Connect with us

Internacional

08/01/2019 8:08 pm ET

Esperaban buenas noticias, pero recibirán cenizas de su familiar asesinado en Trinidad

Tenía dos años que había emigrado de Venezuela, producto de la crítica situación que se vive en el país

trinidad y tobago

El primer fin de semana de diciembre, el venezolano Miguel Antonio Millán Marín habló con su madre por teléfono. Él tenía dos años que había emigrado a Trinidad y Tobago, desde donde, regularmente, le enviaba alimentos. Organizaba un nuevo envío de víveres. Tal como se lo hizo saber a su progenitora.

Sin embargo, en lugar de víveres, la familia recibió malas noticias desde Trinidad. El miércoles 5 de diciembre de 2018, el joven de 26 años de edad, fue asesinado de varios disparos en la localidad de Carapo. Su cuerpo fue hallado tirado en plena vía en medio de un charco de sangre.

Lee también: Venezolana dio a luz en un bus en Colombia y la empresa asumió todos los gastos

No fue hasta el pasado lunes 7 de enero de 2019 cuando su familia pudo llegar hasta Trinidad, sin ayuda de las embajadas. Ahora su cuerpo será incinerado y sus cenizas serán transportadas a su hogar en Venezuela.

Los familiares dijeron al medio Newsday a través de un traductor que Marin había migrado a Trinidad, huyendo por la situación de su país, incluso se le había otorgado el estatus de refugiado en la isla. Dijeron que durante dos años no viajó a Venezuela, debido a su estado de refugiado por lo que solo se comunicaba con su familia por teléfono.  Ningún miembro de su familia sabía las razones por las cuales el joven pudo ser asesinado.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement