Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

20/03/2018 7:20 pm ET

Gobiernos de Colombia y Brasil trabajarán por Venezuela

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su homólogo brasileño, Michel Temer, se comprometieron a trabajar en la recuperación de la democracia venezolana. La crisis humanitaria e institucional de ese país habría sido el detonante del éxodo de ciudadanos venezolanos a diferentes naciones de América Latina. Tanto Colombia como Brasil han sentido los golpes de la ola migratoria, y por eso sus gobiernos plantean soluciones para asistir a los migrantes de la mejor manera.

Según las estadísticas recogidas son 40.000 los venezolanos que han llegado a Brasil en los últimos dos años. la mayoría ha llegado por el sector de Roraima, una de las regiones más empobrecidas del país. La llegada de migrantes ha desbordado los servicios públicos del país por lo que el gobierno se vio obligado a declarar una situación de vulnerabilidad en la región.

En el municipio de Mucajaí, cerca de la capital de Boa Vista, varios venezolanos que vivían en un refugio fueron desalojados violentamente por brasileros luego de que presuntamente muriera en una pelea con ciudadanos venezolanos. “Luego de que alguien de la comunidad muriera el domingo, varios vecinos iniciaron una protesta contra los venezolanos, quemaron neumáticos y cerraron vías”, precisaron las autoridades.

“La tendencia es que aumente la xenofobia, que la situación es grave porque esta crisis en parte se debe a la falta de una política de acogida y de inserción, pero también a que la justicia brasileña no penaliza como debe este tipo de crímenes de odio”, afirmó la profesora de la Universidad Federal de Roraima, France Rodrigues a AFP.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su homólogo brasileño, Michel Temer, se comprometieron a trabajar en la recuperación de la democracia venezolana. La crisis humanitaria e institucional de ese país habría sido el detonante del éxodo de ciudadanos venezolanos a diferentes naciones de América Latina. Tanto Colombia como Brasil han sentido los golpes de la ola migratoria, y por eso sus gobiernos plantean soluciones para asistir a los migrantes de la mejor manera.

Según las estadísticas recogidas son 40.000 los venezolanos que han llegado a Brasil en los últimos dos años. la mayoría ha llegado por el estado de Roraima, una de las regiones más empobrecidas del país. La llegada de migrantes ha desbordado los servicios públicos del país por lo que el gobierno se vio obligado a declarar una situación de vulnerabilidad en la región.

En 2017 el flujo migratorio desde Venezuela aumentó 600%

En el municipio de Mucajaí, cerca de la capital de Boa Vista, varios venezolanos que vivían en un refugio fueron desalojados violentamente por brasileros luego de que presuntamente muriera en una pelea con ciudadanos venezolanos. “Luego de que alguien de la comunidad muriera el domingo, varios vecinos iniciaron una protesta contra los venezolanos, quemaron neumáticos y cerraron vías”, precisaron las autoridades.

“La tendencia es que aumente la xenofobia, que la situación es grave porque esta crisis en parte se debe a la falta de una política de acogida y de inserción, pero también a que la justicia brasileña no penaliza como debe este tipo de crímenes de odio”, afirmó la profesora de la Universidad Federal de Roraima, France Rodrigues a AFP.

Para contener una crisis mayor, el presidente Michel Temer le ha solicitado al gobierno de Nicolás Maduro que acepte la ayuda humanitaria ofrecida por los países de la región para combatir el desabastecimiento de productos básicos en Venezuela.

En el caso colombiano, son más de 500.000 los venezolanos que han llegado al país en los últimos 24 meses. Según estadísticas, para finalizar junio la cifra podría alcanzar el millón de personas. Frente a estas cifras el plan bilateral de los dos gobiernos es restaurar la democracia en Venezuela. “La crisis humanitaria que Venezuela viene enfrentando por culpa de las políticas del actual Gobierno nos está provocando daños a todos. Es urgente que la democracia sea restaurada”, puntualizó Santos.

Además, el gobierno de Estados Unidos se ha sumado a la ayuda, y destinará un nuevo paquete de 2.5 millones de dólares para el apoyo a ciudadanos venezolanos que se encuentran en territorio colombiano según el Departamento de Estado. Según la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), el gobierno estadounidense ha aportado 36.5 millones de dólares para asistencia de venezolanos que no residen en su país desde que se detonó la crisis.

Por otro lado, en la reunión entre los presidentes se trató la relación comercial y de seguridad entre los dos países. En el ámbito económico se espera que se potencien los intercambios entre ambas naciones que en 2017 aumentaron en un 25%. Mientras que, en el aspecto de seguridad, se espera que se fortalezcan las cooperaciones de los dos gobiernos en la lucha contra el crimen organizado.

AFP

Lee también: 

Advertisement
Advertisement
Advertisement