Debido al calor que está haciendo, muchas personas van a la playa y terminan sufriendo de quemaduras muy graves. Si quieres saber qué puedes hacer en caso de quemarte la piel, toma nota de las recomendaciones de los dermatólogos.

En primer lugar, lo más importante es que seas consciente de que exponerse al sol en exceso tiene muchas consecuencias negativas, por lo que lo más recomendable es tomarlo de manera controlada y con precaución.

Evita las horas centrales del día, aplícate crema solar siguiendo las indicaciones de los dermatólogos y ponte a la sombra a menudo, especialmente si empiezas a notar molestias en la piel.

De acuerdo con Joel Schlessinger, dermatóloga y asesora de RealSelf, diez minutos de exposición solar son suficientes para que la piel se queme. Por este motivo, recomienda ponerse a la sombra a la primera señal de enrojecimiento u hormigueo.

Lee también: Científicos desarrollan café con brócoli para cuidar la salud

Tras detectar la quemadura, el siguiente paso consiste en aplicar una compresa fría sobre la piel. Aunque el hielo envuelto en una toalla es una buena alternativa, aplicar una compresa de leche fría es más recomendable, ya que las proteínas de la leche ayudan a refrescar y calmar la piel. Para bajar la temperatura y calmar la epidermis, también puedes tomar una ducha o un baño fresco.

Después de refrescarte, a continuación coloca crema hidratante calmante mientras que la piel todavía está húmeda. Los productos con aloe vera, vitamina C y vitamina E son especialmente aconsejables, y evita los que tengan derivados del petróleo, benzocaína o lidocaína. Si te han salido ampollas no las revientes bajo ningún concepto, y tampoco tires de la piel si tienes descamaciones o te estás pelando: deja que todo se cure de manera natural.

Lee también: Descubren la relación entre usar lentes y la inteligencia