Síguenos en nuestras redes sociales

Variedades

14/02/2018 7:18 am ET

Murió el principe Enrique, esposo de la reina Margarita de Dinamarca

El príncipe Enrique de Dinamarca, un aristócrata francés amante del vino y de la poesía, que se casó con la reina Margarita II pero que nunca colmó su anhelo de llevar la corona, murió en la noche del martes a los 83 años.

“Su alteza real, el príncipe Enrique murió el martes 13 de febrero a las 23H18 (22H18 GMT) en el castillo de Fredensborg”, residencia oficial situada a unos 40 kilómetros al norte de la capital danesa, indicó la casa real, que precisó que en el momento de su muerte estaba acompañado por su mujer y sus dos hijos.

“El príncipe Enrique representó a Dinamarca con excelencia (…)” recordó el primer ministro danés Lars Løkke Rasmussen.

El presidente francés Emmanuel Macron rindió homenaje por su lado a su implicación en la “larga e inalterable amistad entre Francia y Dinamarca (…)”.

El príncipe había sido trasladado a su casa el martes para “vivir sus últimos momentos”, indicó el palacio.

La casa real danesa había anunciado en septiembre que el príncipe consorte sufría “demencia”.

El 9 de febrero, su hijo, el heredero, interrumpió su viaje a Corea del Sur con motivo de los Juegos Olímpicos para regresar al lado de su padre.

Nacido el 11 de junio de 1934 en Talence, cerca de Burdeos (suroeste de Francia), Henri Marie Jean André de Laborde de Monpezat se casó en junio de 1967 con la heredera del trono de Dinamarca, Margarita, que fue coronada en enero de 1972.

Desde el 1 de enero de 2016, el príncipe consorte estaba oficialmente jubilado, liberado de las obligaciones que cumplía con mayor o menor entusiasmo según su humor, marcado por el hastío de nunca haber obtenido el título de rey.

Tras una vida marcada por la polémica, en 2017 hizo saber públicamente que no quería ser enterrado junto a su esposa en la necrópolis real de la catedral de Roskilde, como es tradición en las parejas reales.

Al no haber obtenido el título y el papel que siempre anheló, argumentaba que no había sido tratado como su igual en vida y que, por tanto, no deseaba serlo en la muerte.

El “francés”
Henri de Laborde de Monpezat pasó sus primeros años en Indochina, donde su padre administraba las plantaciones familiares. La guerra les expulsó definitivamente de Vietnam, aunque Henri volvió posteriormente a Hanói para pasar su examen de bachillerato.

Tras estudiar Ciencias Políticas, vietnamita y chino, siguió la carrera diplomática. Tenía un puesto en Londres cuando conoció a Margarita, entonces heredera de la corona danesa.

Al casarse con ella, cambió de nombre, renunció a su nacionalidad francesa para convertirse en danés y cambió su fe católica por el protestantismo. Pero sobre todo se resignó, a regañadientes, a caminar tras los pasos de Margarita, adorada por sus súbditos.

“Acepto jugar el juego. Pero es muy duro para un hombre no ser considerado en el mismo plano que su esposa”, reconoce en sus memorias, “El destino obliga”, publicadas en 1997.

Más duro aún cuando el “francés” amante de las rimas, del vino y de la buena mesa, encarnación de la arrogancia meridional en tierra luterana, tardó en hacerse aceptar.

“Todo lo que hacía era criticado. Mi danés era flojo. Prefería el vino a la cerveza, los calcetines de seda a los de lana, los Citroën a los Volvo, el tenis al fútbol. Era diferente”.

En 1984, 12 años después de la llegada al trono de su esposa, obtuvo su propia asignación, deducida de la partida presupuestaria de la reina.

Unos 13 años después reemplazó por primera vez a la soberana, enferma, durante una visita a Groenlandia.

“¡Estaba en primera línea! Ya no era la sombra, el segundo, la silueta, el payaso, el perro faldero!”, ironizó después.

En 2002, un nuevo drama: la reina Margarita, aquejada de una gripe, le pidió al príncipe heredero, Federico, que la sustituyera para la lectura del mensaje de Año Nuevo.

Sin pensarlo dos veces, el príncipe consorte abandonó Copenhague furioso para refugiarse en el Castillo de Cayx, su propiedad vitivinícola en el sur de Francia.

Enrique, que también es escultor, publicó varios libros de poemas, algunos de ellos ilustrados por la propia Margarita, artista respetada.

AFP

Lee también:

Advertisement

Variedades

La extraña enfermedad que padece Brad Pitt

Pocos conocen su delicado tema de salud.

enfermedad que padece Brad Pitt

El galán hollywoodense Brad Pitt padece una enfermedad calificada como rara, la prosopagnosia, un trastorno neurológico que se produce cuando hay una desconexión entre la vista y el cerebro provocando la incapacidad de reconocer rostros. Penosamente esta enfermedad le ha traído muchos problemas en su entorno social, porque las personas se ofenden tomando como grosería que el actor no las reconociera.

Brad Pitt reveló su padecimiento en 2013 en entrevista para “Esquire”. Y según se ha revelado, esta enfermedad pudo haber sido causada en la época en la que el actor consumía drogas.

Lee también: Demi Lovato habría consumido la misma droga que mató a Prince

Por ahora Brad Pitt lucha contra otro mal: las mentiras de su ex, Angelina Jolie, quien ha declarado que el actor no le ha dado dinero para la manutención de sus hijos. Versión que ha sido desmentida por los abogados de Brad, señalando que su cliente le ha dado 9 millones de dólares a Angelina, quizá la actriz sufra de amnesia, uno nunca sabe.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Variedades

Demi Lovato habría consumido la misma droga que mató a Prince

La cantante recibe atención para tratar adicciones.

demi lovato

Demi Lovato casi perdió la vida por una sobredosis que tuvo el pasado 24 de julio, cuando a las 4 de la mañana, la cantante envió un mensaje de texto a su proveedor de drogas solicitándole que fuera a su casa, según informaron fuentes a TMZ.

Esa noche, la artista había estado en una fiesta en WeHo después de haber asistido a un cumpleaños en el Saddle Ranch ubicado en el Sunset Strip. Señalaron las fuentes consultadas por el mencionado medio que que la famosa se pasó en el consumo deliberado de Oxy Contin, un poderoso medicamento utilizado para el dolor.

Lee también: El triste espectáculo de Alejandro Fernández a bordo de un avión

Una fuente reveló  que el proveedor tenía costumbre de comprar drogas en México -sin conocimiento de Demi- y al parecer el Oxy Contin que consumieron estaba mezclado con Fentanilo, la misma droga por la que Prince perdió la vida.

El traficante supuestamente huyó de la casa de la estrella cuando notó que Demi estaba acostada en la cama y respirando fuertemente. La fuente indicó que Lovato usaba los servicios del hombre desde el mes de abril.

El viernes pasado, ella y su mamá volaron a Chicago por unos días donde recibió tratamiento de un renombrado especialista en adicciones.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo

Variedades

El triste espectáculo de Alejandro Fernández a bordo de un avión

Irreconocible el cantante sembró pánico.

Alejandro Fernández

El cantante Alejandro Fernández protagonizó un bochornoso momento en un avión que se viralizó en las redes sociales, debido a que generó pánico entre los pasajeros al lucir irreconocible y ebrio, por lo que debió ser retirado del medio de transporte.

Según el portal TVNotas, el polémico cantante volvió a ser parte de un terrible momento a bordo de un avión, donde sembró pánico en las personas al recordar el accidente de Durango, donde muchos de los usuarios perdieron la vida.

Lee también: Chiquinquirá Delgado sorprendió con inusual look

“Fue algo muy desagradable”, dijo uno de los testigos para la página de espectáculos de México, quien argumentó que “Alejandro estaba muy borracho” y buscó pelea a los sobrecargos, además “fue impertinente con los pasajeros.

La reacción del cantante se habría producido luego de la indicación de apagar los celulares y abrochar el cinturón, algo que no quiso cumplir. “Se levantó y nos empezó a mostrar el vídeo del avionazo de Durango”, dijo el testigo.

Según revelaron las fuentes del medio, el cantante tuvo que bajarse del avión junto a una jovencita que lo acompañaba tras la intervención de los agentes de seguridad, que llegaron por pedido de los clientes de la aerolínea, quienes no soportaban la actitud del intérprete.

Redacción Contexto Diario

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement