Connect with us

Vida

En qué consiste Dormio, el experimento del MIT

A muchos nos ha pasado que mientras nos quedamos dormidos se nos ocurren ideas geniales o la solución a un problema que nos estuvo rondando la cabeza durante el día.

Algunos logran levantarse de un brinco y anotarlo antes de que se les olvide; sin embargo, lo frustrante es que muchos nos quedemos dormidos y al día siguiente no haya rastro de esa idea brillante.

Pues bien, un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) crearon Dormio, un dispositivo que, según ellos, ayuda a tener cierto control sobre lo que soñamos y a recordarlo.

“Buscamos hackear el sueño”, le dice a BBC Mundo el peruano Tomás Vega, científico computacional y cognitivo que es parte del equipo que desarrolló Dormio.

Su idea no es nueva. Desde hace siglos, inventores y artistas han intentado tener sueños lúcidos que puedan controlar y recordar para usarlos en sus creaciones.

Una leyenda en el mundo de la ciencia dice que Thomas Alva Edison solía tomar siestas con una esfera metálica en la mano. Mientras se quedaba dormido se le venían a la mente ideas maravillosas. Si se quedaba dormido profundo, la bola caía al suelo, con lo cual Edison se despertaba a escribir a toda prisa lo que recién había soñado.

Otros genios como Dalí, Nikola Tesla y Édgar Allan Poe también intentaron capturar las ideas que les surgían durante esos microsueños.

Infiltrarse en los sueños

Cuando nos acostamos a dormir, después de unos minutos entramos en un estado llamado hipnagogia, que es una especie de limbo entre estar despierto y dormido.

Durante esa primera fase del sueño, que puede durar entre 2 y 10 minutos, nuestra mente se relaja.

Eso significa que dejamos fluir pensamientos menos lógicos, menos estructurados. “Nos volvemos maleables y menos inhibidos”, explica Vega.

Eso ayuda a que durante esos minutos seamos más creativos, lo cual se manifiesta en sueños semilúcidos sobre los cuales podemos tener cierto control.

Justo es ese el momento que aprovecha Dormio para introducirse en los sueños. Cuando el dispositivo detecta que la persona está entrando en la fase de hipnagogia activa unos estímulos, por ejemplo palabras clave que puedan guiar de cierta manera el sueño.

Así, si una persona quiere soñar con aviones, puede programar el dispositivo para que le diga palabras que induzcan a que tenga un microsueño semilúcido con aviones.

Luego, cuando el aparato detecta que la persona está entrando en un sueño profundo, la despierta para que pueda contarle lo que estaba soñando.

Preguntas por resolver

Según los creadores de Dormio, su tecnología está aún en una etapa temprana y todavía deben responder muchas preguntas, especialmente en temas como el sueño y el subconsciente, que generan gran debate entre la comunidad científica.

Varias de esas preguntas tienen que ver con la capacidad que alguien podría tener para insertar ideas en los sueños de otros, o que alguien más tenga acceso a sueños que preferimos mantener en privado.

“¿Qué pasa si sueño que mato a alguien y otra persona tiene acceso a la grabación donde cuento eso?”, se pregunta Vega. “¿Podrían juzgarnos por nuestros sueños?”.

Además, se preguntan sobre la influencia que esos sueños puedan tener en la vida de la persona.

“Alentar a las personas a soñar con ciertos temas puede cambiar la forma en que consideran esos temas al despertarse”, dicen los creadores de Dormio en su sitio web.

“No descartamos esas preocupaciones”, admiten.

Ciencia en casa

Los creadores de Dormio dicen que su principal objetivo es estimular la investigación sobre el sueño.

Por eso, Dormio está construido con código abierto, es decir, que cualquier persona con ciertos conocimientos de programación puede instalar el dispositivo y una aplicación móvil para usarlo en casa.

En el sitio web de Dormio, sus creadores tienen disponibles el repositorio de códigos y los manuales para usarlo.

Por ahora, estos científicos del MIT siguen trabajando en perfeccionar el dispositivo, pero según Vega, desde ya piensan en desarrollar nuevas tecnologías que les permitan, no solo estimular la creatividad en la primera fase del sueño, sino explorar las fases siguientes y ver de qué manera eso puede ser útil para mejorar aspectos como la memoria y el aprendizaje.

Advertisement

Vida

¿Los abrazos son efectivos para mejorar la salud?

El contacto físico no solo tiene que ver con la intimidad de una pareja. Abrazamos a nuestros amigos, hermanos, a nuestros padres, abuelos o incluso a desconocidos. De hecho, el contacto físico y el calor de los abrazos de las madres a sus bebés es vital para que sobrevivan.

Está científicamente comprobado que el abrazo nos hace sentir seguros, nos da tranquilad y calma la ansiedad. Abrazar también provoca en el cuerpo la producción de oxitocina, dopamina y serotonina que son las hormonas relacionadas con la felicidad, el amor y el bienestar.

Si bien para cada persona la consecuencia de un abrazo es diferente, hay algunas sensaciones que todos compartimos cuando nos abrazamos. El abrazo sincero con otro nos relaja, disminuye los niveles de estrés, reduce el dolor, la depresión y la ansiedad.

1) ¿Qué beneficios tiene para la salud abrazar?

Aumenta la confianza y la seguridad. Esto se debe a que nos sentimos apoyados y protegidos.

Reduce el enojo. Los abrazos sirven como reconciliación y para dejar de lado el enojo con la pareja o nuestros seres queridos. También logran empatía con alguien que no conocemos bien o que quizás no nos cae muy en gracia.

Mejora el estado de ánimo. Cuando tenemos un mal día en el trabajo o parece que todos los problemas nos acechan, abrazar a alguien puede hacernos más llevadera la jornada. Además un abrazo nos dará seguridad, elevará la autoestima y nos sentiremos con la capacidad para solucionar cualquier inconveniente.

2) Las ventajas físicas:

– Fortalece el sistema inmunitario.

– Reduce el riesgo de padecer demencia temprana, porque equilibra el sistema nervioso.

– Disminuye la presión arterial.

– Ayudan a dormir y descansar mejor.

– Aumenta la atención y la motivación.

– Calma el cerebro (ideal para evitar problemas de memoria o de concentración).

– Mejora ciertos patrones de conducta en los niños.

Continue Reading

Vida

Conoce cómo afectan los alimentos a tu cerebro

Las sustancias que contienen los alimentos (vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y más) tienen un impacto sobre tu cerebro, por lo que es importante que cuides lo que ingieres para mantener una buena salud cognitiva.

Cada uno de estos componentes nutricionales tienen un impacto en el funcionamiento y el desarrollo de nuestro cerebro, así como en el estado de ánimo y en la energía que tenemos.

El cansancio puede ser ocasionado por los mismos alimentos que ingerimos en la noche y puede ser motivado por la cena. Sin contar el agua y los líquidos, la mayor parte del peso del cerebro proviene de las grasas, de las proteínas y aminoácidos, de los micronutrientes y de la glucosa.

Las grasas que provienen de la dieta más importantes para el cerebro son las omega 3 y omega 6. Estos ácidos grasos esenciales están vinculados con la prevención de las enfermedades neurodegenerativas y son necesarios para crear y mantener las membranas celulares.

En segundo lugar, las proteínas y aminoácidos son los que favorecen el crecimiento y desarrollo del cerebro y su presencia o ausencia puede manipular cómo nos sentimos y nos comportamos. Los aminoácidos contienen los precursores de los neurotransmisores, las sustancias químicas que envían las señales entre las neuronas, y afectan al estado de ánimo, al sueño, a la atención o al peso corporal.

Las combinaciones de compuestos en los alimentos pueden estimular las células del cerebro para liberar noradrenalina que altera el humor, dopamina que entre otras cosas regula el placer, y serotonina que nos ayuda a sentirnos tranquilos y felices.

Por este motivo, tener una dieta variada ayuda a mantener el equilibrio y evitar que tu estado de ánimo se altere demasiado.

Continue Reading

Vida

Beneficios de los frutos secos para el organismo

Los frutos secos poseen muchos beneficios para el organismo, sobre todo de las que tienen como objetivo perder peso. Su alta cantidad de calorías y grasas es lo que tradicionalmente ha provocado el rechazo hacia estos alimentos, aunque es uno de los más grandes errores que comete la gente.

En la actualidad existe evidencia científica más que suficiente para afirmar que comer frutos secos no engorda, o al menos no hay estadística que demuestre la relación entre comerlos y ganar peso.

Estos son los beneficios de los frutos secos por los que deberías comerlos a diario:

Reducen el colesterol: los ácidos grasos no saturados ayudan a aumentar el colesterol bueno (HDL) y a reducir el mal (LDL).

Previenen las arritmias: el omega-3 ayuda a prevenir el desarrollo de ritmos erráticos en el corazón.

Evitan la formación de coágulos: hay cierta evidencia que señala que el omega-3 puede servir para prevenir la formación de coágulos, con un efecto en cierto modo similar al de la aspirina.

Relajan los vasos sanguíneos: el óxido nítrico es un compuesto que ayuda a relajar las venas y arterias y mejora la circulación. Para formarlo, es necesario tener suficiente arginina, muy presente en los frutos secos.

Previenen la diabetes tipo 2: al aumentar los niveles de glucagón, los frutos secos mantienen estable los niveles de glucosa, previniendo la formación de diabetes.

Sacian el apetito: al ser ricos en grasas y calorías, el efecto de los frutos secos sobre tu dieta puede ser al contrario de lo que pensabas: te llenan y por eso evitan que comas otros alimentos que no necesitas. Es justo el efecto contrario a las dietas bajas en calorías.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement