Connect with us

Internacional

27/06/2018 7:50 pm ET

El drama de un grupo de inmigrantes venezolanos frente al Terminal de Cali

Duermen arrumados entre cobijas, colchonetas y maletas.

Unos 60 venezolanos que emigraron de Venezuela, llegaron a Colombia donde armaron un campamento improvisado, allí duermen arrumados entre cobijas, colchonetas y maletas. Los hombres hacen turnos de vigilancia en las noches, protegiendo al grupo y evitar ser víctimas de los peligros que representa, dormir en la calle.

“Llevo 11 días caminando, mi destino es Perú porque allá me esperan unos amigos, me tienen un trabajito, no he podido seguir el viaje porque no tengo dinero. Me vine de Venezuela porque allá con 3 millones de bolívares no se compra nada, al cambiar mis ahorros me alcanzó para dos panes aquí en Colombia”, narró Esteban García, un venezolano que pasa los 60 años de edad, según un reportaje publicado por la página web elpais.com.co

Lee también: Apuñaló a su vecina por un comentario en Facebook

Él llegó a Colombia desde el estado Portuguesa, y desde hace varios días, junto con otros 60 venezolanos, pasa la noche en una zona verde cercana a la Terminal de Transporte de Cali en Colombia.

Dice que su maleta hace de almohada y que duerme con un ojo abierto y otro cerrado. Trata de descansar mientras está pendiente de que nadie se aproxime a quitarle sus pocas pertenencias.

“Yo soy soldador, ayer fui a un taller metalúrgico acá en Cali y me entregaron una tarjeta, llamé y me dijeron que esperara, vamos a ver qué consigo de dinero para poder seguir mi camino”, comentó.

Mónica Sánchez es otra venezolana que hace parte del grupo de personas que se ubicaron temporalmente en una zona verde, están justo en una pequeña franja de césped frente a la estación de servicio de gasolina cercana a la Terminal de Cali.

“Yo quiero seguir a Ecuador y se me ha hecho difícil, aunque estoy más cerca de la frontera, allá tengo empleo”, dijo.

La mujer dijo que junto a sus compañeros de viaje buscan algo de comida en el día y se duchan en el comedor comunitario para venezolanos que abrió, hace unos meses, la Alcaldía de Cali y la Arquidiócesis en el barrio Piloto, cerca de allí.

“Entre nosotros mismos cuidamos la zona verde, no permitimos hacer fogatas, ni tomar alcohol, ni escuchamos música. Hay una carpa porque allí duermen los cuatro niños que vienen con nosotros”, manifestó.

Según cálculos de las autoridades, cada día llegan a Cali, un promedio de 100 venezolanos, la mayoría de ellos de paso hacia otras ciudades del continente. No obstante, según el Registro de Migrantes Venezolanos, RAM, en Cali hay actualmente más de 13mil venezolanos recién llegados, con planes de quedarse en la ciudad.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement