que va.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Internacional

Bolton reveló que la cúpula del régimen está negociando la salida de Maduro

El asesor de Seguridad Nacional de EE. UU. aseguró que las conversaciones están bien avanzadas

John Bolton

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, indicó este viernes que generales venezolanos están en conversación permanente con la oposición.

“Puedo decir que los generales claves que apoyan a Nicolás Maduro están en conversaciones constantes con la oposición, no es público pero ellos están negociando”, afirmó Bolton en una entrevista a Fox News.

Lee también: Se enamoró, viajó de Alemania a Sudamérica a casarse y terminó sola pidiendo para comer
El funcionario norteamericano agregó que el presidente Donald Trump se encuentra muy interesado en los acontecimientos que ocurren en Venezuela.

Nosotros hablamos múltiples veces al día sobre Venezuela, él está muy interesado acerca de la situación”, añadió el asesor de Seguridad Nacional.
Dijo además que aunque la prensa no lo ha visto y no ha sido evidente, los más importantes cargos están hablando sobre la salida del dirigente chavista.

En la entrevista también criticó que Venezuela tiene 2.000 generales, lo que es una cifra inusual y que para él demuestra dónde está la corrupción en ese país.

Adicionalmente, el asesor de la Casa Blanca, uno de los funcionarios que más han presionado el retiro de Maduro, escribió en su cuenta de Twitter que es interesante que justo ahora, en medio de la crisis, recurra a otras naciones acusadas de reprimir a la población para que le suministren ayuda humanitaria.

Bolton también resaltó la llegada este sábado de aviones militares estadounidenses a Cúcuta con cerca de 180 toneladas de suministros médicos, alimentos y medicamentos.

Este sábado aviones militares norteamericano llegaron a Cúcuta, en la frontera con Colombia, con nuevos cargamentos de ayuda humanitaria, al tiempo que Juan Guaidó, presidente interino, convocó a una gran movilización para el próximo 23 de febrero para acompañar en todo el país a las caravanas que entregarán los alimentos y medicinas.

Bolton también se refirió al envió de ayuda humanitaria de este sábado: “El ejército estadounidense ha entregado cientos de toneladas de ayuda a los países socios en los últimos cinco años. Estados Unidos se enorgullece de movilizar el apoyo de todo el gobierno a sus socios necesitados, incluido el presidente venezolano Guaidó y el pueblo de Venezuela”.

Bolton destacó las labores del Comando Sur de EE. UU., del Comando de Movilidad Aérea, y de la Fuerza Aérea norteamericana, responsables del traslado de la asistencia para el pueblo venezolano.

Con información de El Nacional

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement