Connect with us

Internacional

15/03/2019 6:11 pm ET

¡Escalofriante! El atacante de Nueva Zelanda transmitió la masacre por Facebook Live (Video)

Uno de los asaltantes transmitió en directo cómo disparaba a sangre fría contra feligreses en Christchurch

nueva zelanda

Escalofriante, como si fuera un videojuego, pero real. Hay al menos 49 muertos y decenas de heridos. Brenton Tarrant, un australiano de 28 años, es uno de los atacantes del atentado contra dos mezquitas en Nueva Zelanda. El australiano entró en una mezquita de la localidad de Christchurch y disparó contra los feligreses, mientras grababa, con una cámara GoPro, y trasmitía la masacre en Facebook Live. Son 17 minutos de terror.

En el terrible vídeo se ve al hombre vestido con una armadura de estilo militar. Luego aparece como se dirige a una mezquita escuchando música militar antes de estacionar en un callejón cercano al lugar de los hechos. A continuación, irrumpe en la mezquita y dispara indiscriminadamente contra todos los que se encuentran allí. 

Lee también: ¿Por qué relacionan la masacre de Nueva Zelanda con el juego Fornite?

Un hombre herido intenta arrastrarse, pero recibe un nuevo disparo. También se ve como tirotea a una multitud de fieles acurrucados. El punto de vista de la cámara recuerda a la de los shooters (tiradores), los videojuegos de disparos en primera persona. También guarda similitudes con los vídeos propagandisticos del Estados Islámico, tanto en el método del ataque como en la grabación y difusión para que se hiciera viral.

A los pocos minutos, Facebook desactivó el vídeo, pero ya era tarde. Las imágenes comenzaron a multiplicarse y circular en las redes sociales. La policía neozelandesa ha pedido a los usuarios que se abstengan de difundir las “sobrecogedoras” imágenes.

Consternación

“Vi muertos por todos lados. Había tres en el pasillo, en la puerta de entrada y dentro de la mezquita. No entiendo cómo alguien pudo hacerles esto a estas personas, a cualquiera; es ridículo”, comentaba el vecino Len Peneha a la agencia AP. Un ciudadano palestino aseguraba haber visto al terrorista pegarle un tiro a la cabeza a un fiel. “Escuché tres disparos rápidos y después de unos diez segundos todo comenzó de nuevo. Debe haber sido un arma automática porque nadie puede apretar el gatillo tan rápidamente“, dijo.

Ramzan Ali desveló que el atacante recargó al menos siete veces su arma y que él fue el último en abandonar la mezquita Al Noor. “Que salieran 300 personas no fue fácil porque (el terrorista) entró por la puerta principal”, dijo al periódico ‘New Zealand Herald’. “La gente corría y de repente la veías caer. Algunos sangraban hasta morir. Fue horrible”, añadió Nour Tavis.

Redacción Contexto Diario

Fuente: El Periódico

Advertisement
Advertisement