Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

26/07/2018 4:41 pm ET

Empresarios peruanos hablan sobre la pesadilla que viven en Venezuela

Me siento extranjero en mi propio país”, expresó a Luis Huaytalla, presidente de AMPEV.

lavaba dinero de Pdvsa

Una pesadilla, así describe Luis Huaytalla, presidente de la Asociación de Micro y Pequeños Empresarios Peruanos en Venezuela (AMPEV) el drama que él y otros 69 compatriotas atraviesan en el país petrolero, sumergido en una crisis que parece no tener fin. Como muchos peruanos que emigraron a diversas partes del mundo a fines de los ochentas, ellos partieron a Venezuela—estable en esa época —en busca de un futuro mejor. Sin embargo, irónicamente, casi treinta años después solo quieren escapar de la tierra que los vio alcanzar el éxito.

Durante más de dos décadas, estos empresarios dieron trabajo tanto a peruanos como a venezolanos. “En el momento de apogeo de Venezuela, muchos teníamos más de quince empleados, en mi caso ahora solo me quedan dos”, cuenta Huaytalla, que llegó a Lima en representación de AMPEV para pedir ayuda al Gobierno.

“Yo me fui del Perú en el año 1990. Viví 28 años en Caracas, me casé y mis hijos son venezolanos. Mi empresa era exitosa, pero ahora lamentablemente ha quebrado. Cada día Venezuela se va viniendo abajo con la hiperinflación y la escasez. No se consigue materia prima y cuando la tenemos es tan cara que el producto que fabricamos nadie lo quiere comprar por su elevado precio. Y se entiende porque si allá la gente no tiene ni para comer”, detalla el peruano.

“No les puedo pagar a mis trabajadores ni cuatro dólares al mes. De tener una microempresa que ganaba 150,000 dólares anuales, ahora solo me queda para sobrevivir. Me siento frustrado. Lo he perdido todo, todo mi patrimonio se ha quedado sin valor. Situación similar afrontan muchos otros empresarios”, agrega.

“Lo ideal sería vender todo e invertir ese dinero en el Perú, pero no puedo porque pretenden pagarme mucho menos de lo que valen mis cosas y no hay compradores. Nuestra situación es dramática. No queremos perder nuestro estatus de empresarios. Por eso he venido al Perú, para pedirle al Gobierno y al Congreso que nos ayude”, afirma Huaytalla.

Lee también: BCV respaldó eliminación de cinco ceros a la moneda venezolana

Complicado retorno

Luis Huaytalla relata que AMPEV se formó entre agosto y septiembre de 2017 y tiene como objetivo lograr que cada uno de sus setenta miembros pueda retornar al Perú manteniendo su estatus de empresario. “En Venezuela ya no se puede trabajar. Decidimos retornar al Perú amparándonos en la Ley del Retorno”, dice el microempresario.

Huaytalla está en Lima desde febrero del presente año y ha logrado reunirse en dos oportunidades con el embajador César Enrique Bustamante Llosa, director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien le indicó que debía realizar los trámites correspondientes para acogerse a la Ley.

El microempresario comenta que también enviaron, a través de Cancillería, cartas pidiendo ayuda a Pedro Pablo Kuczynski cuando era presidente y también a Martín Vizcarra. Además, escribieron a la congresista Luz Salgado, que preside la comisión de Relaciones Exteriores en el Congreso.

La Ley brinda las siguientes exoneraciones tributarias a quienes se acojan: a) Menaje de casa hasta por cincuenta mil dólares. b) Un vehículo hasta por un máximo de cincuenta mil dólares, según la tabla de valores referenciales de la SUNAT, siempre que se cumpla con los requisitos previstos en la normatividad vigente (autos con 5 años de antigüedad como máximo). c) Instrumentos, maquinarias, equipos, bienes de capital y demás bienes que usen en el desempeño de su trabajo, profesión, oficio o actividad empresarial, hasta por un máximo de trescientos cincuenta mil dólares.

Sin embargo, pese a estos beneficios, hay detalles que los empresarios afirman no poder cumplir: “Les pedimos a las autoridades que flexibilicen la Ley para así poder traer nuestras maquinarias y enseres. En especial pedimos que flexibilicen el tema de los vehículos, pues los nuestros tienen más de cinco años de antigüedad y la Ley no nos permite traerlos, lo que requerimos es traer por lo menos los de 2005 en adelante”.

“Me siento extranjero en mi propio país.”, finaliza Huaytalla.

Lee también: Maduro anunció eliminación de cinco ceros a la moneda venezolana

Autoridades responden

El Comercio se puso en contacto con el embajador César Enrique Bustamante, quien indicó que su despacho está presto a ayudar a los empresarios, pero dentro de lo que la Ley se los permita.

“Lo que están solicitando está fuera de la Ley. Pedir flexibilizaciones es pedir que se cambien las leyes y no se puede hacer eso. Lo que AMPEV está pidiendo es traer vehículos con mayor tiempo de antigüedad de lo que la Ley permite. Hemos hecho la consulta con otros sectores como el Ministerio de Ambiente y el Ministerio de Transportes y los intereses se contraponen. Por ejemplo, en el caso de los vehículos, por el tema de la defensa del medio ambiente, no se permite el ingreso al Perú de autos petroleros usados”, señala el embajador.

Sobre cómo deberán hacer para mantener su estatus de empresarios, Bustamante dice: “Como cualquier otro peruano, deberán realizar los trámites en los ministerios que corresponda para crear sus empresas. En el sistema peruano, todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y deberes. Tanto ellos como los empresarios peruanos que lo perdieron todo en las inundaciones u otros desastres naturales tienen derecho a la ayuda del Estado y bajo las mismas condiciones. No podemos prestarles dinero para que retornen ni para que inicien un negocio aquí, desde el año noventa se eliminaron las subvenciones directas de nuestro sistema económico. Incluso los miembros de AMPEV tienen un beneficio adicional que es no pagar impuestos sobre las cosas que traen. No es cierto que no los queremos ayudar”.

“Hay una serie de beneficios que la Ley les brinda y que nosotros con gusto estamos dispuestos a asistirlos. Las modificaciones de las leyes y creación de las mismas están en manos del Poder Legislativo”, comenta también el embajador.

Por su parte, el despacho de la congresista Luz Salgado, que al cierre de este informe aún preside la comisión de Relaciones Exteriores, dijo a este Diario que de momento no tiene en agenda un proyecto de ley especial para estos empresarios.

Contexto Diario

Advertisement

Internacional

Trinidad le mira el rostro a la crisis a medida que más venezolanos desembarcan en la isla

Muchos ingresan a Trinidad legalmente como turistas, luego se quedan más tiempo

rostro de la crisis

La profunda crisis económica que aqueja a Venezuela ha provocado que 3,6 millones de venezolanos huyan, la mayoría desde 2015, según Naciones Unidas. Eso es aproximadamente el 10 por ciento de la población del país. La mayoría ha cruzado a países vecinos relativamente grandes como Brasil y Colombia. Pero algunos están desembarcando en pequeñas islas caribeñas cerca de la costa de Venezuela, como Aruba, Curazao y Trinidad.

Muchos venezolanos ingresan a Trinidad legalmente como turistas, luego se quedan más tiempo del que tienen establecido en sus permisos. Los que carecen de pasaportes pagan a los capitanes de los botes para que los lleven a puerto en plena  noche. En total, los funcionarios de Trinidad estiman que hasta 60,000 venezolanos se han asentado recientemente en la isla, que tiene una economía estable gracias a sus industrias de petróleo, gas natural y petroquímicos, según publicó npr.org

Lee también: La increíble historia de un venezolano que murió en Cali y que esperan resucite

“Estamos viendo venir una gran ola de venezolanos”, dice Michele Reis, una académica trinitaria y experta en migración. “Estamos al borde de una crisis humanitaria”.

Como resultado, el gobierno de Trinidad ahora está adoptando una medidas más duras con los recién llegados. Reis señala que Trinidad ha ignorado las peticiones de unos 10,000 venezolanos que han solicitado el estatus de refugiado, lo que les permitiría permanecer legalmente en ese territorio. En abril, las autoridades deportaron  a 82 venezolanos, muchos de los cuales buscaban asilo.

Trinidad firmó la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados, que es la base del derecho internacional de los refugiados. Pero el alto comisionado de los Estados Unidos para los refugiados y los grupos de derechos humanos dicen que las expulsiones de abril fueron un grave incumplimiento de la convención.

Trinidad

Trinidad “debe respetar el derecho humano fundamental de buscar asilo y nunca devolver a las personas a países donde sus vidas o su libertad corren peligro”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora de América de Amnistía Internacional.

El legislador opositor Rodney Charles señala que Trinidad es un aliado cercano del régimen autoritario de Venezuela y, en agosto, firmó un acuerdo de suministro de gas natural con su vecino mucho más grande. Dice que los funcionarios de Trinidad temen que otorgar el estatus de refugiado a los venezolanos enojaría al presidente venezolano Nicolás Maduro.

A pesar de las medidas, los venezolanos siguen llegando

Muchos llegan al pueblo pesquero de Cedros en el suroeste de Trinidad, que se encuentra a solo 7 millas de la costa venezolana. Eso lo pone al alcance de las personas en el este de Venezuela que de otra manera tendrían que viajar cientos de millas para cruzar la frontera hacia Brasil o Colombia.

Un recién llegado es Noris Benavente, quien se dedicaba al cultivo de hortalizas en Venezuela, pero se rindió debido a la falta de suministros agrícolas. Se reencontró cerca del muelle con su hijo, quien hace dos años que migró hacia Trinidad, junto a su esposa trinitaria. Las autoridades de inmigración sellaron el pasaporte de Benavente con un permiso de 30 días, pero él tiene otras ideas.

“La gente aquí tiene comida”, exclama mientras mira a Cedros. “Si me gusta aquí tal vez me quede”.

Una vez que se establecen, los venezolanos a menudo intentan convencer a los miembros de la familia para que se unan a ellos.

En la ciudad central de Couva, 11 miembros de la familia Tovar se han metido en una casa de dos habitaciones. Algunos trabajan lavando platos o descargando camiones de carga por alrededor de $ 500 al mes, mucho más que los $ 5 que ganarían en Venezuela, donde la moneda se ha derrumbado.

Redacción Contexto Diario

 

 

Seguir leyendo

Internacional

La increíble historia de un venezolano que murió en Cali y que esperan resucite

Mientras el cuerpo descansa en el féretro, a su alrededor hay gritos, danzas, bailes y rezos desde hace 8 días

venezolano

César Alexis Blanco de nacionalidad venezolana, fue asesinado el pasado 9 de diciembre cuando compartía con varios amigos en una de las esquinas del sector Aguablanca en Cali, Colombia.

Desde ese entonces sus familiares y amigos confiaron su fe al ‘todo poderoso’ a quien le han encomendado muy encarecidamente que resucite o que haya una ‘manifestación divina’, según una publicación de Blu Radio.

Lee también: Un venezolano confesó ser el homicida de expareja y sus dos hijos en Perú

“Dios ha hecho milagros y él va a hacer uno con mi hijo”, dijo el padre del fallecido. El cuerpo está en una congregación religiosa, donde lleva más de ocho días.

Mientras el cuerpo descansa en el féretro, a su alrededor hay gritos, danzas, bailes, rezos, alabanzas y peticiones de ocurra el milagro.

venezolano

Julio Blanco, padre de la víctima de 19 años, contó que migraron a Colombia desde hace dos años y que la situación económica obligó a su hijo a vender dulces en los buses.

“Mi hijo cuando no conseguía empleo se iba a vender bananitas al transporte masivo. Un día, cuando regresaba, se sentó con su hermano a tomarse una gaseosa y llegó otro señor, le disparó y lo mató”, señaló el resignado progenitor.

“Dios ha hecho milagros y Él va a hacer uno con mi hijo. Esperamos que lo haga o que nos dé una señal”, agregó don Julio.

venezolano

La comunidad de creyentes se llama ‘Cueva de Adulam’ como el pasaje bíblico de Samuel 1:22 donde David huía de sus enemigos y recibió la ayuda de Dios.

Por ahora la romería sigue en el barrio Puertas del Sol, donde los creyentes se aferran a la Biblia y a las oraciones esperando a que Jesús levante a César Alexis, quien reposa en su ataúd bajo unas flores marchitas, así como levantó a Lázaro: de en medio de la oscuridad de los muertos.

Redacción Contexto Diario

Fotos: Blu Radio

Seguir leyendo

Internacional

Un venezolano confesó ser el homicida de expareja y sus dos hijos en Perú

“Estoy arrepentido, estoy arrepentido”, repitió el feminicida

venezolano

“Estoy arrepentido, estoy arrepentido”, repitió el feminicida confeso, el venezolano Jimmy Manfreddy García Castillo quien asesinó a su expareja y sus dos hijos mientras descansaban en la vivienda de la joven madre en Perú.

Los familiares de la joven madre, la también venezolana Helen Hernández Zavaleta, mencionaron que García Castillo era su pareja pero desde hace algunos meses se habían separado debido a los celos.

Lee también: El homenaje navideño a la migración venezolana en Bogotá, Medellín y Cúcuta

Los cuerpos sin vida de la ciudadana venezolana de 20 años,  y sus dos menores de 3 y 4 hijos fueron encontrados el domingo por la abuela de los pequeños, quien avisó a la Policía Nacional alrededor de las 11 a.m.

La propietaria del inmueble, María Ilda Luis, dijo que la madrugada del domingo escuchó gritos, pero pensó que venían de la calle. Sin embargo, estos habrían provenido de Helen Hernández, quien fue sorprendida por García Castillo mientras dormía.

Redacción Contexto Diario

Fuente: peru21.pe

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement