Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

13/03/2019 10:43 pm ET

Exbanquero alemán denunció plan para desfalcar a Venezuela

Funcionarios públicos venezolanos y miembros de la élite chavista malversaron y trataron de lavar 1.200 millones de dólares procedentes de la petrolera estatal

Venezuela

El exbanquero alemán Matthias Krull, quien el próximo 29 de abril comenzará a cumplir la pena de diez años de cárcel; debido a una sentencia emitida por un tribunal estadounidense el pasado mes de octubre de 2018; se declaró culpable de haber participado en un plan de lavado de dinero proveniente de Venezuela; haciéndolo pasar por varios países incluido Estados Unidos.

Sergún investigación realizada por el semanario alemán Die Zeit; el señor Krull es sólo una pieza en un enorme sistema de lavado de dinero; establecido en torno a la petrolera estatal venezolana PDVSA. Dentro de las investigaciones del semanario alemán; también se señala que el ex-empleado del banco suizo Julius Bär; se alió con funcionarios venezolanos bien conectados, a fin de obtener dividendos ganando dinero de forma ilegal aprovechándose de las distorsiones existentes en el sistema de control de cambio vigente en Venezuela a la fecha.

Lee también: Eurocámara propone intervenir en Venezuela

Se estima; que en total fueron malversados unos 1.200 millones de dólares (lo que es igual a 1.070 millones de euros). Tres hijastros del mandatario de facto Nicolás Maduro –tildados “los chamos” y, hasta ahora, libres de condena– están entre los estafadores. 

Los detalles de la operación ilegal

La forma en la que funcionaba el sistema de malversación era muy simple: “La cotización de la moneda nacional, el bolívar, frente al dólar estadounidense es fijada por el banco central local”; explicó el periodista e investigador alemán Ingo Malcher. Evidentemente; no cualquiera podía comprar o vender divisas en Venezuela, señalo Malcher.

Muy pocas compañías, estaban autorizadas por el estado venezolano para efectuar conversiones de bolívares a dólares y viceversa. Una de ellas es la estatal petrolera venezolana PDVSA. Quienes no tienen acceso a esos cambios oficiales recurren al mercado ilegal de divisas, donde el dólar se cotiza a un precio muchísimo más alto. Se cree que los estafadores aprovecharon tanto el sistema oficial de cambio de divisas, como el mercado ilegal. Al respecto, Malcher recalco: “Los embaucadores tenían dólares y con esos dólares compraron bolívares en el mercado negro. Luego le hicieron un préstamo en bolívares a PDVSA y la empresa se los devolvió en divisa extranjera”.

Los estafadores terminaron teniendo diez veces más divisas fuertes en sus manos que al principio porque PDVSA les retornó el crédito en bolívares respetando la cotización oficial del dólar, que es mucho menor que en el mercado negro. La operación comenzó en diciembre de 2014 y su objetivo inicial era reunir 600 millones de dólares. En mayo de 2015, el grupo ya había obtenido 1.200 mil millones de dólares. Fue en este punto donde Krull entró en juego. Los investigadores del caso apuntan que, empezando en 2016, uno de los conspiradores le encargó lavar el dinero.

Al parecer, Krull logró lavar 60 millones de dólares y recibió 600.000 dólares como comisión por su labor. Sin embargo, Krull no era la única persona involucrada en la operación de lavado de dinero. Malcher cuenta que una porción muy grande del monto malversado fue a parar primero a Malta. Las pesquisas sugieren que luego invirtieron el dinero en diferentes negocios. Se usaron diferentes modalidades para mover el dinero. Una de ellas implicaba transferir el dinero de un banco a otro hasta conseguir que el emisario inicial no fuera reconocible.

El pasado mes de febrero de 2019, investigadores estadounidenses y autoridades de Bulgaria bloquearon las transferencias originadas en varias cuentas bancarias bajo sospechas de recibir millones de dólares de PDVSA. Este caso en particular forma parte de un rompecabezas enorme, en el cual están involucrados muchos funcionarios venezolanos y europeos que aun no han sido expuestos a la palestra publica como piezas remanentes de este macabro plan para desfalcar a Venezuela.

Redacción Contexto Diario

(Con información de Deutsche Welle )

Advertisement
Advertisement
Advertisement