Connect with us

Internacional

24/03/2019 5:54 pm ET

Cuatro delincuentes vestidos de negro violaron en grupo a una venezolana en Madrid

Fue abordada en la vía pública y trasladada a un lugar apartado donde fue agredida. La policía investiga

venezolana

La Guardia Civil y la Policía Local investigan una violación en grupo a una chica venezolana de 23 años en la localidad de Ciempozuelos en Madrid, España.

Fue abordada en la vía pública y trasladada a un lugar apartado donde fue agredida por cuatro hombres la madrugada del pasado jueves.

Lee también: Pánico a bordo: El aterrador video que muestra los momentos que vivieron los pasajeros del crucero averiado en Noruega

Después, le robaron el celular para que no pudiera avisar a nadie y propiciar su fuga. La víctima denunció  los hechos ante el Instituto Armado, según publicó ABC.

Eran las 00.15 horas cuando la mujer caminaba por la calle de Doctor Rivas a la altura de una zapatería. En ese momento cuatro jóvenes sudamericanos encapuchados y con gorras le arrebataron el teléfono móvil. A continuación empezaron a abusar sexualmente y a someterla a tocamientos. Uno de ellos sacó un pincho y le rajó la camisa. También le tiraron de una cadena que llevaban en el cuello.

Los atacantes le apretaron en uno de los costados con un objeto punzante y uno de ellos con una gorra roja la bajó la ropa interior y la penetró.

En ese momento, se dio cuenta de que tenía el ciclo menstrual y gritó a los demás: «Qué asco, tiene la regla». En ese instante la chica cayó al suelo y los agresores la amenazaron diciéndole que comenzase a correr sin «mirarles a la cara ni girarse hacia ellos».

La chica acudió a su casa corriendo y desde allí avisó a la Policía. Una patrulla de la Policía Municipal de la localidad se presentó en el domicilio de la víctima y la acompañaron al centro de salud, donde fue atendida en primer lugar de los cortes y lesiones que presentaba. Desde allí fue trasladada al Hospital de Valdemoro.

Nada más producirse los hechos la Policía Local de Ciempozuelos peinó la zona y retuvo a un joven con una gorra que podía ajustarse a la descripción dada por la víctima. Fue interrogado y se le registró sin que se hallase en la ropa que portaba los objetos de la joven agredida. Con todo, la víctima no pudo confirmar si este joven era uno de los agresores, ya que explicó que no le podía identificar ya que no vio la cara de los implicados y tampoco pudo precisar si esa gorra la llevaba alguno de los agresores. La investigación del caso la lleva el equipo de Policía Judicial de Valdemoro.

Advertisement
Advertisement