Connect with us

Internacional

27/02/2018 9:03 pm ET

En EEUU sugieren armar a vigilantes escolares para acabar con ataques

Hay quienes en Estados Unidos creen que se puede apagar el fuego con el fuego. Y algunos, dirían sus críticos, con gasolina. Ese símil, al aplicarse al actual debate sobre la seguridad en las escuelas y la violencia de las armas de fuego, implica que existen voces que proponen evitar o aminorar horrores como la matanza en la escuela Stoneman Douglas High, en Parkland, Florida, colocando más hombres armados en las escuelas, ya sean profesores, guardias, policías o vigilantes civiles.

Así, mientras que un gran clamor social pide mayores controles a las armas en EEUU, otros consideran –entre ellos el propio presidente Donald Trump y políticos conservadores– que poner más armas en el entorno escolar es la vía para ofrecer mayor seguridad.

El rechazo a que los maestros porten armas en las escuelas ha sido importante y ante ello algunos legisladores republicanos, según la citada revista, estarían considerando una vía alterna: recortar los impuestos a personas que voluntariamente vayan a las escuelas portando sus armas de fuego para operar como una fuerza de seguridad. Los candidatos serían veteranos de las fuerzas armadas o policías retirados.

Un ejemplo ya ha sucedido frente a una escuela de Indiana. La televisora WANE reportó que un veterano del ejército e integrante del grupo Oath Keepers, una suerte de milicia civil que realiza por su cuenta labores de vigilancia, se apostó con su rifle AR-15 frente a la escuela North Side High, en Fort Wayne, Indiana.

El vigilante, de nombre Mark Cowan, se colocó fuera del terreno del centro, y por ende en la vía pública, y en ese sentido puede libremente estar allí. Él ha dicho que los estudiantes tienen derecho a estar seguros y que no se irá hasta convencerse de que hay en esa escuela seguridad suficiente.

Presuponiendo que posee permiso para portar ese tipo de armas, su presencia frente a ese centro educativo resulta legal. Pero no por ello deseable. Las autoridades escolares de esa localidad dijeron en un comunicado que entendían que “él [Cowan] tiene derecho a estar allí, pero no creemos que aporte a la seguridad de nuestros estudiantes… Nosotros tenemos procedimientos de seguridad establecidos en North Side… y oficiales de policía armados en el edificio todos los días”.

Lee también:

Advertisement
Advertisement