Connect with us

Internacional

08/04/2021 10:46 am ET

Científicos piden nueva investigación sobre orígenes de la COVID-19

24 expertos señalaron que estudio de China y la OMS está contaminado

Un estudio conjunto de China y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre COVID-19 no ha proporcionado respuestas creíbles sobre cómo comenzó la pandemia, y se requieren investigaciones más rigurosas, enfatizó un grupo de científicos internacionales.

El estudio conjunto mencionó que la ruta de transmisión más probable del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, involucró a murciélagos y otros animales salvajes en China y el sureste de Asia. Descartó la posibilidad de que se hubiera filtrado de un laboratorio.

Lee también: Variante británica de COVID-19 es la más común en Estados Unidos

En una carta abierta, 24 científicos e investigadores de Europa, Estados Unidos, Australia y Japón dijeron que el estudio estaba contaminado por la política.

“Su punto de partida fue, tengamos tanto compromiso como sea necesario para obtener una mínima cooperación de China”, declaró Jamie Metzl, miembro principal del grupo de expertos del Atlantic Council, quien redactó la carta.

La carta manifiesta que las conclusiones del estudio se basaban en investigaciones chinas inéditas, mientras que los registros críticos y las muestras biológicas “permanecen inaccesibles”.

Metzl afirmó que China debería revelar información que permita refutar la hipótesis del laboratorio.

“China tiene bases de datos de los virus que se estaban reteniendo … hay notas de laboratorio del trabajo que se estaba haciendo. Hay todo tipo de científicos que realmente están haciendo el trabajo y no tenemos acceso a cualquiera de esos recursos, o cualquiera de esas personas”, destacó.

El director general de la OMS, Tedros Adhanon Ghebreyesus, señaló días atrás que China había ocultado datos. Liang Wannian, experto en COVID-19 de China, lo negó y pareció descartar cualquier investigación conjunta adicional en China, con el sustento que el enfoque debería cambiar a otros países.

El estudio conjunto China-OMS expuso que la filtración en el laboratorio era “extremadamente improbable”, y que “no había ningún registro” de que algún laboratorio hubiera mantenido virus relacionados con el SARS-CoV-2. Tedros apuntó que se necesita más investigación para “llegar a conclusiones más sólidas”.

Advertisement
Advertisement