Connect with us

Internacional

06/08/2018 6:03 pm ET

Continúa el drama para los venezolanos que decidieron quedarse en Cali

El albergue donde fueron alojados tiende a colapsar.

continúa drama para los venezolanos

La arquidiócesis de la ciudad de Cali ofreció refugio a unos 200 venezolanos que fueron desalojados de un terreno que habían invadido frente al terminal de autobuses de la ciudad.

De acuerdo con información de Noticias Caracol, el gobierno colombiano ofreció a los venezolanos que decidieron quedarse en la ciudad,  tramitar el permiso de trabajo. “Me he establecido aquí en Cali y me voy a quedar”, dijo Carlos Sevilla, uno de los venezolanos.

Lee también: Cinco muertos tras colisión de avioneta en centro comercial de Los Ángeles

Todos las personas desalojadas fueron trasladadas a un salón comunal donde se adelanta la documentación según sea el caso. Otros inmigrantes fueron apoyados para continuar su curso hacia Perú o Ecuador.

Sin embargo la ayuda brindada por la arquidiócesis de la capital del Valle del Cauca parece resultar insuficiente, pues siguen llegando ciudadanos del vecino país.

El albergue ubicado en el barrio la independencia estaba destinado para las 200 personas que decidieron quedarse en Cali, pero, con la llegada de más inmigrantes, actualmente hay 300, el lugar tiende a colapsar. Muchos de ellos aún no cuentan con empleo.

En colchonetas y carpas, pero ahora bajo un techo, así es como viven los 300 venezolanos que acogió la Arquidiócesis de Cali en el albergue.

“Aquí nos han tratado bien, Nos han dado hospedaje, comida y, más que todo, nos han dado colchones, ropa, pero queremos los permisos porque venimos a trabajar”, dijo Édinson Rodríguez.

En el albergue los venezolanos reciben las tres comidas y suplen necesidades básicas, pero algunos dicen que no han podido conseguir trabajo, dado que no cuentan con el permiso, según señaló Diario El Espectador

Entretanto, el secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, explicó que el trámite que adelanta Migración Colombia ya está en curso.

“Solo los que están censados, solo los que hacen parte del grupo de los 13.100 que entraron en el registro, pueden iniciar el trámite para sacar el permiso especial de permanencia, PEP. Los que no, lamentablemente entran a engrosar las filas de los trabajadores informales”, aseguró.

La situación es difícil para quienes apenas están llegando, pues muchos permanecen a las afueras del albergue.

“Tenemos diez días caminando, salimos desde Cúcuta, anoche llegamos aquí. Nosotros estamos de paso, le pido de verdad al alcalde para que nos ayude a terminar de llegar, nosotros vamos hacia Perú”, comentó Lorena Cabrera.

Por su parte, Keslly Leudo, coordinadora logística de alimentación de la Arquideócesis de Cali, aseguró que “necesitamos productos de aseo, comida, cobijas toallas, almohadas” para seguir ayudando a estas personas”.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement