Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

06/04/2019 6:47 pm ET

El hotel en Perú que es refugio de los migrantes venezolanos

Gracias a un hábil director de hotel, muchos refugiados desesperados han logrado dormir bajo techo

hotel Perú

Percy Ariansen es una especie de ángel para muchos refugiados venezolanos, pero él mismo se describe más bien como un hombre de negocios con conciencia social. Ariansen dirige los hoteles Toloa y Toloa II en la localidad fronteriza peruana de Tumbes: un total de 100 camas repartidas en 60 habitaciones. Para muchos refugiados, estos alojamientos son el primer punto de contacto cuando llegan a Perú.

“Fuimos los primeros en albergar a venezolanos. Primero los que tenían dinero. Y ahora aquellos que llegan a nosotros a través del trabajo de ayuda a los refugiados de ACNUR”, explica Ariansen en la primera planta del sencillo, pero limpísimo Hotel Toloa.

Lee también: Investigan avioneta que salió desde Venezuela y aterrizó de manera irregular en República Dominicana

Una habitación sin desayuno cuesta 30 soles por noche, es decir, 8 euros al cambio. Para aquellos venezolanos que llegaron en la primera olahace más de un año, ese precio no supone ningún problema financiero. “Pero, en un determinado momento, empezaron a llegar familias con muchos niños y poco dinero a Tumbes, personas mayores y de la comunidad LGTB”, recuerda Ariansen.

Todos ganan

Para estos, 30 soles es un precio inasequible. Miles de ellos tuvieron que dormir en la calles, hasta que la ayuda al refugiado de la ONU se dirigió a Ariansen: “Tuvieron la idea de implantar una tarifa social para refugiados venezolanos. Se lo planteé a mi suegro, dueño de ambos hoteles y él aceptó de inmediato”. El trato es sencillo: de los 30 soles que cuesta una habitación, ACNUR paga el 75 por ciento, es decir, 22,50 soles. Y el hotel prescinde de los 7,50 soles restantes. “Con la cantidad de gente que viene, no tenemos pérdidas y ayudamos a la gente”, dice Ariansen. Parte del trato es que ACNUR selecciona a las personas después de atravesar la frontera y las envía al hotel.



Percy Ariansen, director de los hoteles Toboa y Toboa 2, en Tumbes, localidad fronteriza de Perú

Apoyo de los clientes habituales

“En los momentos de máxima afluencia tuvimos hasta 50 refugiados que durmieron en 40 camas”, relata Ariansen con una sonrisa. “Por supuesto que el hotel está abierto para todo el mundo. Pero, de momento, albergamos casi exclusivamente venezolanos”.  El Toloa es como una estación de paso, muchos refugiados se quedan una sola noche y después continúan su camino. Según Ariansen, los clientes habituales peruanos han permanecido fieles al Toloa a pesar de los refugiados. “No ha sucedido nunca que un cliente habitual nos haya dicho que ya no viene más por los muchos migrantes venezolanos. Nunca”, asegura Ariansen. Al contrario, muchos peruanos han invitado a los refugiados a comer, sobre todo a familias con niños. El Toloa se ha convertido casi en un icono para los migrantes. Un periodista venezolano que trabaja en Ecuador, por ejemplo, alaba con vehemencia el compromiso del alojamiento. “Muchos venezolanos llegan a Tumbes y pregunta directamente por nuestro hotel”, dice Ariansen orgulloso.  

En el Toloa por casualidad

Cuando Heirines Sifontés llegó a Tumbes el 1 de marzo de 2019, no había oído hablar del Hotel Toloa. Tenía preocupaciones muy distintas. Esta venezolana estaba en la semana 36 de gestación cuando atravesó la frontera de Ecuador hasta Perú. Sifontés no quería dar a luz en su tierra natal, después de haber oído demasiadas historias sobre recién nacidos fallecidos. Pero el embarazo y el viaje de ocho días en autobús mermó las fuerzas de Sifontés, que no quería continuar su camino en autobús. “Entonces una trabajadora de ACNUR me dijo que podía quedarme en el Hotel Toloa para descansar y no perder al bebé”, relata Sifontés, que viaja con su madre, su hermana pequeña y su hija de 6 años. Su plan era llegar a Chile, donde vive una amiga que puede ayudarlas. “Al principio fue difícil, porque no conocemos a nadie en Tumbes. Nunca pensé que terminaría aquí. Pero ya no podía más”, relata la mujer. Ariansen les dio directamente una de las pocas habitaciones para cuatro personas del Toloa y les dijo que podían quedarse todo el tiempo que fuera necesario.


Heirines Sinfontés (en la imagen junto a su hija de 6 años), viajó varios días en autobús hasta llegar a Tumbes. Cuando llegó, se encontraba en la semana 36 de embarazo.

Tumbes, un nuevo hogar

ACNUR envió a Sifontés de inmediato al médico. La venezolana está encantada con la hospitalidad y la amabilidad que ha encontrado en Perú. “Me dijeron que lo primero era traer a mi bebé al mundo y después podría continuar mi viaje. ACNUR me ayudó a encontrar plaza en la escuela para mi hija y mi hermana pequeña. Desde esta semana, ambas están escolarizadas”. Y así fue como finalmente la mujer decidió quedarse en Tumbes. ACNUR la ayudó a encontrar una pequeña vivienda a la que se trasladará después del nacimiento. Sifontés está muy agradecida con Ariansen. “Este hotel ha cambiado mi vida. En un momento en el que estaba completamente desesperada, pude conseguir techo. Estoy muy agradecida de que me hayan abierto las puertas”.

(Tomado de DW)

Advertisement

Internacional

5 adolescentes que están cambiando el mundo

Con mucha frecuencia, los adolescentes son considerados como apáticos y centrados en sí mismos, pero estos rompieron el molde

adolescentes

Con mucha frecuencia, los adolescentes son considerados como apáticos y centrados en sí mismos.

Pero una nueva generación de jóvenes activistas está demostrando que muchos adolescentes están, de hecho, muy preocupados por problemas sociales, políticos y ambientales, y están completamente preparados para hacer algo al respecto.

Una de las principales voces entre estos adolescentes es Greta Thunberg, activista ambiental de 16 años, quien en agosto inició una protesta para exigir a los políticos acciones concretas contra el cambio climático.


Greta Thunberg, la adolescente sueca que falta un día a la semana a la escuela para protestar contra el cambio climático

Aquí te presentamos a cinco personas inspiradoras que están teniendo un inmenso impacto en el mundo en plena adolescencia:

1. Greta Thunberg

Nacida en 2003, esta adolescente sueca se ha convertido en la líder del activismo contra el cambio climático.

En agosto de 2018, decidió faltar cada viernes al colegio y sentarse con una pancarta escrita a mano frente a la sede del Parlamento sueco en Estocolmo.

A lo que inició como una protesta en solitario se han sumado desde entonces más de un millón de niños y adolescentes en más de 100 países, que están secundando las huelgas escolares por el cambio climático.

2. Malala Yousafzai

Cuando tenía 11 años, Malala Yousafzai escribió y publicó un diario anónimo sobre su vida en Pakistán bajo el régimen del Talibán, que rápidamente logró gran atención.


Malala, la niña que el Talibán no quería que estudiara

Pronto, empezó a hablar públicamente sobre la necesidad de que las niñas tuvieran acceso a la educación.

Pero tres años después su vida cambió para siempre. En represalia por su activismo, le dispararon en la cabeza en un autobús escolar.

Pero ese intento de asesinato no la detuvo y, al contrario, su perfil no ha hecho más que subir desde entonces. Protagonizó la portada de la revista Time en 2014 y ese mismo año se convirtió en la persona más joven de la historia en ganar el Premio Nobel de la Paz.

“Este premio no es solo para mí. Es para aquellos niños olvidados que quieren educación”, dijo Yousafzai en su discurso de aceptación.

“Es para aquellos niños asustados que quieren la paz. Es para aquellos niños que no tienen voz y quieren un cambio. Estoy aquí para defender sus derechos, para hacer oír su voz… no es tiempo de compadecerles. Es tiempo de actuar para que esta sea la última vez que veamos a un niño privado de educación”.

3. Emma González

En febrero de 2018, un hombre armado con un rifle semiautomático mató a 17 personas en un tiroteo en la secundaria estadounidense Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida.


Emma González, la desafiante estudiante sobreviviente del tiroteo de Parkland en Estados Unidos

Pero en lugar de quedar derrotados por este trágico evento, muchos de los adolescentes que sobrevivieron al tiroteo comenzaron una campaña nacional para intentar poner fin a la violencia con armas de fuego.

Emma González, con entonces 18 años, emergió como uno de los líderes de este nuevo movimiento y cofundó el grupo para promover el control de armas “Never Again”.

En marzo de ese año, pronunció un discurso inspirador en la “Marcha por Nuestras Vidas”, que congregó a cientos de miles de personas en Washington DC para exigir el control de las armas de fuego en EE.UU.

Leyó los nombres de sus compañeros de clase que habían fallecido en el tiroteo y luego permaneció en un silencio desafiante durante cuatro minutos: la duración del ataque en la escuela.

“Luchen por sus vidas antes de que sea el trabajo de alguien más”, concluyó su discurso, que fue ovacionado por la multitud.

Tras la campaña de González y sus compañeros, los legisladores de Florida aprobaron la Ley de seguridad pública de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, que aumenta la edad para comprar un arma de fuego de 18 a 21 años.

4. Jack Andraka

Con 15 años, el estudiante de secundaria estadounidense Jack Andraka inventó lo que parecía ser una forma nueva y barata de detectar el cáncer de páncreas.


Tiene 15 años e inventa un sistema para detectar el cáncer

El adolescente, quien ganó US$75.000 en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería Intel por su creación, dijo que se le ocurrió la idea leyendo artículos científicos gratuitos que encontró en internet.

La prueba, que todavía está en estudio de viabilidad, consiste en una tira de papel cubierta con una solución de nanotubos de carbono y un anticuerpo especial, según Wired, y requiere una sexta parte de una gota de sangre.

Sin embargo, algunos (incluido el propio Andraka) han querido señalar que, aunque es un invento emocionante, sigue siendo más un desarrollo que un producto terminado.

5. Amika George

Después de leer que una organización benéfica que generalmente envía productos menstruales a las niñas en África tuvo que redirigir esos productos a la ciudad inglesa de Leeds porque había niñas que no podían pagarlos, Amika George decidió que tenía que hacer algo para luchar contra la llamada “pobreza de período” en Reino Unido.

George, quien fundó #FreePeriods -que en español sería #PeríodosGratis- cuando tenía 17 años, organizó una protesta delante de Downing Street -residencia de la primera ministra británica- en diciembre de 2017, a la que asistieron 2.000 personas vestidas de rojo demandando que el gobierno hiciera algo.

Ante la presión, el gobierno británico anunció en marzo de 2019 que financiaría productos sanitarios gratuitos en todas las escuelas y colegios ingleses.

“Para mí, #FreePeriods destacó cómo una sola adolescente enojada puede tener un impacto político real simplemente a través del activismo”, dijo la joven.

(Con información de BBC)


Seguir leyendo

Internacional

El invento con el que un venezolano se hizo popular en las calles de Cúcuta

Un venezolano exiliado en Colombia,se hizo popular en las calles de Cucúta tras crear un carro para la venta de pasteles calientes

pasteles

Un venezolano exiliado en Colombia,se hizo popular en las calles de Cucúta tras crear un carro para la venta de pasteles calientes, que funciona con energía solar.

“Es un sistema de paneles solares y me ha resultado”, dijo Ramiro Cárdenas, un emprendedor de 28 años, en una entrevista a distancia con el programa Aló Buenas Noches de Miami.

Lee también: Venezolano fue asesinado por compatriotas tras pelea en el trabajo en Perú

“Es una idea que inicié y ya la tengo plasmada en papel. Tengo un proyecto personal. Yo soy licenciado en Administración de Empresas. No decidí de buscar trabajo, decidí emprender con mi idea y fue lo primero que pensé”.

“Me parecía el gas demasiado contaminante y sumamente peligroso, es como cargar con un balón”, advirtió ofreciendo una alternativa ecológica.

Cárdenas dijo que tuvo que exiliarse después de tener un accidente y necesitaba también cuidar de las necesidades su hija de tres años y medio, lo que no podía hacer en su país en crisis humanitaria.

“Me levanto muy temprano a trabajar.. pensé en el medio ambiente. Pasteles calientes con energía solar. Buenísimo”, dijo el emprendedor.

El nuevo empresario dice que está haciendo muchos esfuerzos para llevar adelante su proyecto, su propia empresa, que comenzó con el primer carro y ahora tiene ofertas de otros empresarios, lo que lo ha obligado a crear sus páginas en las redes sociales.

“La gente ve un carro de pasteles pero yo lo veo como una empresa”, aseguró.

“Uno a veces ni se imagina la capacidad que tiene cuando sale del país y empieza a pensar en trabajar”.

Como un mensaje a los millones de venezolanos exiliados advirtió: “¡Nunca se rindan!”.

(Con información de La Gran Época)

Seguir leyendo

Internacional

Venezolano fue asesinado por compatriotas tras pelea en el trabajo en Perú

Tenía un año que había huído de la crisis en Venezuela y planeaba estudiar una carrera profesional

venezolano

Mientras saboreaba un pollo broaster en una carretilla, un venezolano fue asesinado de dos puñaladas por sujetos que se fugaron corriendo.
Un amigo, también venezolano, resultó herido por defenderlo.

El crimen ocurrió la noche del sábado, cuando Nelson Johan González Chiraspo (19) y su amigo, aún no identificado, cenaban en plena calle de la avenida Industrial en Lima, Perú.

Lee también: El escándalo en la iglesia católica colombiana: Monjas y sacerdotes tenían sexo

“Han llegado dos sujetos y han acuchillado por la espalda a mi sobrino. Su amigo intentó defenderlo y resultó herido”, informó Eucaris Chiraspo, tía de la víctima.

Ambos jóvenes fueron trasladados a la clínica Jesús del Norte, donde Nelson González falleció, mientras que su amigo permanece internado.


La víctima nació en Caracas y es el mayor de tres hermanos. Planeaba estudiar una carrera profesional en Perú. Era trabajador y correcto

Los familiares del fallecido informaron que el crimen se debía a una rivalidad por trabajo. Nelson González “trabajaba como ‘jalador’ para una discoteca. Le iba muy bien y siempre era buscado por los dueños. Otros dos trabajadores venezolanos del mismo rubro estarían tras la muerte de mi sobrino”, acotó la tía.

Amenazado

Recordó que hace unas semanas lo amenazaron de muerte. “Nunca creyó que lo iban a matar, pensó que era un juego. Queremos justicia y que capturen a los asesinos”, refirió Eucaris Chiraspo.

(Con información de Ojo Perú)

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement