Connect with us

Internacional

04/07/2018 9:01 am ET

Correa: Orden de arresto en mi contra es parte de un “complot” político

El expresidente calificó la ordenanza como un grave atropello a sus derechos.

Correa, dijo que la orden de detención preventiva que le impuso este martes la Corte Nacional de Justicia de su país forma parte de un “complot” político.

Luego que La Fiscalía de Ecuador, solicitara este martes 3 de julio que se dicte la prisión preventiva contra el expresidente Rafael Correa, vinculado en un caso que investiga el intento de secuestro en Colombia en 2012 del exlegislador ecuatoriano Fernando Balda.

Correa respondió que dicha la orden impuesta en su contra, forma parte de un “complot” político que ya se conocía desde hace meses.

Lee también: Fiscalía de Ecuador pidió prisión preventiva contra Rafael Correa

El exmandatario ecuatoriano agradeció las muestras de solidaridad a esta orden y la calificó como “un grave atropello a la justicia y a sus derechos”.

“Yo estoy bien. No se preocupen. Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero una monstruosidad así jamás prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica”, escribió Correa en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Correa, que reside en Bélgica desde hace un año, debió acudir el lunes a la Corte Nacional de Justicia en Quito, pero por su cuenta se presentó en el Consulado de Ecuador en Bélgica, como presunto cumplimiento de la medida cautelar que le había sido impuesta tras su vinculación penal al caso el pasado 18 de junio.

Lee también: Medios de reputación dudosa difundieron falsa noticia sobre Delsa Solórzano

Según informa la agencia de noticias EFE, El denominado ‘caso Balda’ aún se encuentra en etapa de instrucción fiscal, por lo que queda la posibilidad de que el expresidente sea sobreseído antes de que la Corte Nacional de Justicia llame a juicio.

Para que pueda ser enjuiciado, Correa deberá estar en Ecuador, pues el secuestro es un delito por el cual la ley ecuatoriana impide el proceso en ausencia. Si no es detenido o no se presenta al eventual juicio, el proceso quedará en suspenso y prescribiría en seis años.

La defensa de Correa aún puede pedir la sustitución o revocatoria de la prisión preventiva. Sin embargo, el expresidente ya incumplió la disposición de presentarse periódicamente ante la autoridad en Quito.

El exmandatario también ha anticipado la posibilidad de solicitar asilo en Bélgica, de donde es su esposa.

La jueza Daniella Camacho, ordenó prisión preventiva en una audiencia especial en la que se revisaban las medidas cautelares que se impusieron al exmandatario el pasado 18 de junio tras ser vinculado penalmente al caso del secuestro del exlegislador, Fernando Balda, en Bogotá, en agosto de 2012.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement
Advertisement