Síguenos en nuestras redes sociales

Internacional

03/08/2018 3:16 pm ET

Chile se despidió de las bolsas de plástico en los comercios

La legislación excluye a los envases primarios de alimentos que sean necesarios por razones higiénicas.

Túnel de bolsas de plástico frente al Palacio de La Moneda, Chile. 2018 Foto EFE.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera promulgó este viernes 3 de agosto, la ley que prohíbe la entrega en todo el país bolsas de plástico en el comercio, convirtiéndolo en el primero en adoptar esta estricta legislación en América del Sur. Chile se suma así a la sesentena de países en el mundo que han tomado medidas para reducir la contaminación producida por los 10 millones de bolsas que se consumen cada minuto.

Desde este viernes y hasta que se termine el plazo de adecuación de seis meses, el gran comercio chileno podrá entregar un máximo de dos bolsas plásticas de comercio a los consumidores, por cada compra que realicen. Cumplida esa fecha, la prohibición será total para supermercados, farmacias y otros grandes comercios, mientras que en los almacenes pequeños o de barrios la normativa entrará en vigor en dos años más a partir de la publicación este viernes de la ley en el Diario Oficial.

Lee también: Documental DW: Venezuela, la huida de un Estado fallido

La legislación excluye a los envases primarios de alimentos que sean necesarios por razones higiénicas o porque su uso ayude a prevenir el desperdicio de alimentos.

Se establecerá, una multa de 370 dólares por cada bolsa de plástico entregada para quienes incumplan la ley en todo Chile, donde según datos del gobierno se producen cada año 3.200 millones de bolsas plásticas.

“Una bolsa plástica toma segundos en producirse, se utiliza menos de 30 minutos, desde el supermercado a la casa y después se demora 400 años en biodegradarse. Es decir, por un minuto, o por unos minutos, después la naturaleza sufre el efecto de la bolsa plástica por más de 400 años”, dijo este viernes Piñera.

Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice y Costa Rica y algunas ciudades como Buenos Aires han implementado medidas de lucha contra las bolsas de plástico. De acuerdo a los datos de la ONU, se consumen cinco billones de bolsas de plástico en el mundo al año, la mayoría hechas de polietileno, un derivado del petróleo que demora cerca de 500 años en biodegradarse. Cada año se vierten en el océano 13 millones de toneladas de plásticos.

Redacción Contexto Diario

Advertisement
Advertisement
Advertisement